La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de octubre de 2018

De toma pan y moja

Manuel Pérez - domingo, 20 de septiembre de 2015
María Luisa Bascuñana, junto a miembros de Afocu. - Foto: Reyes Martínez
Pilar Martínez Herrero y Las Vacas Colgadas ganaron ayer el concurso degustación de gachas de SanMateo • En esta edición compitieron 35 personas en la categoría individual y 17 en la de peñas

 
Saladas, dulces y hasta picantes. Gachas para todos los gustos hubo ayer entre los 52 peroles que compitieron en el concurso degustación de San Mateo organizado por el Ayuntamiento de Cuenca. De ellos, 35 lo hicieron en la categoría individual y 17 en la de peñas. 
La competición arrancó de forma puntual a las diez de la mañana. Para esa hora el Consistorio ya había dispuesto 2.000 kilos de madera provenientes de la fábrica municipal en el aparcamiento del Castillo, y también los montículos de arena sobre los que los competidores se dispondrían a hacer el fuego.
La afluencia de público desde primera hora de la mañana, animado por el veranillo de San Miguel, hacía presagiar que el de ayer sería el concurso más participado de los últimos años. Así lo confirmaba Juan Pedro Huerta, que lleva compitiendo doce años por la peña no oficial O.G.T., y sentenciaba que «este año hay más gente que nunca».
Mientras los curiosos miraban, los cocineros se disponían a preparar la lumbre sobre la que posteriormente colocarían trébede y perol. La base de la receta para todos ellos era la misma: la de unas gachas al estilo tradicional. A partir de ahí, cada maestrillo con su librillo. Unos optaban por agregar hígado frito. Otros por hacerlo hervido y triturado. Y lo más «modernos», por añadir boletus, bien seco y en polvo, o natural y troceado.
Entre estos últimos se encontraba María Luisa Bascuñana, que explicaba que era la primera vez que competía animada por su familia y los miembros de la Asociación de Fotógrafos de Cuenca (Afocu). De su buena mano con las gachas daba fe su nieto Manuel Evangelio así como algunos de los amigos presentes, que apuntaban que más de 42 años en la cocina de la Churrería Marisa eran el secreto de su buen hacer.
Resignada a no ganar, por la relación de su hermano con el Ayuntamiento, lo hacía Amparo Muñoz, hermana de Pablo Muñoz, jefe del Servicio Municipal de Bomberos. «Esto de que te conozcan en mi caso es contraproducente», afirmaba entre bromas rodeada de amigos y mientras ofrecía probar sus gachas a cuantos se acercaban.
En la categoría individual competía también José Gómez. En su caso lo hacía por cuarta vez, y con la esperanza de repetir el tercer premio que consiguió el año pasado. Él y sus amigos explicaban que subir al concurso de gachas se ha convertido en una tradición que cumplen cada año fielmente «por el buen rato que echan junto a un vaso de vino». En su caso, acompañado por unas gachas al estilo tradicional.
 
Las peñas. Entre las 17 peñas que competían este año se encontraba el Vatakazo. Carlos Huerta, el cocinero, explicaba que lleva tres años compitiendo con la misma receta: unas gachas con hígado y níscalos, que comen con forro asado. El único secreto para él es «dejar que hiervan bien para que no sepan a harina, y moverlas para que no queden grumos». Así, con mano firme y bajo la supervisión de Carmen Vindel, que asesoraba desde fuera sobre la cantidad de especias que debía poner, Huerta elaboró unas sabrosas gachas de las que dieron cuenta un gran número de peñistas y curiosos.
A pocos metros del Vatakazo , Moisés Juberías, de Orden del Temple, competía por sexto año consecutivo con una receta tradicional sin hígado ni setas. Su secreto, según confesó, un toque de orégano al final que, en el año 2010, le valió un segundo premio.
Del sabor de las mieles del éxito quien más sabía ayer era Juan Pedro Huerta, que competía por duodécima vez  en la categoría individual para la peña no oficial O.G.T. Él, que viene participando desde que el concurso se hacía en la plaza de Ronda, ha conseguido en estos años un primer premio y dos segundos. El secreto de sus gachas, «el amor con el que las cocina».
 
El jurado. Tanto o más que los cocineros, disfrutaron ayer los miembros del jurado encargado de fallar el concurso, y que estuvo presidido por el concejal de Festejos, Pedro José García Hidalgo, y formado por representantes del Partido Popular, Izquierda Unida, Ciudadanos, la Federación de Asociaciones de Vecinos y Mahou Sin-La Moneda. Por parte del Grupo Municipal Popular, además de García Hidalgo, estuvo presente la edil Elsa Jiménez que, cual Samantha Vallejo-Nájera en Master Chef, iba probando gachas valorando el sabor y la textura del plato; así como el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, que hizo la cata con el jurado, aunque sin valorar.
Después de liberar y sumar puntuaciones, a las 13 horas se conocía el fallo, que premiaba en la categoría individual a Pilar Martínez Herrero (primer puesto), Pablo Molina (segundo puesto) y Jesús Ángel Calzada Canales (tercer puesto); y en la categoría de peñas, a Las Vacas Colgadas (primer puesto), Los de la fuente de los canónigos (segundo puesto) y Los de la escalera de la catedral (tercer puesto).

Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol