La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Ángel Mariscal

"La Casa Real siempre ha defendido el patrimonio"

Emma Real Jiménez - lunes, 19 de noviembre de 2018
La capital acogió el fin de semana el Foro Internacional de Ciudades Patrimonio, una cita sobre la que profundiza el alcalde, y presidente del Grupo de estas urbes en nuestro país, Ángel Mariscal


Cuenca será foco de atención internacional del ámbito del Patrimonio con este foro, ¿qué va a suponer para la ciudad? En Cuenca se dan cita gestores y expertos del Patrimonio europeos y de Iberoamérica para compartir experiencias, dialogar, compartir experiencias y, lo más importante, sacar una serie de conclusiones que van a llevar el sello de Cuenca. Creo que este intercambio de conocimientos va a ser muy importante.
¿Y para usted, y por ende para la capital conquense, qué implica ostentar la Presidencia del Grupo de Ciudades Patrimonio? He asumido esta responsabilidad tras tres años de estar como vicepresidente en la Comisión Ejecutiva. Es desde el 1 de julio de este año hasta el 30 de junio de 2019. He presidido también las Comisiones de Educación y Cultura de Patrimonio y Ciudad y me ha servido para conocer desde dentro el Grupo y adquirir experiencia que va a venir muy bien para este año, que es el del Patrimonio Cultural Europeo y en el que celebramos nuestro XXV aniversario. Es una buena noticia ostentar la Presidencia, también para la ciudad, que se beneficia de relevantes actos, como este Foro o la entrega del Premio a la Reina, que ha sido este viernes, o la Asamblea de Alcaldes.
Cuenca va a estar más visible. En diciembre habrá también una reunión de ámbito europeo, para solicitar ayudas a la UE y que nos apoye en conservación del patrimonio.
El encuentro se organiza bajo el lema ‘retos y oportunidades’ de estas ciudades en el siglo XXI, ¿cuáles considera que son los primeros? Los retos tienen más que ver con la planificación del patrimonio, porque hay que atender a éste y, al tiempo, al Urbanismo, la Cultura, abordar el problema que tienen nuestros cascos históricos con la pérdida de población sufrida... Hay que hacer esos cascos más atractivos, sobre todo para que venga gente joven. Dotarlos de Wi-Fi, que tengan un transporte y movilidad sostenible, darles más servicios, recuperar las tiendas de barrio, generar infraestructuras, como colegios, para atender las necesidades.
¿Cómo se pueden aprovechar las oportunidades? Las oportunidades van a venir de la mano de la implantación de las Nuevas Tecnologías. En el caso del turismo, hay una nueva tendencia entre los consumidores, todo tiene que estar accesible en Internet, tener presencia en las redes sociales, con información muy dinámica y basada en experiencias. Las ciudades Patrimonio tenemos que dar también ese paso de implantar las Nuevas Tecnologías y de ahí es de donde pueden venir esas oportunidades. Llegar a mercados más lejanos y atraer a potenciales viajeros que conozcan nuestra oferta cultural, turística, patrimonial. Ahí cobra importancia también la Revolución 4.0, estamos varias ciudades impulsando el Destino Turístico Inteligente. Nosotros lo vamos a hacer con cargo a la Estrategia Europea EDUSI para crear una plataforma web de la que puede beneficiarse no sólo el turismo.
El Foro coincide con las Bodas de Plata del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, ¿cómo cree que ha evolucionado el interés por el patrimonio en estos 25 años? En septiembre, cuando celebramos el acto en Ávila con la presencia de los seis alcaldes que dieron el paso, se recordó las incertidumbres iniciales, que se vencieron, porque en este tiempo el Patrimonio se ha demostrado que tiene una importancia enorme y un gran valor estratégico. En un mundo cada vez más globalizado y con una oferta turística muy competitiva, el patrimonio es un valor en alza, el de Cuenca es excepcional, y es un motor económico y de generación de puestos de trabajo que hay que aprovechar. Una ciudad como ésta, con 57.000 habitantes, que tenga dos Fiestas Declaradas de Interés Turístico Internacional, como son la Semana Santa y la Semana de Música Religiosa, que disponga de nueve museos y que, de las cuatro Insignias Culturales de Castilla-La Mancha, tres estén aquí -la Semana de Música Religiosa, el Museo de Arte Abstracto y la Fundación Antonio Pérez- nos posiciona como una potencia cultural de primer orden.
Los participantes proceden de Europa y América, ¿contribuirá a difundir la promoción de Cuenca fuera de nuestras fronteras? Por supuesto, es fundamental. Este año, además, estamos batiendo récord en la celebración de jornadas y congresos en la ciudad, que son citas que traen cientos de visitantes que se alojan en hoteles, comen en restaurantes, visitan museos... Lo más importante es la promoción que en esos eventos se hace, porque muchos vuelven con sus familias. Este foro es de tamaño medio, unos 150 participantes, pero con el gran valor de su temática.
A menudo las inversiones en recuperación del patrimonio son cuantiosas, ¿cree que son bien entendidas por la sociedad o hay que hacer un esfuerzo en concienciar que son compatibles con atender otras necesidades sociales?
Es un deber mantener, conservar y consolidar el Patrimonio y que redunde en un atractivo cultural y turístico. Es nuestra responsabilidad transmitir esa necesidad y hacer ver a la ciudadanía que su preservación y mejora redunda en su calidad de vida y señas de identidad. El turista cultural es de nivel medio alto y eso también favorece directamente el lugar al que acude, respeta el entorno. Es un turismo   que la población lo acepta.
En esa labor de concienciación ¿es parte importante también el Consorcio Ciudad de Cuenca?¿Qué resultados tiene esta fórmula? Hay tres Consorcios en España, Toledo, Santiago y Cuenca. No implica tener un mayor presupuesto, aunque en Cuenca lleva invertidos más de 50 millones de euros desde que se creó, 2,4 millones este año, pero lo más importante es que permite hacer una programación plurianual con los recursos. En Cuenca, entre las cuatro administraciones que lo integramos nos ponemos de acuerdo y tomamos las decisiones para revertir en beneficio en la ciudad. A la rehabilitación y conservación se destina un 75% del presupuesto, pero es muy importante que se dedica también casi el 25% restante a la promoción cultural y turística. Además, a lo largo de este mandato, con motivo del XX Aniversario de la Declaración de Cuenca Patrimonio de la Humanidad, hemos duplicado ese presupuesto, hasta ahora se había hecho poca promoción. Ha habido más de 160 eventos con motivo de ese XX Aniversario entre 2016 y 2017 y ha tenido una aportación del Consorcio de más de 500.000 euros; o la renovación del Museo de Arte Paleontológico o de las Ciencias se ha llevado en torno a 700.000 euros; hemos apoyado la nueva iluminación de la Catedral, que ha quedado impresionante, y hemos destinado 11 millones de euros a conservar y rehabilitar edificios, como las Casas Colgadas. Aquí, hemos tenido que recuperar el edificio, hacer un proyecto, licitarlo y las obras van a empezar pronto.
¿Cuánto de pronto?
Antes del 10 de diciembre hay que firmar el acta de inicio de las obras. También hemos abordado la restauración de la fachada del Ayuntamiento, estamos con la Casa del Corregidor, para tener un Palacio y dedicarlo a actividades culturales...
¿Hasta qué punto es importante que Cuenca tenga el paraguas del Real Patronato? 
Parece que hay otras muchas ciudades que quieren impulsar otros Reales Patronatos, esos Consorcios, pero creo que, por la situación en la que estamos, no va a haber más por el momento. En lo que estamos los existentes es en hacer la mejor gestión posible para que se mantengan.
 ¿Es el turismo el único subsector económico que se beneficia de cuidar nuestra historia?
Para nada, no es sólo el turismo, sino museos, hoteles, comercios, artesanía -que aquí estamos en el Año Pedro Mercedes-, con lo que la cultura, el espectáculo y todo el tejido social se beneficia. El gran éxito de nuestro XX Aniversario es que el 100% del presupuesto, en torno a 700.000 euros, y de las ayudas que da el Consorcio, se queda en la ciudad, revierte en ella. Mi percepción es que hay mucha demagogia con las grandes exposiciones de artistas de reconocido nombre. Impulsan la actividad cultural de la ciudad, no hay que asociarlo con atracción de visitantes. Las exposiciones complementan a la ciudad, pero el gran atractivo de la ciudad es la ciudad en sí. 
¿Recuperar Patrimonio y adaptarlo implica también ganar en accesibilidad? Se están impulsando muchas iniciativas en este sentido…
El tema de la accesibilidad se lleva trabajando mucho tiempo por parte de algunas ciudades del Grupo, y algunas, como Ávila o Cáceres, tienen reconocimientos internacionales por ello. No se trata de recuperar en un mandato lo que no se ha hecho en tres o cuatro y más en nuestro caso, porque Cuenca es una de las capitales más endeudadas de España. El Grupo está haciendo un esfuerzo grande en accesibilidad, se han creado aplicaciones para móviles para hacer rutas accesibles, audioguías para descargar, colaboramos con la Fundación ONCE para facilitar las visitas a las personas con discapacidad. Son acciones de las que nos beneficiamos todos, pero todo hay que hacerlo de forma programada. En Cuenca, y es una novedad, estamos a punto de llevar a cabo un Plan Estratégico de Accesibilidad Integral, que no sólo tiene que ver con la accesibilidad física, sino cognitiva o en las redes sociales, que la haremos a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible y que va a permitir saber cómo estamos y a dónde tenemos que destinar nuestros escasos recursos económicos para conseguir los mejores efectos. 
¿Es un ejemplo concreto el apoyo del Consorcio al ascensor para acceder al casco histórico?¿Cuándo podrá ser una realidad?
Ni un ascensor, ni cuatro resuelven el problema de accesibilidad al casco histórico, que tiene un desnivel de más de 300 ó 400 metros y con un centro histórico muy alargado. Hay que ver al tiempo cómo llega la gente a la ciudad y el recorrido hasta llegar al ascensor. De hecho, Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) rechazó dos proyectos de ascensor previos porque este aspecto no estaba resuelto. Aparte, la Junta también ha ido cambiando de discurso. Empezó por un ascensor en  mitad del puente de San Pablo y se han hecho después otras  propuestas, algunas por muchos millones de euros y varios ascensores.
Al final se va a hacer un ascensor, que viene en el Plan Especial del Casco Antiguo, a la Plaza de Ronda, que va a permitir dar servicio a uno de los aparcamientos municipales, pero también exigimos que se haga una obra en el Paseo del Huécar -un nuevo paseo fluvial-, y una intervención en la muralla, para poner a disposición nuevos recursos turísticos. Este mismo martes nos llegaba de la Junta documentación que habíamos solicitado, referente a las parcelas que nos pide que pongamos a su disposición, y falta también que el Consorcio nos conceda una ayuda de un millón de euros, porque el presupuesto de las tres actuaciones será de algo más de cinco. Todo eso es muy importante para que por fin se pueda firmar el convenio. 
Momento clave es la entrega, a la Reina Sofía, del Premio Patrimonio 2018. Se le reconoce su apoyo a la protección y difusión del patrimonio y su especial sensibilidad por la cultura. ¿Su presencia es un gesto más de implicación?
La Casa Real, con su Majestad el Rey a la cabeza, ha estado muy implicada con la defensa del patrimonio histórico y cultural. España es una potencia en ese ámbito. Nos ha recibido en varias ocasiones a los alcaldes y me ha sorprendido gratamente su conocimiento y preocupación en la materia. El Rey presidió en Ávila el acto principal del XXV Aniversario del Grupo de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad y es muy importante que su Majestad la Reina, que ha venido a los tres conciertos inaugurales del Ciclo de Música de Cámara, haya aceptado. Evidencia su implicación y compromiso.
¿Qué significa para usted entregar este premio a la Reina?
Es un honor para mí y creo que para la ciudad de Cuenca. Es la XI edición. En las anteriores se entregaron a fundaciones y organismos que tienen que ver con la rehabilitación del patrimonio, pero este año hemos puesto el acento en la promoción y difusión cultural, algo que la Reina ha demostrado a lo largo de su trayectoria. Ha apoyado la labor cultural del Grupo y nos ha premiado siempre con su presencia y eso la hace digna merecedora de este premio.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD