La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

23 de septiembre de 2018

Yates vence a lo grande en Les Praeres

SPC - domingo, 9 de septiembre de 2018
Yates vence a lo grande en Les Praeres - Foto: Manuel Bruque
El británico reivindica su condición de aspirante al triunfo final de la prueba al recuperar el maillot rojo

Simon Yates (Mitchelton-Scott) recuperó ayer el maillot de líder de la Vuelta a España tras conquistar el alto de Les Praeres en la decimocuarta etapa, imponiéndose a Alejandro Valverde y Nairo Quintana, ambos del Movistar Team, en un final explosivo que hizo perder a Jesús Herrada (Cofidis) su condición de primer clasificado, al llegar a más de nueve minutos de los favoritos, tras sufrir un calvario desde que quedó descolgado en el descenso del Alto de Mozqueta.

Su victoria llegó en uno de los días ‘grandes’ -antes de los Lagos- y después de que dos fugas marcasen el decimocuarto capítulo de la ronda. Primero, la de Michal Kwiatowski, el único superviviente de una escapada de seis corredores que terminó con el polaco como gran candidato a la victoria tras adjudicarse el premio a la combatividad de la jornada. 

Sin embargo, la fuerza de Vincenzo Nibali al frente del pelotón y las sinuosas carreteras antes de afrontar el plato final del día -con tres puertos de primera y segunda categoría- echaron por tierra la intentona de Kwiatowski, que cedió su protagonismo a falta de cinco kilómetros para la meta. El premio iba a llevar el nombre de otro corredor. 

Lo intentó el holandés del LottoNL-Jumbo, Steven Kruijswijk, que aumentó la pedalada cuando tan solo quedaban tres kilómetros para la pancarta definitiva, pero con un auténtico muro por delante por escalar. El esfuerzo principal estaba por llegar y esos 3.000 metros se recorrieron en más de 10 minutos infernales. Valverde aceptó el guante, bien dirigido por su compañero Carapaz, pero todavía quedaba un mundo para bajarse de la bici. 

En ese momento, Quintana sacó las garras y Enric Mas revoloteó con ímpetu en el grupo de siete corredores que se iba a disputar el éxito  en los últimos metros de la etapa. El colombiano lo intentó primero a falta de un kilómetro y medio, pero el ataque más decisivo fue el de Yates, que dio un golpe sobre la mesa a menos de 1.000 metros para la meta. Sin mirar atrás, y con mucha contundencia pese al esfuerzo acumulado, el corredor del Mitchelton se hizo hueco entre la multitud de aficionados para coronar en solitario. 

  Valverde pegó un último arreón cuando apenas quedaban 300 metros, pero Yates enfiló sin miramiento su segunda victoria en esta edición de la Vuelta que le otorga el crédito ‘perdido’ días atrás. Con este triunfo, el británico vuelve a la cúspide de la jerarquía de la Vuelta, y a ser el favorito número uno. Fue más fuerte que nadie en la montaña de la Sierra de Peñamayor, pero como la clasificación quedó apretada, aún no se considera patrón de la carrera. «No soy favorito. Si me responden las piernas en los Lagos de Covadonga estaré feliz, pero las diferencias no son importantes y queda mucha carrera», apuntó el británico, en referencia a los 20 segundos que ahora tiene de ventaja sobre Valverde y los 25 respecto a Quintana.


Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol