scorecardresearch

"Nunca jugué al golf por dinero, compito por amor al deporte"

EFE
-

Jon Rahm asegura que ni con 400 millones de dólares en el banco cambiaría su estilo de vida y su manera de concebir el campeonato, porque él quiere jugar contra los mejores, en clara alusión a los compañeros que eligieron la liga de Arabia Saudí

"Nunca jugué al golf por dinero, compito por amor al deporte" - Foto: ERIK S. LESSER

Jon Rahm aseguró este martes que entiende el aliciente que suponen los altos premios económicos ofrecidos por el LIV Golf, la nueva liga impulsada con apoyo de Arabia Saudí, pero destacó que él "nunca" jugó por dinero, sino por "amor a este deporte".

Lo hizo en una rueda de prensa ofrecida a dos días del comienzo del Abierto de Estados Unidos, del que es vigente campeón, en la que consideró que "tres rondas sin cortes no es golf" y que su estilo de vida no cambiaría "lo más mínimo" si tuviera "400 millones de dólares" más en su cuenta de banco.

"Entiendo el aliciente que tiene el LIV, entiendo, para decirlo de forma amable, las razones por las que (muchos jugadores) lo eligieron. Para ser honesto, el formato no me atrae. Tres rondas sin cortes para mí no es golf. Quiero jugar contra los mejores del mundo con un formato que se usa desde hace cientos de años", afirmó.

"Sí, los premios (del LIV) son excelentes. ¿Mi estilo de vida cambiaría si tengo 400 millones? No, no cambiaría lo más mínimo. Podría retirarme ahora y tener una vida muy feliz sin volver a jugar al golf. Nunca jugué por razones de dinero, juego por amor a este deporte y quiero competir contra los mejores", agregó.

Respeta la decisión de Sergio García

Subrayó que no le toca a él "juzgar" las decisiones de vida de otros golfistas y reconoció que "para muchos, los premios que ganen estos tres o cuatro años (en el LIV) marcarán el resto de sus vidas. Son grandes premios. Si quieres eso, está bien".

Informó además de que no habló de este tema con su compatriota Sergio García, uno de los grandes nombres que dejaron el PGA Tour para pasar al LIV, y que lo que más le preocupa es el futuro de la Copa Ryder.

"Cero. No me toca a mí hablar de eso (con García). Si su decisión es ir a jugar allí, jugar menos eventos, esa es su decisión. No me toca a mí juzgar. No sé qué pasará en un futuro, espero que esto no afecte a la Ryder Cup. Es lo que más atrae del golf, lo paso muy bien jugando con él y espero que no se pierda la esencia de la Ryder Cup. Eso es lo que más me preocupa", admitió.

El PGA Tour, cuestión de tradición

Lúcido y claro en su análisis, Rahm evitó todo tipo de polémicas, como cuando fue preguntado sobre si le genera inquietud saber de dónde viene el dinero ofrecido por el LIV.

"No me sorprende (que muchos jugadores elijan al LIV). Cientos de millones son una gran razón para que mucha gente vaya. La mayoría de la población, si se le ofrece ese dinero, iría. No me sorprende el número de jugadores que fueron. Los premios siempre aumentarán, pero nadie habla del reciente torneo de Londres por su prestigio. A mí me atrae la historia de los torneos", destacó.

A nivel personal, Rahm expresó su alegría por defender su corona en el Abierto de Estados Unidos, un torneo en el que "no te puedes esconder" y en el que es necesario "darlo todo."

"Es el Abierto de Estados Unidos tienes que hacerlo todo bien, ser fuerte mentalmente", dijo.

"No hay extra presión, quiero ganar de nuevo. Ya gané un 'major', siento que me quité mucha presión. Disfruto más, sé que no tengo que hacer nada excepcional para ganar", agregó.