Oblak quiere acabar con su 'gafe alemán'

Agencias
-

El portero rojiblanco desea cambiar su tendencia negativa ante el Leipzig en Lisboa

Oblak quiere acabar con su ‘gafe alemán’ - Foto: ATLETICO MADRID HANDOUT

El Atlético de Madrid sueña con llegar de nuevo a una final de la Champions y sabe que buena parte de sus opciones pasan por la defensa y su portero Jan Oblak. El esloveno no faltará a la cita, sabiendo que a los equipos alemanes todavía no les ha cogido la medida y ese será otro objetivo particular para él.
A uno de los mejores guardametas del mundo no se le da especialmente bien medirse a equipos alemanes. Oblak pretende mejorar y levantar un muro más grande ante el Leipzig.
Desde que llegó al club del Manzanares, se ha enfrentado en 10ocasiones a clubes germanos, dejando un balance prácticamente igual. El portero estuvo en cinco victorias, un empate y cuatro derrotas.
El esloveno recogió el balón de la portería nueve veces, casi un gol encajado en cada partido. Esta tendencia es la que quiere eliminar el cancerbero colchonero que debe tener guantes de hierro para ayudar a estar a un paso de la final de Lisboa.
El meta rojiblanco recordó que ha sido un «año complicado para todo el mundo, no solo a nivel deportivo», por la crisis sanitaria surgida con el coronavirus, pero opinó que lo habían hecho «muy bien». «En todo este tiempo del confinamiento hemos entrenado y nos prepararemos para este reto, y al final tuvimos nuestro objetivo de clasificarnos para la Champions cumplido», advirtió.
«Veo al equipo muy bien. Hemos entrenado muy bien todo este tiempo y estamos preparados para este reto nuevo, diferente y especial, y seguro que todos en el equipo vamos con mucha ilusión a Lisboa y ojalá que cumplamos el objetivo que tenemos», añadió de cara a la vuelta a la Liga de Campeones la semana que viene.
Acerca del final de la Liga Santander, Oblak reconoció que no les fue «posible» conseguir «algo más», pero que «cumplimos» al conseguir la clasificación para la próxima Champions, y aseguró que «buscamos algo más, pero no fue posible. Antes del confinamiento el equipo estaba sexto y al final hacabó tercero», expresó el portero tras recibir el premio Mahou tras ser votado por la afición como el mejor colchonero.