La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

24 de septiembre de 2018

Triunfo culé con suspense

SPC - sábado, 25 de agosto de 2018
Triunfo culé con suspense - Foto: NACHO GALLEGO
El francés Ousmane Dembélé dio la victoria al Barcelona (0-1), con un único gol en el minuto 57, ante un Valladolid que se quedó con la miel en los labios de lograr un punto, al anular el colegiado con ayuda del VAR un gol a Keko en el tiempo añadido



El Barcelona necesitó hoy un ejercicio de paciencia y un gran gol del francés Ousmane Dembélé para imponerse por un ajustado 1-0 al Valladolid en una cancha indigna de la Liga española.  Y es que el estado del césped del Estadio Municipal José Zorilla, plantado esta misma semana, se convirtió en protagonista principal del choque por la segunda fecha del campeonato español.   El verde no sólo ofreció una imagen lamentable. También entorpeció el juego con sus continuos desprendimientos y ralentizando la velocidad. 

Los vigentes campeones tuvieron que sobreponerse a esa circunstancia y a un bien armado Valladolid que, en el minuto 57, ya no pudo parar al hiperactivo Dembélé.  Sumar tres nuevos puntos a los tres que ya contaba tras su victorioso estreno ante el Alavés fue todo un suplicio para los dirigidos por Ernesto Valverde, que insistió en su apuesta por el joven francés e incorporó al brasileño Philippe Coutinho a su once de salida.  Ambos fueron, de hecho, dos de los azulgrana más destacados de un primer parcial que tuvo en Jordi Masip a uno de sus protagonistas. 

El arquero del Valladolid se lució ante su ex equipo y fue providencial para que ni Dembélé ni Luis Suárez ni Coutinho anotaran en las tres ocasiones en las que los catalanes rozaron el gol. Con su cuerpo y sus estiradas, el guardameta catalán repelió, uno tras otro, los disparos de sus ex compañeros.   En el área contraria, Marc André Ter Stegen también tuvo más trabajo del habitual. En los primeros minutos del choque, el portero alemán intervino de manera decisiva ante el recién incorporado Enes Ünal. La pausa sirvió para apaciguar los ánimos ante lo inapropiado de la cancha y para que el personal del Valladolid adecentara el césped con las manos y el riego. 



A la vuelta, el Barcelona atacó en el área menos afectada y no lo desaprovechó. Dembélé culminó una buena jugada de los de Valverde en la que Luis Suárez centró para Sergi Roberto, éste descolgó de cabeza y el joven francés remató desde dentro del área de primeras para anotar el primer y único gol, que el VAR certificó.  Fue un premio a la paciencia y a la insistencia de un Barcelona que, de a poco, fue perdiendo control sobre el duelo.  Con el argentino Lionel Messi en una versión más discreta de lo habitual, los azulgrana no supieron encontrar la pausa que requería el choque teniendo en cuenta el resultado y cómo estaba el verde.  Agotados físicamente, los campeones se fueron sometiendo a los designios de un Valladolid que cercó el área de Ter Stegen. El arquero germano, en un par de ocasiones, y el francés Samuel Umtiti en otra, impidieron el empate de los dirigidos por Sergio González.  

Sobre la hora, el VAR también lo evitó. Recurriendo al sistema de revisión de imágenes, el árbitro anuló el gol anotado en el 90' por Keko por fuera del juego.  Minutos antes, Luis Suárez también había visto por el mismo sistema y el mismo motivo un tanto suyo no subía al marcador. Con mucho sufrimiento, el Barcelona, al final, festejó. 

 


Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol