La Tribuna de Cuenca
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

24 de septiembre de 2018

Archivo definitivo del proyecto de una granja porcina

La Tribuna - lunes, 10 de septiembre de 2018
Arroyo, durante una visita a una empresa en Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real).
Arroyo subrayó que en el proyecto de Pozuelo la empresa promotora no responde a las exigencias requeridas, ya que no dispone de agua necesaria para la inversión requerida

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha archivado definitivamente el proyecto de instalación de una explotación porcina en Pozuelo (Albacete) al no cumplir la empresa solicitante del proyecto con los requisitos medioambientales exigidos por la normativa para este tipo de actividades económicas, que, además, habían sido solicitados por escrito por el Ejecutivo regional.

Así lo indicaba ayer el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, durante su visita a la empresa ‘La Abuela Cándida’ en Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real), donde subrayó que «esto significa en la práctica que no se va a construir la granja de cerdos en el Pozuelo tal y como estaba prevista».

En este sentido, a preguntas de los medios sobre el estado en el que se encuentra el expediente de este proyecto de explotación porcina en la localidad albaceteña de Pozuelo, ha explicado que «hay novedades» ya que se ha recibido la respuesta de la empresa sobre los aspectos requeridos por la Junta sobre el estudio impacto ambiental y, ha dicho, «no responde a lo que pidió el Gobierno regional».

El archivo de este expediente, destacó Martínez Arroyo, «se hecho siguiendo escrupulosamente la normativa». Así, reiteró que, tal y como ha señalado el Gobierno, «desde un primer  momento, todos los proyectos que se presenten de granjas de porcino o de cualquier actividad económica en el medio rural, tienen que cumplir la legislación medioambiental de manera estricta, punto por punto y solo en el caso de que no se cumplan se paraliza, se archiva, como ha sido el caso».

 El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural contó los puntos de este expediente que no cumplen con lo exigido por la Junta de Comunidades, tres cuestiones que Martínez Arroyo ha calificado de «muy importantes».

La primera de ellas pasa porque el proyecto «no dispone del agua necesaria para la inversión», una cuestión, dijo, de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

En segundo término, «no se han hecho los estudios de impacto sobre la fauna, sobre todo de avifauna» como se le requirió por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Y en tercer lugar, explicó, la empresa promotora de este proyecto de explotación porcina en Pozuelo «tampoco presentó el estudio sobre dispersión de contaminantes».

Estas tres cuestiones han sido las que han provocado que al no cumplirse escrupulosamente con lo solicitado medioambientalmente por el Gobierno regional, el proyecto se queda archivado de forma definitiva, concluyó.


Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol