La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

21 de noviembre de 2018
Turismo

Manuel de la Osa deja el proyecto del Mesón de las Casas Colgadas

D. Guijarro - viernes, 14 de noviembre de 2014
El alcalde entrega las llaves del Mesón a Manuel de la Osa. - Foto: Francisco Romero Reyes Martínez
El Ayuntamiento confirmó la renuncia del empresario y adelanta que ha ofrecido el espacio a la Fundación Juan March para realizar la ampliación de Museo de Arte Abstracto por la celebración del 50 aniversario

El restaurador Manuel de la Osa ha renunciado al proyecto de restauración del Mesón Casas Colgada en el que proyectaba abrir un nuevo restaurante y cuya apertura se había demorado más de un año aludiendo a diversas causas.
La renuncia de De la Osa fue confirmada por la portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, Consuelo García, aunque matizó que la misma no se ha producido formalmente.
El propietario del restaurante Las Rejas con una estrella Michelín resultó adjudicatario del Mesón en 2013 por segunda vez y en ambas ocasiones su intención de abrir un negocio no se ha materializado. En esta ocasión, la renuncia se produce tras la advertencia del Ayuntamiento de abrir expediente por la demora de más de un año para su inauguración. El empresario alegó la necesidad de realizar en el edificio importantes reformas y ofreció diversas fechas para su apertura antes de confirmarse su abandono.

Futuro cultural. García confirmó que el Ayuntamiento está buscando diversas alternativas para la reapertura del edificio y entre ellas ha ofrecido a la Fundación Juan March el espacio para realizar la ampliación del Museo de Arte Abstracto coincidiendo con la celebración del 50 aniversario del mismo.
En este sentido, desveló que el Ayuntamiento ya ha tenido reuniones con responsables de la Fundación y que el pasado 17 de octubre visitaron el espacio. Una propuesta que se concretará el próximo día 20 en la reunión que tiene prevista el alcalde con el director de la Fundación Juan March, Javier Gomá.
El planteamiento realizado por el Consistorio recoge la propuesta del Partido Popular de dedicar la primera planta del Mesón y destinar la planta baja a cafetería o espacio gourmet. En este sentido, fuentes municipales confirmaron a La Tribuna que existen empresarios de hostelería de la ciudad que estarían interesados en utilizar este espacio más pequeño y que no requería una inversión tan cuantiosa como el Mesón. Una posibilidad a la que el Ayuntamiento está abierto a estudiar.
García consideró una «buena noticia» que el Grupo Municipal Popular comparta el nuevo destino que el Equipo de Gobierno de Juan Ávila ha propuesto para las Casas Colgadas y confió en que, si la Fundación Juan March acepta, cuente con el respaldo de la oposición.

La Fundación lo estudiará. El responsable de la Fundación declaró a La Tribuna que «existen conversaciones incipientes» sobre la propuesta realizada por el Consistorio para la ampliación del Museo y que la han acogido con satisfacción.
 Asegura que «estudiarán con detenimiento» la propuesta pues se trata de un tema complejo. Emplazó a que fuera el alcalde de la ciudad, Juan Ávila, el que diera más detalles del proyecto que por ahora se encuentra en las primeras conversaciones y rechazó dar más detalles de las visitas que, según el consistorio, habrían realizado a las instalaciones.


Buena propuesta. La confirmación de la renuncia del empresario se producía después de que el Grupo Municipal Popular anunciara que propondría al Ayuntamiento que se utilice el Mesón Casas Colgadas para ampliar el Museo de Arte Abstracto haciéndose eco de los rumores que apuntanban a la salida del cocinero del proyecto.
«Se trataría de ofrecer a la Fundación Juan March, que es la que gestiona el museo, que la ampliación que llevan demandando mucho tiempo, se realice en la otra parte del edificio» aseguraban en su comunicado los ‘populares’.
La propuesta de los populares está fundamentada en lograr aunar un valor cultural fundamental de la ciudad como es el Museo de Arte Abstracto, reconocido internacionalmente, con otro turístico que sepa además vender la importante gastronomía de nuestra capital y los productos de nuestra provincia.
Según el portavoz del PP, Pedro J. García Hidalgo su idea es que este importantísimo centro de arte tenga también una parte dedicada a la restauración. De esta forma podrían preservarse los puestos de trabajo de los profesionales a los que el alcalde Juan Ávila «echó a la calle» al no incluirlos en el pliego de condiciones.
Sobre la renuncia del adjudicatario, los populares manifestaron que, al confirmarse de forma oficial, este sería el último capítulo de un «serial» que llevan denunciando un año y medio. Según Hidalgo, «quien le puso un lazo a las Casas Colgadas que costó 500.000 euros, después le ha colocado un candado que ya dura más de un año», en referencia a Ávila. Para el PP, es inadmisible que este recurso turístico tan importante se encuentre en esta situación.

Responsabilidades. El Grupo Popular manifestó asimismo sobre el desistimiento del empresario, que pedirán al Ayuntamiento que estudie posibles responsabilidades que puedan derivarse del mismo, si bien consideran que
el máximo culpable de que este recurso turístico único de nuestra capital siga cerrado, es el alcalde.
     El PP ha denunciado la situación de esta instalación municipal desde que se sacó a concurso en el verano de 2013, porque consideran que no puede seguir cerrado ni un minuto más. En este tiempo, también se han solidarizado con los trabajadores, que el alcalde dejó en la calle, al no incluir su subrogación en el nuevo pliego de condiciones y para los que reclama una solución.

Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD