La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de noviembre de 2018

Un diccionario para entender qué pasó con CCM

C.S.Rubio - lunes, 5 de noviembre de 2018
Xabier Alkorta fue el hombre que el Banco de España designó para pilotar la integración de CCM en Cajastur. - Foto: Arturo Pérez
El Banco de España rubricó hace unos días la desaparición oficial del Banco Castilla-La Mancha como entidad de crédito. Se cierran casi los 10 años de ‘penitencia" de CCM, la primera caja de ahorros intervenida por el Banco de España

Aeropuerto de Ciudad Real. El aeropuerto ha estado en el epicentro de todos los ataques vertidos contra la ya extinta Caja, a causa de los créditos concedidos a los inversores en esta infraestructura. De hecho, la sentencia firmada por el juez José María Vázquez Honrubia en 2016 en la Audiencia Nacional, insistía en la sospecha sobre el posible «trasfondo político» de muchas inversiones llevadas a cabo por CCM, subrayando el caso concreto del proyecto del Aeropuerto de Ciudad Real. No obstante, a pesar de sus sospechas, Vázquez Honrubia reconocía no tener «pruebas de entidad y consistencia bastante» para entender que se hubiera cometido un delito de fraude societario, tal y como defendían las acusaciones privadas, lideradas por Liberbank y la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas.

Banco de España. El Banco de España intervino CCM el 29 de marzo de 2009, tras el fracaso del proceso de fusión con Unicaja y ante el grave problema de liquidez que presentaba la entidad. El noviembre anterior, ya había advertido a la Caja de la necesidad de buscar soluciones a su creciente morosidad. CCM fue la primera entidad en ser intervenida. En los años siguientes vendrían el resto y el desplome del modelo de cajas de ahorro.

Bárcenas (Jesús). El que fuera presidente de la Cecam, dimitió en enero de 2009 como vicepresidente de CCM, tras cerca de 6 meses de ausencia. Alegó «motivos personales» y su marcha provocó repetidas peticiones de información por parte de la oposición.

Cajastur. En noviembre de 2009 el Banco de España autorizaba la integración de CCM dentro de la estructura de Cajastur. Para llevar a cabo esta operación, CCM se transformó en el Banco Castilla-La Mancha, propiedad en un 75% de Cajastur y en un 25% de la Fundación CCM. A juicio del Banco de España, este plan de integración era el que mejor cumplía los criterios de solidez y racionalidad económica y financiera. El negocio financiero de CCM en aquel entonces estaba cifrado en unos 2.000 millones.

Consejo de Administración. Los ex consejeros de CCM alegaron  siempre que la dirección de la Caja no les informó en ningún momento de la situación financiera ni de las recomendaciones del Banco de España. En la mayoría de los casos han sido sancionados por el Banco de España y fueron investigados por la Audiencia Nacional. Las sanciones del Banco de España al Consejo de Administración oscilaron entre los 6.000 y los 155.000 euros, por faltas graves y muy graves en la gestión y control de la entidad.

Corporación CCM. CCM Corporación tenía en el momento de la intervención unas plusvalías netas de casi 500 millones según los datos que manejaba el Banco de España, aunque la crisis inmobiliaria tocó de lleno a parte de sus sociedades participadas. Fue entregada al Fondo de Garantía de Depósitos para cubrir el coste de la integración de CCM en Cajastur. La mayor parte de sus activos han sido ya vendidos.

Depósitos (fuga de). Entre febrero y marzo de 2009, CCM sufrió una importante fuga de depósitos. Los ahorradores llegaron a retirar en estas semanas 600 millones. Desde el entonces Gobierno regional de Barreda se habló de campaña contra la caja.
Empleo. CCM tenía una plantilla de casi 3.000 empleados. En un primer momento salieron de la caja en torno a 300 empleados vía prejubiliaciones y bajas incentivadas. Tras la creación de Liberbank, se plantearon una serie de ERE que terminaron en los tribunales. Se estima que la entidad ha ‘adelgazado’ más de un 30% su volumen de empleo y los sindicatos han argumentado desde el principio que los exempleados de CCM se llevaron la peor parte en el reparto de estos ERE.

