La 'manzana' pierde su fuerza

AGENCIAS - martes, 3 de mayo de 2016
Apple interrumpe en el segundo trimestre de 2016 una carrera meteórica con la primera caída de sus beneficios en 13 años y una inédita contracción en las ventas de sus teléfonos


Desde que Steve Jobs, Stephen Wozniak y Ronald Wayne fundasen Apple en 1976, la compañía de la manzana apenas había sufrido un revés. Fue al principio de la década de los 90, cuando, después del éxito cosechado con la aparición de Macinstosh, la firma vivió un pequeño declive para reestructurarse y volver con una fuerza tal que no había vuelto para atrás. Hasta ahora. La pasada semana, la empresa presentó sus beneficios del segundo trimestre fiscal y, por primera vez en los últimos 13 años, éstos sufrieron una caída. Además, las ventas se contrajeron por primera vez en su Historia, un traspié que interrumpe la meteórica carrera del gigante tecnológico y que pone en duda si el poderío demostrado hasta la fecha puede mantenerse en los próximos meses, ante la fortaleza demostrada por la competencia.
De sus resultados se desvela que logró una ganancia neta de 9.293 millones de dólares frente a los 12.036 del mismo ejercicio del año anterior. Esta caída se explica en el descenso del 13% en las ventas. En este período, cerrado el pasado 26 de marzo, las ventas netas del fabricante de dispositivos tecnológicos alcanzaron a 44.786 millones de dólares, frente a los 51.336 de ese tramo de 2015.
No obstante, el consejero delegado, Tim Cook, se mostraba optimista, afirmando que la empresa está «contenta con el fuerte crecimiento continuado de los ingresos por Servicios, gracias a la increíble fuerza del ecosistema de la firma y la creciente base de más de 1.000 millones de dispositivos activos».
Concretamente, la venta de iPhone ha caído un 16,31%, pasando de 61.170 millones de unidades en el segundo trimestre del pasado año a 51.193 en el mismo plazo del presente. Esta disminución ha provocado que los ingresos por este dispositivo hayan pasado de 40.282 millones de dólares a 32.875 millones en este año, lo que supone la primera caída desde el lanzamiento del hasta ahora todopoderoso teléfono, en 2007.
En cuanto a su otro dispositivo estrella, el iPad, los de Cupertino han registrado también un descenso de ventas de 2.372 millones de unidades disminuyendo sus ingresos en un 18,7%.
Las cifras de este segundo trimestre han supuesto una caída del beneficio, lo que ha hecho saltar las alarmas sobre la efectividad eterna de la compañía de la manzana.
Para el profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) Javier Santacruz Cano, el resultado «no refleja un negocio en decadencia, sino el agotamiento de un modelo ».
A pesar de los datos, la firma está poniendo en marcha estrategias para amortiguar esta debacle, como son el sostenimiento de la cotización de sus acciones mediante el programa de recompra de acciones y el enfriamiento de las expectativas para el tercer trimestre de 2016, en las que esperan obtener unos ingresos de entre 41.000 y 43.000 millones de dólares.
Este descenso puede suponer un revulsivo para la compañía dirigida por Tim Cook, cuyos productos han alcanzado su punto de maduración, que ahora tiene como objetivo el mercado chino, donde «la revisión de su estrategia llevará a la creación de productos y acción diferenciada» para el gigante asiático, continúa Santacruz.
Desde Apple llaman a la calma, apostando por las ventas de su último y más barato lanzamiento, el iPhone SE, presentado el pasado marzo. Sin embargo, el mercado asiático tiene opiniones enfrentadas sobre este supuesto despegue de ventas, ya que, a pesar de suponer casi la mitad de los precios habituales, también se trata de un modelo bastante más sencillo.
Sin embargo, en China la demanda ha bajado entre los minoristas, que aseguran que, después de seis años, en los últimos dos ejercicios han caído considerablemente los envíos.
De hecho, los ingresos de la compañía en la zona, que incluyen Hong Kong y Taiwán, cayeron un 26% en este trimestre. Los vendedores constatan este descenso ya que, a pesar de que el iPhone es popular, «las ventas han bajado porque no hay un nuevo modelo en el mercado y el SE es muy similar al 5C», tal y como afirma Zhu You Peng, vendedor de Apple en Shenzhen.
Las expectativas también son pesimistas para la segunda parte del año, según otro proveedor, ya que el impulso en China podría disminuir debido a la desaceleración económica, que empujaría a más consumidores a optar por teléfonos más baratos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD