scorecardresearch

El Ejército de Birmania prorroga el estado de emergencia

Europa Press
-

Se cumple un año del golpe de Estado que apartó del poder a Suu Kyi y de la toma de control de los militares, que han logrado aislar al país del resto de la comunidad internacional. La oposición convoca una huelga de silencio como protesta

Una persona muestra el saludo de tres dedos frente a un cartel con la imagen de Aung San Suu Kyi durante una protesta contra el golpe militar en Yangon, Birmania - Foto: Stringer .

El Ejército de Birmania ha prorrogado hasta el 31 de julio el estado de emergencia en la víspera del aniversario del golpe de Estado perpetrado el 1 de febrero de 2021, que derrocó al gobierno de la líder de facto del país, Aung San Suu Kyi.

La decisión ha sido aprobada durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa encabezada por el jefe de la junta, Min Aung Hlaing, quien ha argumentado que "los acontecimientos en situaciones políticas, económicas y sociales" requerían esta extensión.

Así, ha señalado a "fuerzas destructivas nacionales e internacionales" que trabajan para la "aniquilación total" del país, así como a "ataques terroristas" y la necesidad de "una democracia multipartidista auténtica y disciplinada", según ha recogido la emisora Radio Free Asia.

"La violencia continúa en algunos estados y regiones como Kayah, Chin y Sagaing, y estamos haciendo los máximos esfuerzos para solucionarla", ha recalcado Min Aung Hlaing, tal y como ha informado la agencia de noticias Bloomberg.

La decisión de prorrogar el estado de emergencia ha sido aprobada por el presidente en funciones, Myint Swe.

Durante la jornada de este martes están convocadas además diversas protestas para rechazar el golpe, en el marco de la intensa represión de las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad birmanas.

La Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) en Birmania, ha notificado a última hora de este lunes cuatro nuevos muertos, entre ellos dos menores, en el estado de Kayah. El número de fallecidos aumenta y sobrepasa los 1.500 muertos desde el golpe de Estado. AAPP ha alertado en el comunicado de que "el número real de muertes es probablemente mucho mayor".

El país se encuentra aislado, los combates se han recrudecido, especialmente en la región de Sagaing, y son muchos los que temen que la crisis humanitaria se agudice ante un deterioro de la situación en plena pandemia de coronavirus.

 

Condena internacional

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha rechazado "enérgicamente" las detenciones y ha asegurado que "estos hechos son un duro golpe para las reformas democráticas en Birmania", según ha publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha asegurado en un comunicado que "Estados Unidos se opone a cualquier intento de alterar el resultado de las elecciones o impedir la transición democrática en Birmania, y tomará acciones contra los responsables si esas medidas no se revierten".

"Instamos a los militares y a todas las partes a adherirse a las normas democráticas y el estado de derecho, y liberar a quienes fueron detenidos hoy", ha agregado Psaki.

 

Reacción conjunta de las embajadas

Al mismo tiempo, una decena de embajadas en Birmania, como la de Estados Unidos y la de la Unión Europea, han alertado en un comunicado conjunto del "devastador impacto" que ha sufrido el país tras el golpe.

El comunicado denuncia la situación actual: "Más de 14 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, la economía está en crisis, los logros democráticos se han revertido y el conflicto (armado) se está extendiendo por todo el país".

Debido al primer aniversario de la asonada, varias embajadas, entre ellas la de la Unión Europea, Estados Unidos y España han cambiado la fotografía de sus cuentas oficiales en las redes sociales por una imagen en negro.

Los birmanos han sido convocados este martes por las fuerzas opositoras a una huelga de silencio para denunciar las atrocidades cometidas por la junta militar que tomó el poder hace un año.

El Ejército de Birmania asumió el poder del país el 1 de febrero de 2021 tras un golpe de Estado y declaró el estado de emergencia durante un año tras la detención de los principales líderes y miembros del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (NLD), entre ellos el arresto de Suu Kyi.

ARCHIVADO EN: Birmania, Aung San Suu Kyi