Fondos de Garantía. Un mes después de la intervención de CCM se emitieron participaciones preferentes por valor de 1.300 millones, suscritas en su totalidad por el Fondo de Garantía de Depósitos y sensiblemente inferior a los 3.000 millones que algunos agoreros manejaban. Además, el proyecto de integración parcial en Cajastur contó con un ‘seguro’ de 2.475 millones del FGD.

Gorka Barrondo. Gorka Barrondo asumió la Dirección de CCM tras la intervención. Falleció en septiembre de 2014 a causa de una enfermedad degenerativa.

Hacienda (Consejería de). La vicepresidenta y consejera de Hacienda de la Junta hasta 2011, María Luisa Araújo, fue señalada tras la intervención como responsable última de la intervención por algunos sectores, ya que la Junta tenía la tutela de la entidad. Araújo defendió que la Junta «jamás» sugirió inversiones a la CCM y negó que hubiera «dejación de funciones» en la gestión de la caja regional. En su día, justificó la intervención por el «grave problema de liquidez» que sufría la caja, pero negó siempre problemas de solvencia.
Inmobiliario. El sector inmobiliario fue el talón de Aquiles de CCM. Según el Banco de España, la entidad no contaba con mecanismos adecuados para el control de riesgos y aprecia «graves deficiencias en los procedimientos de decisión de las inversiones y desinversiones del Grupo CCM». Las inversiones inmobiliarias llegaban al Consejo de Administración «a posteriori» y se detectaron créditos cruzados para financiar a las sociedades de la Corporación empresarial y «eludir las normas en materia de concentración de riesgos», según apuntaba el informe del regulador.

Ildefonso Ortega. El Banco de España acusa al ex director general de la Caja, Ildefonso Ortega, de «impericia» a la hora de realizar los informes financieros y de haber llevado al Consejo de Administración datos erróneos, que hablaban de coeficientes de solvencia dentro del marco legal, cuando la entidad ya estaba en una situación de infracapitalización. También señala «falta de diligencia en la elaboración de las cuentas». Finalmente, el Banco de España le impuso una sanción de 150.000 euros y la Audiencia Nacional le condenó a dos años de cárcel, a una multa y a la inhabilitación. No llegó a pisar la prisión.

Juicio. La sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso CCM se conoció en febrero de laño 2016 tras casi siete años de trabajo judicial. Tanto la instrucción  como el juicio en sí tuvieron una gran transcendencia de mediática, al se el primer caso juzgado a cuenta del desmoronamiento del modelo de cajas de ahorro en España. (Véase también la entrada Nacional, Audiencia).

Liberbank. En 2011, un año después de la integración de CCM en Cajastur, nacía Liberbank, un banco constituido por la fusión de la ya citada Cajastur con Caja Extremadura y Caja Cantabria. Tras un proceso de integración que ha durado años, la imagen de CCM se ha ido diluyendo poco a poco bajo la marca ‘Liberbank’ hasta desaparecer por completo. La entidad salió a bolsa en mayo de 2013 y, tras varios años de fuertes saneamientos, ha cerrado el balance de los primeros nueve meses de 2018 con un beneficio neto de 108 millones. En los últimos años se ha hablado del interés del Banco de España en fusionar Liberbank con otras entidades financieras de tamaño medio. No obstante, todo han sido rumores hasta el momento, ninguna operación ha cuajado.

Moltó (Juan Pedro Hernández Moltó). El Banco de España recriminó al ex presidente de CCM, Juan Pedro Hernández Moltó, el haberse extralimitado en sus funciones. Además, le sancionó el haber dejado «en un segundo plano el mantenimiento de los recursos propios de la entidad a partir de septiembre de 2007», para «intentar mantener, a pesar de las dificultades económicas, un cierto nivel de crecimiento y la obtención de liquidez a través de la obtención de recursos ajenos». Moltó, en cambio, defendió que su cargo era meramente institucional. Finamente, fue multado por el regulador y condenado a dos años de cárcel por la Audiencia Nacional.  No llegó a pisar la prisión.

Nacional (Audiencia). La Audiencia Nacional condenó en febrero de 2016 al expresidente de CCM y a su exdirector general por un delito de falsedad contable y les impuso una multa de 29.970 euros y la inhabilitación. La sentencia señaló que, si bien fue Ortega quien configuró el artificio contable que permitió a la caja dar beneficios en 2008 cuando tenía pérdidas «galopantes», Hernández Moltó lo asumió todo.

Obra Social. Tras la transformación de CCM en un banco, la obra social desapareció como tal y se transformó en la llamada Fundación CCM, propietaria hasta hace poco del 25% de la entidad. La falta de beneficios en estos años en el Banco CCM dejó a esta Fundación prácticamente sin actividad.

Partido Popular. La entonces líder de la oposición, María Dolores Cospedal, tuvo una posición beligerante en torno a la CCM desde el principio. Ordenó a todos los consejeros del PP en la entidad que cesaran de sus cargos pocos meses antes de la intervención, aludiendo falta de información, y expulsó del partido a quienes no lo hicieron. No obstante, durante sus años al frente de la Junta de Comunidades (2011-2015) nunca llevó a cabo la comisión de investigación en las Cortes sobre CCM que tanto había reclamado sus tiempos en la oposición. La vinculación de su actual esposo, Ignacio López del Hierro, con CCM Corporación también fue siempre objeto de polémica, ya que apoyó las ampliaciones de capital del aeropuerto. Moltó llegó a asegurar que había entrado en la entidad por petición expresa de Cospedal.

Pérdidas. Tras la intervención, el Banco de España exigió a la entidad una dotación extraordinaria de sus créditos, cerrando el ejercicio 2008 con 740 millones de pérdidas. La entidad, convertida un año después en banco, nunca remontó y cerró todos los ejercicios con pérdidas. 2016 fue uno de los peores años tras la intervención, cerrándose con 111 millones de pérdidas.

Riesgos. El Banco de España detectó en su pliego de sanciones que la entidad no contaba con un equipo de control real de los riesgos y tenía «graves deficiencias en los procedimientos de decisión de las inversiones». (Ver Ildefonso Ortega y Moltó).

Siete mil millones de euros. El rescate de CCM costó más 7.316 millones de euros de recursos públicos, bien empleados directamente en reflotar la entidad, bien comprometidos a través de diferentes líneas de crédito. En concreto, fueron 4.316 millones a cargo del Fondo de Garantía de Depósitos y 3.000 de ‘crédito urgente’ del propio Banco de España, según consta en el informe del Tribunal de Cuentas sobre la actuación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que se presentó en el Congreso de los Diputados.

Toledo versus Cuenca. Tras la integración de CCM en Liberbank, Cuenca, sede social de la antigua caja regional, perdió peso frente a Toledo, capital de Castilla-La Mancha y mejor comunicada con Madrid. En 2016 se instaló en Toledo del centro de operaciones de Liberbank.

Unicaja. La caja malagueña y CCM comenzaron las negociaciones en torno a una posible fusión en febrero de 2009. El fracaso de la operación precipitó la intervención de CCM.

Valenciana (Comunidad). El Arco Mediterráneo y, fundamentalmente, la Comunidad Valenciana, eran las principales áreas de expansión de CCM. Tras el plan de viabilidad puesto en marcha con la intervención, esta zona concentra la mayor parte de los cierres de oficinas previstos, en torno a un centenar.

Webs. Las webs de los digitales y confidenciales fueron caldo de cultivo de la rumorología sobre la entidad durante el proceso previo y posterior a la intervención.

Xabier Alkorta. Prejubilado de la Kutxa y hombre de confianza del Banco de España. Llegó a la Caja tras la intervención como director general del Grupo CCM y para dirigir la entidad hacia una fusión.

Yébenes (Los). En enero de 2008 una emisora local confundió las siglas de CCM con la de una empresa local en quiebra y provocó el ‘pánico’ entre los ahorradores, que retiraron buena parte de sus ahorros en unas horas. Éste fue el primer rumor de los muchos que trascenderían sobre la salud de la entidad.

Zapatero. Los mentideros políticos vincularon la amistad de Rodríguez Zapatero y el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces, como un plus más que se sumó a la oferta de Cajastur.

Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD