scorecardresearch

Vidas incompletas más allá del océano

Agencias-SPC
-

Centenares de bebés les fueron arrebatados a sus madres al nacer entre 1940 y 1990 para ser vendidos ilegalmente a familias de EEUU; adultos hoy que buscan sus raíces en España

Muchas familias continúan buscando de forma incesante a aquellos pequeños de quienes les separaron con engaños. - Foto: EFE

Durante décadas, miles de bebés en España fueron separados a la fuerza de sus familias para ser vendidos de manera clandestina. Miles de niños a los que les fue injustamente arrebatado su apellido y que crecieron completamente ajenos a su identidad. Miles de pequeños que un día fueron víctimas de un negocio que les obligó a iniciar una nueva vida a miles de kilómetros de su tierra natal, incluso más allá del Atlántico.

Esta es la premisa del libro Historias robadas del abogado valenciano Enrique Vila, un relato sobre las adopciones falsas en la España del siglo XX, y que llega ahora a Estados Unidos, país donde acabaron muchos menores adoptados por matrimonios norteamericanos que trabajaban en ciudades españolas. La publicación, que narra siete historias de bebés robados a sus familias y vendidos a través del mercado negro clandestino durante décadas, vio la luz en España en 2011; tres años después fue traducida al italiano y distribuida en Italia, y ahora salta el charco y ya se comercializa en EEUU.

«Hay una implicación de EEUU porque muchos de los recién nacidos adoptados en España acabaron en ese país», asegura Vila, quien afirma: «Se da mucho el fenómeno de personas que fueron adoptadas por matrimonios americanos que trabajaban en España», y añade: «El trasvase de algunos menores comprados en España que acabaron en EEUU es un hecho».

También señala que muchos irlandeses de la Congregación de Hermanas de la Magdalena, en Dublín, acabaron adoptados por norteamericanos. Alude así a la película Philomena (2013), dirigida por Stephen Frears y basada en la historia real de una adolescente irlandesa que vivía en un internado de monjas, se quedó embarazada y le quitaron al bebé, que fue adoptado por un político estadounidense. Además, indica que en EEUU ha habido «mafias de compraventa de bebés» y una mujer fue condenada por quitar los hijos a sus madres y darlos en adopción.

Explica Vila que la gente allí está «muy sensibilizado» con el tema,  pero que se desconocía «bastante» lo ocurrido en España y por eso el libro, en el que hay una explicación jurídica e histórica de estos casos pero también cuenta historias, «está llamando mucho la atención».

 En estos momentos, el abogado está trabajando en la búsqueda de una chica que vive actualmente en Estados Unidos. Nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) y se la llevaron a aquel país. A su juicio, es «un tema gordo, pero parece que en España ya lo tenemos descontado, aunque creo que en el resto del mundo, cuando se enteran, se quedan con la boca abierta».

Enrique Vila, que cuando tenía 23 años de edad supo que había sido adoptado y emprendió un camino para buscar a su madre biológica, ha logrado con su trabajo 300 reencuentros directos de personas en su misma situación. También de forma indirecta ha sido consultado por diversos casos e incluso sus demandas son copiadas, algo de lo que se alegra.

ARCHIVADO EN: España, Estados Unidos