scorecardresearch

Los sindicatos exigen subidas de sueldos

Redacción
-

CCOO y UGT salen a la calle con motivo del Día Internacional del Trabajo en una manifestación en la que reivindican soluciones ante la inflación y contención de precios

La manifestación partió de la estación de tren y terminó en la plaza de España - Foto: L.O.

Los sindicatos CCOO y UGT se echaron ayer a la calle para celebrar el Primero de Mayo con una manifestación bajo el lema Subir salarios. Contener precios. Más igualdad. La buena temperatura de un día primaveral, así como la coincidencia con el Día de la Madre, restó participación a la convocatoria, que partió de la estación de tren y terminó en la plaza de España, donde se leyó un manifiesto.

Los sindicatos recorrieron las calles de la capital con diversas proclamas en las que exigieron subida de salarios, más igualdad y contención de precios para «no dejar a nadie atrás». Además, en este Primero de mayo los sindicatos pusieron el foco en la patronal para que no carguen en los trabajadores el impacto de la subida de precios. Además, los sindicatos han subrayado su papel fundamental la Reforma Laboral, la subida del SMI o la reforma de las pensiones

 A la manifestación se sumaron el alcalde, Darío Dolz; la subdelegada del Gobierno; Mari Luz Fernández, la diputada Gracia Canales; o la senadora Carmen Torralba; además del secretario general de UGT de Cuenca, Vicente Martínez y la secretaria general de CCOO Cuenca, María José Mesas.

La manifestación partió de la estación de tren y terminó en la plaza de EspañaLa manifestación partió de la estación de tren y terminó en la plaza de España - Foto: L.O.El secretario general de UGT Cuenca, Vicente Martínez, reiteró que van a seguir peleando para mantener el bienestar de los trabajadores y sacó pecho por la reforma laboral. «Podemos estar orgullosos del acuerdo al que hemos llegado, con el que muchos trabajadores van a dejar de tener un contrato temporal para tenerlo indefinido, con el que mujeres que trabajan en empresas de servicios integrales verán mejorado su sueldo en 5.000 o 6.000 euros al año».

Por su parte, María José Mesas subrayó la importancia de logros como la eliminación de la temporalidad, el aumento de la contratación indefinida y la mejora de la calidad del empleo. Mesas se mostró muy critica con los empresarios. «La patronal está controlada por la clase más reaccionaria del país, y prueba de ello es su voto en contra a la subida del SMI y a los planes de igualdad y de que CCOO y UGT estemos en los centros de trabajo».