scorecardresearch

Flores para un día de recuerdos

Leticia Ortiz
-

La tradición de visitar las tumbas de los seres queridos en el Día de Todos los Santos lleva a decenas de conquenses a acudir al cementerio en una soleada jornada de familia y emoción

Flores para un día de recuerdos

El olor a flores frescas embriaga el ambiente de este 1 de noviembre que por lo que aprieta el sol más bien parece de septiembre. Lejos de lo que podría parecer el cementerio no luce lúgubre ni tenebroso como el imaginario popular presenta siempre a los camposantos. Al contrario, risas infantiles se mezclan con la música de cámara que desde la entrada llena las calles de este lugar que, como recuerdan algunas lápidas (Como te ves, yo me vi, como me ves, te verás, reza en alguna) será la última morada de la mayoría. 

Decenas de personas se cruzan por los pasillos. Algunos llevan flores, otros solo portan las bolsas, señal de que ya han depositado los ramos sobre las lápidas de sus seres queridos. Algunos andan un poco perdidos, buscando entre tumbas el nombre conocido al que han venido a recordar. Hay matrimonios mayores que, cogidos del brazo, van rememorando viejas historias. También hay familias que se afanan en limpiar lápidas y panteones. Se oye hablar del pasado, aunque también del presente, con el precio de la vida -«es que voy a la compra y no me da para nada», le dice una señora a otra mientras llenan de agua una regadera-. Y, por supuesto, se ven lágrimas, algunas más contenidas, limpiadas con un pañuelo antes casi de que salgan de los ojos, y otras, sin pudor, rodando libres por las mejillas. 

El Día de Todos los Santos, que tendrá hoy su epílogo en la jornada que la Iglesia Católica dedica a los difuntos, llenó ayer de vida el cementerio municipal. ¡Qué paradoja! Pero es que son los vivos, precisamente, los que recuerdan a los muertos, porque mientras sean recordados, dice la sabiduría popular que nunca morirán del todo. De ahí las flores y las visitas en este soleado 1 de noviembre.

Flores para un día de recuerdos
Flores para un día de recuerdos