scorecardresearch

< Volver

8A8CFA02-D5EE-C2C3-0E823C744FB10471

Cerca de un millar de conquenses celebran San Antón

martes, 17 de enero de 2023

El amor hacia una mascota es indiscutible y también muy tierno. Y sino que se lo pregunten al medio millar de conquenses que se personaron ayer a la entrada de la Delegación Provincial de Agricultura para pedir salud para sus adorados y queridos acompañantes de vida. No importaron las rachas de viento o la amenaza continua de lluvia. Y es que los amantes de los animales tuvieron claro que la meteorología no iba a impedir que sus mascotas fueran bendecidas durante San Antón. Tal es así que uno a uno fueron desfilando por delante del párroco de la Iglesia de la Virgen de la Luz, Ángel García, que fue el encargado de pedir salud para infinidad de perros de distintas razas, tortugas, pájaros, conejos o hámsteres, entre otras mascotas. Los conquenses aguantaron incluso el chaparrón durante unos minutos y se llevaron a casa una bolsa con varias unidades de panecillos bendecidos, que es otra de las señas de identidad de esta festividad. El Ayuntamiento repartió hasta 24.000 ejemplares en esta edición con el fin de que nadie se quedase sin esta Caridad. Además, muchos de los asistentes se sorprendieron del cambio de última hora del lugar del desfile, pero finalmente se optó por el edificio de carácter regional en lugar del Parque de la Virgen de la Luz para evitar la zona arbolada ante las fuertes rachas de viento. 
La emoción fue la nota predominante entre todos los participantes, que formaron una larga cola hasta tal punto que era imposible avistar el final de la misma. Nuria Jabalera no dudó en acudir a la cita acompañada de su perro Rex y reconoció que «todos los años» participa porque, a su juicio, «es muy importante que el párroco bendiga mi perro». Este sentimiento era unánime entre todos los presentes. Además, Jabalera anima a cualquier persona que tiene una mascota a que acuda el próximo año a celebrar San Antón para que «sus animales tengan salud durante todo el año». Por su parte, Laura García y su hijo Manuel acudieron con Lupe y destacaron que «son muchos años seguidos los que llevamos viniendo» y reiteraron que su perro «es uno más de la familia y siempre está incluido en los planes familiares».
procesión. Antes de la esperada bendición tuvo lugar la procesión, que partió y concluyó en la Iglesia de la Virgen de la Luz, que es donde se ofició la función religiosa. Así, la imagen de San Antón recorrió las estrechas calles del barrio que lleva su mismo nombre con la presencia del alcalde, Darío Dolz, que estuvo acompañado por varios concejales de la Corporación Municipal. Pese a la amenaza de lluvia finalmente la procesión transcurrió sin problemas y contó con la estimable participación de la Banda Municipal de Música.
Cabe destacar que numerosas personas del barrio de San Antón han participado durante estos días para que esta festividad tan arraigada en la capital sea de nuevo todo un éxito. Tal es así que aportaron su granito de arena en el reparto de panecillos tanto por la mañana como por la tarde. De esta forma, San Antón volvió a ilusionar a los conquenses y los amantes de los animales confían y esperan con devoción que la salud impere durante todo el año en sus mascotas. No hay duda que así será.