EEUU propone una transición sin Maduro ni Guaidó

Agencias
-

La Casa Blanca presenta un plan para iniciar un "camino a la democracia" y organizar elecciones presidenciales "libres y justas" en el plazo de un año

EEUU propone una transición sin Maduro ni Guaidó - Foto: MIRAFLORES PRESIDENTIAL PALACE H

Después de que la semana pasada lanzara un órdago contra el Gobierno de Venezuela, al presentar una acusación penal contra el presidente del país, Nicolás Maduro, responsabilizándole de tráfico internacional de drogas, Estados Unidos optó ayer por una táctica diferente, con el objetivo, a su juicio, de lograr la estabilidad política en la nación caribeña. De este modo, la Administración de Donald Trump propuso un Marco para la Transición Democrática en Venezuela que plantea, por primera vez, no solo descartar a Maduro del proceso hacia unas nuevas elecciones, sino también al autoproclamado «presidente interino», Juan Guaidó -reconocido, precisamente por EEUU-, con el objetivo de que pueda haber avances en el corto plazo.
La idea, según detalló Elliott Abrams, encargado del Departamento de Estado para Venezuela, es «ayudar a los venezolanos a escapar de la crisis nacional que la actual caída de los precios del petróleo y el coronavirus han profundizado.
«Este plan propone que tanto Maduro, que se ha aferrado al poder, como Juan Guaidó, el presidente interino, se hagan a un lado de modo que miembros elegidos en la Asamblea Nacional de ambas partes puedan crear un Consejo de Estado que sirva como Gobierno de transición, que organice elecciones presidenciales libres y justas», apuntó Abrams, quien, en este sentido, agregó que «si las condiciones necesarias se cumplen», la Casa Blanca está «preparada para retirar las sanciones económicas» impuestas a Caracas.
«EEUU no respalda a ningún partido político en particular en Venezuela. Apoyamos un retorno a la democracia y creemos que todos los partidos, incluido el partido del régimen, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), deberían poder competir en un campo de juego equilibrado en unas elecciones libres y justas», incidió.
«A lo que nos oponemos es al abuso del poder del Estado que permite a un solo partido gobernar indefinidamente», insistió, por lo que, aseguró, la Administración Trump reconocería los resultados de unas presidenciales siempre que fueran «realmente libres».
El emisario esgrimió que «Maduro no es de fiar», así que «establecer el Consejo de Estado es un paso esencial» para que los venezolanos puedan acudir a las urnas de forma democrática. De ahí que la propuesta estadounidense implica que, si bien ni el mandatario chavista ni Guaidó estarían en ese Gobierno de transición, el líder opositor sí mantendría el cargo de presidente de la Asamblea Nacional hasta la celebración de parlamentarias, que deberían tener lugar hacia final de año, y de presidenciales.
No obstante, Abrams subrayó que «la democracia no va solamente de elecciones», de modo que reclama también un nuevo Consejo Nacional Electoral y un nuevo Tribunal Supremo de Justicia, ambos de carácter «independiente».
En este «nuevo camino hacia la democracia venezolana», el norteamericano afirmó que EEUU está dispuesto a «trabajar con todos los venezolanos y con otras naciones y levantar las sanciones cuando se den las condiciones necesarias», esto es, unas presidenciales «libres» y «el fin de la brutalidad y de la represión».