Ven vestigios de gigantismo en el dinosaurio jorobado

Efe - martes, 20 de noviembre de 2018
Paleontólogos de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia han publicado el descubrimiento en una revista científica

Un grupo de paleontólogos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) han descubierto unos vestigios de gigantismo en el famoso dinosaurio jorobado que cazaba hace 125 millones de años en lo que hoy día es la serranía de Cuenca. Los científicos han aplicado técnicas de luz ultravioleta para estudiar las extremidades de 'Concavenator corcovatus', alcanzando unos resultados que muestran indicios de gigantismo en la historia evolutiva de los carcarodontosáuridos, grupo de carnívoros del Cretácico al que pertenece ese Concavenator en particular. Estas conclusiones se han dado a conocer en la revista 'Plügers Archives, European Journal of Physiology', que ha dedicado un número especial a la neurofisiología y neurofarmacología de la Concavenator corcovatus, uno de los esqueletos fósiles más populares de la Península, que fue hallado en el yacimiento del Cretácico Inferior de Las Hoyas. También conocido como 'Pepito', el dinosaurio carnívoro conquense se caracteriza por tener joroba, además de pequeñas protuberancias en las extremidades superiores que indican la presencia de estructuras ancestrales de plumas. Gracias a que el esqueleto se conserva prácticamente íntegro, la aplicación de distintas tecnologías está permitiendo conocer la anatomía completa de Concavenator, como el caso de la reciente descripción de su cráneo a partir de técnicas de digitalización en tres dimensiones, según destaca la Universidad autónoma de Madrid en un comunicado. Ahora, utilizando técnicas de luz ultravioleta, paleontólogos de la UAM y la UNED han presentado una meticulosa descripción de las extremidades del cazador jorobado de Cuenca, apuntando que presenta indicios de gigantismo, como son la sutil reducción del antebrazo y del pie, comparado con parientes más primitivos como Allosaurus. Como parte del trabajo, y utilizando las mismas técnicas de luz ultravioleta, los investigadores realizaron un estudio de anatomía comparada a parir de restos fósiles de otros dinosaurios emparentados con 'Pepito'. Los autores han explicado que el gigantismo se asocia a un incremento en el tamaño del cráneo y a una disminución de las extremidades anteriores, particularidad que es bien conocida en el famoso depredador Tyrannosaurus rex.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Cuenca se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD