La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

jueves, 27 de abril de 2017
Vivir

Motivos para la ilusión en la SMR

Marco Antonio de la Ossa - sábado, 15 de abril de 2017

Compartir > >
Compartir esta noticia en Tuenti Compartir esta noticia en Meneame Compartir esta noticia en Buzz Compartir esta noticia en Windows Live Compartir esta noticia en Delicious

Este domingo 16 de abril finaliza la quincuagésimo sexta edición de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, declarada de interés turístico internacional y cuarto festival más antiguo de España. Así, este fin de semana el público está pudiendo disfrutar de cuatro conciertos que sirven como cierre a la propuesta diseñada por Cristóbal Soler, nuevo director artístico del ciclo, en un convulso y complejo 2017. El primero de ellos se celebró el día 15 en la capilla del Hospital de Santiago a las 12,30 horas, con entradas a 20 euros. Tuvo como protagonista al director Antonio Fauró y al Coro de Cámara de la Academia SMRC, una de las novedades de este año, que interpretó una misa de Dvorak y diferentes corales de Johann Sebastian Bach.
Por la tarde (18 horas, 25/20 euros), los organistas Ignasi  Jordà y Javier Artigas acompañaron a los Ministriles de Marisas y a Schola Antiqua, una formación habitual en la SMRC. Ambas agrupaciones, conducidas por Francisco Rubio y Juan Carlos Asensio, ejecutaron la Missa Pro Victoria de Tomás Luis de Victoria. Ya de noche (21 horas, 25/20 euros) y en parte a beneficio de Cáritas, el Coro de RTVE interpretó en la primera parte el Requiem de Maurice Duruflé. Mientras, en la segunda se contó con el concurso de Amancio Prada, Yulia Iglinova y Javier Albarés para, en conjunto, celebrar el cuarenta aniversario del estreno del Cántico espiritual de san Juan de la Cruz.  

Último concierto. Este Domingo de Resurrección se lleva a cabo el recital de clausura en la iglesia románica de Arcas, una población cercana a la capital de Cuenca, a las 13 horas y con entradas a 20 euros. El grupo Música Ficta, dirigido por Raúl Mallavibarrena, es el encargado de trasladar al sonido un programa compuesto por obras de maestros de la época renacentista como Tomás Luis de Victoria, Palestrina, Lasso o Monteverdi, entre otros.  

Análisis. Quizá el hecho más importante es haber salvado una edición muy difícil y plagada de polémicas, deudas, embargos y noticias poco adecuadas que no han hecho ningún bien al festival. Sea como fuere, la Academia SMRC se ha mostrado como una buena idea que ojalá tenga proyección en años sucesivos; también es reseñable, como está previsto, la realización de conciertos fuera de la Semana Santa y la prolongación del espectro de actuación del festival.
El apoyo a la investigación musicológica, en este caso realizada por el conquense José Luis de la Fuente Charfolé en el archivo de la Catedral de Cuenca, ha sido otro punto a destacar en lo positivo, así como la ampliación y continuación de las grabaciones y retransmisiones en TVE, Castilla-La Mancha Media y Radio Clásica. Por supuesto y como es esperable, también ha habido veladas de muy buen nivel musical, como el vivo, vibrante y operístico Stabat Mater del Jueves Santo, con las destacables aportaciones de la soprano Marjukka Tepponen, del tenor Andrea Concetti y una intensa Orquesta y Coro de RTVE.
En  los apartados quizá a mejorar, la 56 SMRC no parece haber levantado la atención mayoritaria del público a tenor de las mejorables entradas que hemos podido ver en muchos recitales y de las muchas invitaciones que se han repartido en los conciertos iniciales  (no hemos visto ningún lleno en el Teatro Auditorio). Tal vez unos horarios muy variables y difusos, los precios, muy elevados en algunos casos, el descenso del nivel internacional, el hecho de que algunos programas se hayan interpretado recientemente por las mismas formaciones en Madrid o el concurso de algunos conjuntos y las obras seleccionadas son parte de los motivos, en global, de una matizable y ampliable respuesta, más teniendo en cuenta un presupuesto de cerca de 450.000 euros. En otro orden, también se debería cuidar la elección de las obras contemporáneas, los programas de mano que se entrega en cada concierto al público, eliminar una innecesaria duplicidad de cargos y tener en cuenta al público infantil y juvenil a través de un programa pedagógico de relevancia, entre otros ámbitos 

Conciertos. Refiriéndonos en concreto a algunos de los recitales, el concierto 1 del sábado 8 de abril mostró el buen nivel del actor Rafa Núñez y de la Escolanía Ciudad de Cuenca, aunque la supuesta ópera de José María Sánchez-Verdú se evidenció más cercana a un monólogo con música incidental de gran brevedad para completar por sí sola un programa, no más de cuarenta minutos, máxime cuando la entrada se situaba en 30/25 euros.
Por su parte, en la velada del lunes 10 de abril y con el Cuarteto Casals en el escenario de la antigua iglesia de san Miguel (regresaba trece años después a la SMRC) el estreno de Francisco Coll Cánticos dejó muchas dudas en una breve propuesta de poco más de cuatro minutos. También se interpretó Las siete últimas palabras de Cristo en la cruz de Hadyn, una obra recurrente y que prácticamente se escucha de forma anual en los escenarios conquenses. 
El martes fue el turno de la cantata para solistas, coro y orquesta Lazarus, de Schubert, que corrió a cargo de la orquesta y coro de la Academia de la SMRC, formaciones que se mostraron muy motivadas en el escenario del Teatro Auditorio de Cuenca.
A continuación, el miércoles 12 fue el turno de la joven agrupación británica Choir of Gonville and Caius College Cambridge, que trasladó al sonido un programa compuesto por la Pasión según San Mateo de Alonso Lobo, otras obras presentes y recuperadas del archivo de la Catedral de Cuenca y una misa de Byrd. En las siguientes dos jornadas, fue el turno de la Orquesta y Coro de RTVE, a los que pudimos escuchar en dos conciertos en la sala del Paseo del Huécar volviendo a ejecutar, como hicieron hace unas semanas en el Teatro Monumental de Madrid, el Stabat Mater de Rossini y Un réquiem alemán de Brahms.
En definitiva, la 56 Semana de Música Religiosa ha mostrado en parte la línea de la nueva dirección artística de Cristóbal Soler. Esperamos que, con más tiempo, perspectiva y estabilidad, pueda de nuevo situar al ciclo conquense como uno de los más relevantes en su género y atraer, máxime atendiendo a su presupuesto e historia, a la ciudad Patrimonio de la Humanidad a los solistas y agrupaciones más importantes a nivel mundial en el ámbito de la música culta. 

 

La Tribuna de Cuenca de siempre, ahora en tu dispositivo Android. Lee �La Tribuna de Cuenca�, ahora en tu iPad. La Tribuna de Cuenca en Kiosko Promecal
Pulsa aquí para conectarte.
Si aún no estas registrado pincha aquí
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Cuenca digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol