Dos casos de polio en Filipinas tras 20 años de erradicación

Europa Press
-

Al no existir cura para la enfermedad, el Gobierno se enfrenta al reto de convencer a los padres de que permitan la vacunación de sus hijos para evitar la propagación del virus

Dos casos de polio en Filipinas tras 20 años de erradicación - Foto: FRANCIS R. MALASIG

El Ministerio de Sanidad de Filipinas ha confirmado hoy el segundo caso esta semana de un nuevo brote de polio, casi 20 años después de que el país fuese declarado libre del virus. 
El segundo caso se ha detectado en un niño de cinco años en Laguna, al sur de la capital, Manila. El Ministerio anunció el jueves el primer caso del nuevo brote, en una niña de tres años en Lanao del Sur. Los dos casos están separados por 1.400 kilómetros. 
Las autoridades han anunciado que se están preparando para vacunar a millones de niños contra la polio, campaña que comienza al mismo tiempo que Filipinas lucha para frenar también los brotes simultáneos de dengue y sarampión que han acabado con 1.000 vidas desde enero, en su mayoría niños. 
"Las campañas de vacunación contra la polio se realizan durante todo el año, pero nuestro alcance se ha reducido en los últimos cinco años", ha explicado el viceministro de Salud filipino, Rolando Enrique Domingo. "Hemos aprendido la lección, es hora de movilizarse y realmente empezar a vacunar a todos los niños, asegurándonos de que la campaña se mantiene todos los años", ha añadido. El responsable de Salud ha informado de que equipos de vacunación ayudarán a administrar las dosis a los menores de cinco años. 
No existe una cura para la polio, que invade el sistema nervioso y puede causar daños irreversibles y parálisis en pocas horas desde el primer contacto, pero puede ser prevenida con vacunas. La enfermedad se propaga muy rápido entre la infancia, especialmente en malas condiciones de higiene o sin acceso a servicios de salud. 
Afganistán, Pakistán y Nigeria son los tres últimos países en los que la polio se sigue considerando endémica. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido de que mientras haya un solo niño infectado con el virus, todos los menores están en riesgo de contraerlo. 
Filipinas se enfrenta al reto adicional de convencer a los padres de que permitan la vacunación de sus hijos, tras una campaña de vacunas contra el dengue en 2017 llamadas Dengvaxia de la farmacéutica Sanofi, que ha sido relacionada con la muerte de niños. De los 800.000 niños que recibieron ese tratamiento, hubo 119 muertes que están siendo investigadas, según anunció una junta de expertos en marzo de 2019. Sanofi ha asegurado reiteradamente que su vacuna para la prevención del dengue es segura. 
El virus ha sido detectado en dos lugares alejados, en un sistema de alcantarillado de la provincia de Davao y en una parte deteriorada del área metropolitana de Manila en la que residen grupos marginales, además de los dos casos en niños. Una campaña de vacunación se puso en marcha en agosto en el casco histórico de Manila y se expandirá para vacunar a cinco millones de niños y pasar a nivel nacional en 2020, según ha apuntado este viernes el ministro de Sanidad, Francisco Duque. 
El último caso antes de que la enfermedad se creyese erradicada en Filipinas se detectó en 1993, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El alcance de la inmunización contra la polio en el país asiático es del 70 por ciento, muy por debajo de la tasa recomendada del 95 por ciento, ha explicado Domingo.