Alemania pone el foco en 15 marcas de coches por emisiones irregulares

Agencias - sábado, 23 de abril de 2016
- Foto: CHRISTIAN CHARISIUS
El Gobierno apunta a Fiat, Porsche, Mercedes, Opel, Nissan, Alfa Romeo, Suzuki, Land Rover, Jeep, Dacia, Audi, Chevrolet, Hyundai, Jaguar y Volkswagen y llama a revisar 630.000 motores

 
Alemania ha acordado con Audi, Mercedes, Opel, Porsche y Volkswagen llamar a talleres a unos 630.000 vehículos tras detectar en una serie de pruebas posteriores al Dieselgate -el escándalo del trucaje de motores de VW- que la técnica utilizada para depurar gases a cierta temperatura en determinados modelos de estas marcas debe ser modificada.
Pero no solo afecta a estas cinco marcas. Las sospechosas serían también las casas Alfa Romeo, Chevrolet, Fiat, Dacia, Hyundai, Jeep, Land Rover, Nissan, Jaguar y Suzuki. El ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrindt, anunció ayer que tiene «dudas» sobre los dispositivos de control de emisiones contaminantes en 15 fabricantes de vehículos, ante la posibilidad de que se desconecten irregularmente.
El Gobierno germano, añadió Dobrindt, no puede exigir a las otras 10 empresas, las que tienen su sede central en el extranjero, que revisen sus automóviles.
La Oficina Federal de Vehículos Motorizados, se puntualizó, no ha identificado ningún software como el detectado en Volkswagen para reducir emisiones en las pruebas de laboratorio. Es a raíz de ese episodio que el titular alemán de Transportes ordenó que se realizaran tests sobre unos 50 modelos de 20 marcas alemanas.
El pasado mes de noviembre, tras analizar unos dos tercios de todos los motores, la KBA ya avanzó que había localizado valores de emisiones de gases por encima de lo permitido en varios fabricantes.
 El Ejecutivo germano detectó que en varios vehículos «a ciertas temperaturas se desconecta progresivamente la limpieza de las emisiones» algo permitido según la correspondiente directiva europea, pero solo para evitar daños en el motor o un accidente.
Pero el Ministerio de Transportes argumentó que la horquilla de temperaturas en las que estos sistemas se desconectan en muchos de los automóviles investigados -provocando unos mayores niveles de emisiones- son demasiado amplias y no parecen estar justificadas técnicamente. 
 
1.580 millones de déficit. Por su parte, ayer se conoció que el consorcio automovilístico alemán Volkswagen cerró el pasado ejercicio con las mayores pérdidas netas de toda historia, al sumar 1.582 millones de euros, en comparación con las ganancias de 10.847 millones de euros contabilizadas en el ejercicio anterior. 
No obstante, los pasivos netos de la compañía alemana se situaron en 5.515 millones de euros al cierre de 2015, lo que supone una fuerte caída en relacion con los 2.476 millones de euros de beneficio del año previo. 
 El grupo con sede en Wolfsburg aseguró que sus resultados anuales del ejercicio anterior se vieron afectados negativamente por unos extraordinarios de 16.900 millones, de los que 16.200 millones corresponden a las provisiones realizadas ante el posible impacto del caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos modelos diésel. 
 La empresa registró una facturación anual de 213.292 millones de euros, un 5,4% más respecto a los 202.458 de 2014, mientras que sus ventas fueron de 9,93 millones de unidades, un 2% menos. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD