scorecardresearch

Cuenca, entre las diez provincias del país con más creyentes

Leo Cortijo
-

La mitad de los conquenses, con una comunidad 'semanasantera' en la capital cercana a los 30.000 cofrades, reconocen que creen en Dios, y eso dispara ocho puntos por encima de la media nacional el porcentaje de fieles.

Cuenca, entre las diez provincias del país con más creyentes - Foto: Reyes Martínez

Cuenca vive su gran semana. Entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección la vida solo se ve a través del capuz. La manifestación más popular y multitudinaria de la fe cristiana, puesta a pie de calle, a ritmo de marcha procesional y golpe de horquilla. Procesión tras procesión y así hasta diez desfiles para evidenciar el músculo de la comunidad semanasantera conquense, cuyos números hablan de unos 30.000 nazarenos. A grandes rasgos, eso viene a suponer en torno al 60 por ciento del total de la población de la ciudad, que raya algo por debajo de los 55.000 vecinos.

Unos datos que concuerdan con los que ha hecho públicos Electomanía en un panel especial con motivo de la Semana Santa. La encuesta formulaba una pregunta muy sencilla: ¿Es usted creyente? Los resultados en territorio conquense reflejan que la mitad de la población responde afirmativamente, en concreto, un 50,1 por ciento. Eso sitúa a la provincia como la tercera con más fieles de Castilla-La Mancha y entre las diez de todo el cómputo nacional. La media del país se sitúa en el 41, 6 por ciento, ocho puntos y medio por debajo de nuestra provincia.

Cuenca está por encima de territorios de Castilla y León como Soria, Burgos, Valladolid o León, y se mueve en la misma línea que Segovia, Ávila o Zamora. En clave autonómica, hay pocas oscilaciones respecto al resto de provincias, pues donde más creyentes hay es Toledo (50,7 por ciento) y donde menos Guadalajara (49,8 por ciento), es decir, menos de un punto de diferencia entre ambos territorios.

Este panel de Electomanía, que ha sido realizado con algo más de 1.400 encuestas en todo el país entre el 25 de marzo y el 1 de abril, también pone sobre la mesa otro condicionante importante, y son las preferencias políticas de aquellos que se declaran creyentes y no creyentes. Sin ir más lejos, el número de personas que reconocen profesar la fe cristiana se dispara hasta porcentajes que rozan el 70 por ciento entre los votantes del Partido Popular y Vox. El porcentaje se reduce al 45 por ciento cuando los que se declaran creyentes son los de Ciudadanos, mientras que solo un tercio de los socialistas están en este grupo. En el caso de Unidas Podemos, solo uno de cada diez votantes cree en Dios. 

Sin embargo, la cifra de agnósticos y ateos en España ha crecido hasta el 37,1 por ciento en 2021, frente al 27,5 de 2019, según la décima edición del anuario de laicismo de la Fundació Ferrer i Guàrdia. La fundación explica que una de las principales causas de este aumento es la cuestión generacional: por primera vez en el registro histórico, ateos y agnósticos son mayoría entre los menores de 34 años con un 56,2 por ciento, una cifra que alcanza el 63,5 en la franja de 18 a 24 años. A medida que aumenta la edad, se incrementa el porcentaje de población religiosa: entre los mayores de 65 años, los no creyentes representan solo al 21,2 por ciento, mientras que la población que manifiesta una opción de conciencia religiosa y que se declara practicante habitual se ha reducido hasta el 18,3.