Asaja pide más ayudas del Plan Renove de maquinaria agrícola

J. López
-

El secretario regional de la organización agraria desvela que el presupuesto de ocho millones de euros para este año se agotó «antes de que funcionase la aplicación»

Asaja pide más ayudas del Plan Renove de maquinaria agrícola

Asaja Cuenca demanda que se aumenten los fondos del Plan Renove, que dedica cada año el Ministerio de Agricultura para sustituir y modernizar el Parque Nacional de Maquinaria Agraria. «Nos hemos encontrado con que se ha agotado el presupuesto en un suspiro», dice el secretario general de Asaja Cuenca, Manuel Torrero, quien pide que «haya oportunidades para todos y los agricultores que invirtieron en febrero tengan una preferencia. Han hecho la inversión por una necesidad evidente y no por el oportunismo». 
Los agricultores de la provincia que pensaban solicitar las ayudas a la compra de nueva maquinaria agrícola se quedaron con las ganas. La cantidad asignada, ocho millones de euros, «se agotó antes de que funcionase la aplicación» para solicitarlas. Los beneficiarios –personas físicas, empresas privadas y agrupaciones de agricultores– vieron como en pocos días se habían acabado los fondos reservados para este plan renove, que destina el importe a ayudas a la adquisición de diversas maquinarias nuevas. 
Las subvenciones coincidían con la finalización de la PAC, que «este año ha sido compleja, y el agricultor ni siquiera lo ha intentado cuando ha visto las condiciones del Real Decreto». 
Esta situación no es nueva, puesto que se sucede en los últimos años. Es decir, la cantidad dedicada y publicada cada mes de junio se agota rápidamente por las altas demandas. Además, la pandemia y la situación económica ha podido provocar que las ayudas se terminaran durante los primeros días. «Suele durar una quincena, pero este año se ha acabado antes», reitera Torrero, que añade que el catálogo de vehículos incluía una línea específica para tractores.
Condiciones. En esta ocasión «el importe medio de la ayuda que percibías por el tractor nuevo era inferior al valor residual del tractor que achatarrabas». Es decir, en algún caso «merecía más el tractor que ibas a achatarrar que acogerte al Plan Renove».
Asimismo, y para acceder a esta línea de ayudas, se debía adquirir previamente la maquinaria y tenerla inscrita en el conocido como Registro Oficial de Maquinaria Agrícola (ROMA). «Es una medida que realmente viene bien para la gente que tiene que renovar maquinaria en su explotación. De hecho, no valen facturas proformas, sino que tienes que haber gastado el dinero previamente», comenta el secretario general de la organización agraria en Cuenca, que concuerda en que la baja cuantía destinada a la renovación ha impedido que a los posibles beneficiarios se les compensara la inversión.
«Estamos continuamente hablando de innovación y la agricultura de hoy en día no tiene capacidad financiera para estar invirtiendo sin este apoyo. El mapa de cultivos de la provincia indica que si el agricultor no tiene apoyo  no puede tener margen para innovar e invertir», subraya.
En este punto, recuerda Torrero las ayudas al sector del automóvil que ha efectuado recientemente el Gobierno de España, de cara a incrementar las ventas y paliar las pérdidas sufridas por la pandemia. Claro está que «no es comparable. No quiero que le quiten ni un euro a la automoción, pero que nos den un poco más de chance a los agricultores». 
Estás ayudas anuales están destinadas a aquellos agricultores propietarios que adquieren nuevos tractores, máquinas automotrices (de recolección, de aplicación de productos fitosanitarios y fertilizantes, excluidas cisternas de purín), y las  máquinas arrastradas o suspendidas (sembradora directa, abonadora, equipos de aplicación de productos fitosanitarios, cisternas de purín con sistemas de localización de producto en el suelo –rejas y discos–, tubos flexibles –mangueras– o rígidos –para aplicación justo sobre el suelo–, así como sistemas de localización de purín en el suelo independiente de la cisterna).