scorecardresearch

Menos de 30 pueblos tienen más jóvenes que mayores de 65 años

Leo Cortijo
-

Casi el 90 por ciento de los pueblos tiene una población demasiado envejecida y las cifras solo invitan a cierto optimismo en algunas zonas de la Mancha y la Manchuela, así como en los entornos de la capital y Tarancón.

Menos de 30 pueblos tienen más jóvenes que mayores de 65 años - Foto: Reyes Martínez

La despoblación sigue haciendo estragos en esta tierra. Hace solo unos días conocíamos que la sangría demográfica continuaba su inexorable camino y la provincia perdía 364 habitantes en 2021, acercando la cifra total de conquenses a poco más de 195.000. Aunque es cierto que este descenso es menor que entre 2020 y 2021, pues entonces el detrimento de vecinos fue de prácticamente el doble, la realidad a largo plazo es palmaria y pesa como una insufrible losa, ya que Cuenca ha perdido uno de cada diez habitantes durante la última década. Se dice pronto. Los encargados de manejar las riendas de las administraciones, a todos los niveles, se han puesto manos a la obra en este sentido y han colocado encima de la mesa algunas medidas interesantes que pueden ayudar a revertir la situación, como la Ley de Despoblación del Gobierno regional como punta de lanza. Ahora bien, parece incuestionable que los resultados no son de efecto inmediato y que, en caso de llegar, lo harán a más largo plazo.

Hasta entonces, cualquier radiografía que se realice en territorio conquense relacionada con la demografía evidencia que el paciente está muy enfermo. Uno de esos baremos es el que compara el número de jóvenes y de mayores empadronados en todos y cada uno de los 238 municipios que se reparten a lo largo y ancho de los algo más de 17.000 kilómetros cuadrados de la provincia. En este capítulo –más allá de la capital–, ni siquiera una treintena de pueblos cuenta con más vecinos menores de 30 años que mayores de 65. Eso significa que casi el 90 por ciento de los municipios conquenses tienen una población demasiado envejecida, según la estadística que refleja el padrón continuo del INE.

Las calles de las localidades que más vida infantil y juvenil tienen son las más pobladas. De esta forma, los 15 pueblos con mayor número de vecinos son los que, a su vez, cuentan con mayor cantidad de conquenses por debajo de la treintena. Es más, solo Huete y Belmonte, que están entre los 20 municipios con mayor población de la provincia, no entran en este singular escalafón. 

Menos de 30 pueblos tienen más jóvenes que mayores de 65 añosMenos de 30 pueblos tienen más jóvenes que mayores de 65 años

Diferencias por comarcas. Si analizamos de forma pormenorizada cada una de las comarcas de la extensa y variada orografía conquense, podemos comprobar que la cara de la moneda se la lleva la Manchuela y la Mancha, fundamentalmente. En la primera son varios los pueblos que tienen más población joven que mayor, con Quintanar del Rey, Iniesta, Casasimarro, Villanueva de la Jara, Motilla del Palancar, Sisante o Minglanilla a la cabeza. En el caso de la Mancha conquense, San Clemente, Mota del Cuervo, Las Pedroñeras, El Provencio o Las Mesas marcan la diferencia.

También se nota la influencia que generan los dos grandes polos demográficos de la provincia. Por un lado, la capital –donde hay 16.370 menores de 30 años y 10.162 mayores de 65–, donde Arcas, Villar de Olalla, Fuentenava de Jábaga, Chillarón y Buenache de la Sierra se encuentran en números verdes. Tres cuartos de lo mismo ocurre con Fuente de Pedro Naharro, Horcajo de Santiago y Villamayor de Santiago en el entorno de Tarancón, que tiene, por cierto, 5.098 jóvenes por 2.448 mayores. Huelga decir que las zonas más perjudicadas en esta materia son la Alcarria y la Serranía, y es que apenas existe ningún pueblo donde la población no se caracterice por un envejecimiento general.

Pirámide poblacional. Ahora bien, la fotografía general de la provincia evidencia que hay más empadronados jóvenes que jubilados. Casi 54.100 de los algo más de 195.000 que pueblan esta tierra tienen menos de 30 años y representan en torno a un 27 por ciento de la población total. En el otro extremo de la balanza, aquellos que tienen 65 o más son 44.898, es decir, un 23 por ciento. 
Y para finalizar, una curiosidad. En dos de los 238 pueblos hay tantos jóvenes como mayores: Huelves, con 21 vecinos en ambos grupos etáreos, y Rada de Haro, donde hay 15 de cada.  En el rejuvenecimiento de este pueblo, por cierto, mucho han tenido que ver los menores no acompañados que allí se intengraron.