scorecardresearch

'Retablo. Un sueño' se presenta como proyecto artístico total

V.M.
-

El Coro de Cámara Alonso Cobo y la Escuela de Arte Cruz Novillo fueron sus principales impulsores

Un instante de los ensayos previos de esta ambiciosa producción conquense. - Foto: L.C.O.

El Teatro Auditorio José Luis Perales acogerá este martes, a las 18 y a las 20,30 horas,  dos representaciones de la obra 'Retablo. Un sueño', un proyecto conjunto surgido de la colaboración de la Escuela de Arte Cruz Novillo y el Coro de Cámara Alonso Cobo, al que se sumaron  la Escuela Municipal de Teatro la Escuela de Danza Alegría y Javier.

El director del Coro Alonso Cobo, Luis Carlos Ortiz, encargado también de la producción y alma mater del mismo, desvela que la idea inicial fue desarrollar una especie de Milagro de Nuestra Señora a partir de las imágenes del retablo de la capilla de la Asunción de Villaescusa de Haro, finalizada en el año 1507 por el artista francés Felipe de Bigarny, maestro escultor y tallista borgoñón considerado uno de los más insignes del Renacimiento español, «no obstante a todos nos pareció que faltaba algo y nos pusimos a trabajar en ello, con lo que el proyecto evolucionó creciendo hacia la idea de un espectáculo artístico total, una creación muy potente donde se conjugan las más diversas disciplinas». 

Miguel Mula elaboró una historia adecuada para que los alumnos de Artes Escénicas trabajaran el teatro de conflicto realista y el apartado onírico, falsificando el proceso histórico de la creación del retablo, una narración en donde se entremezclan varios conflictos y una historia de amor como telón de fondo.

«Más tarde -detallaba el propio Ortiz- se incluyó al Ballet de Alegría y Javier en el proyecto, no solo para ilustrar con danza la historia, sino para hacerles auténticos protagonistas; se creó el ensemble historicista Alonso Lobo para acompañar al coro y a la acción dramática y, a la música renacentista seleccionada en principio, se le añadieron mis propias composiciones y en coordinación con Cristina López, de la Escuela de Arte Cruz Novillo, se fueron ilustrando con distintas técnicas gráficas escenas del propio retablo y de la acción para insertarlas dentro del argumento, con protagonismo propio, seleccionando la forma de animación o la proyección cinematográfica».

Por su parte, Patricia González, responsable de la Escuela Municipal de Música y Arte Dramático, se encargó de modelar una puesta en escena y una interpretación simbolista y densa de esta ficción basada en una historia real sobre la creación artística, el amor, la crueldad y la guerra, contando con la participación de numerosos alumnos y profesores.

Este singular espectáculo de artes escénicas y música cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento, la Diputación, laJunta de Comunidades y la Fundación  Globalcaja, participando también como empresas colaboradoras Tránsito Teatro, Visión Studio, Alegría y Javier, además del propio Teatro-Auditorio de Cuenca, la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca y el Conservatorio Profesional de Música Pedro Aranaz.