scorecardresearch

González Palma muestra su fotografía pictórica y experimental

V.M.
-

El artista guatemalteco expone 'Constelaciones de lo intangible' en la Fundación Antonio Pérez

l fotógrafo guatemalteco, poco antes de la inauguración de su muestra en la Fundación Antonio Pérez. - Foto: Reyes Martínez

La sala de la Fundación Antonio Pérez de la capital acoge desde el pasado viernes y hasta el próximo 4 de septiembre la exposición fotográfica de Luis González Palma Constelaciones de lo intangible, muestra de Fundación Telefónica, que contó con la colaboración de la  Fundación Antonio Pérez

La muestra reúne una selección de medio centenar de obras de uno de los grandes exponentes de la fotografía latinoamericana, nacido hace 65 años en Ciudad de Guatemala,  a través de un viaje circular por esas temáticas que giran alrededor de su producción.

El artista desveló a este diario poco antes de inaugurar la muestra que era su primera visita a esta  tierra -aunque hace dos meses también expuso en la localidad conquense de Huete-  y recordaba que esta misma muestra fue promovida por la Fundación Telefónica en el marco de  PhotoESPAÑA allá por 2015 y en ella se reúnen piezas de muy diferentes épocas». 

González Palma precisó que no hay un hilo conductor concreto como tal en la exposición, «ya que las obras van desde la década de los años 80 hasta el 2015 y forman parte de varios proyectos de distinta naturaleza, desde algunas que son retratos realizados en Guatemala, hasta fotografía que tiene que ver más con representaciones figurativas y abstractas».

Y es que buena parte de su producción se asemeja a la pintura como él mismo reconoce: «Son fotografías que  están muy manipuladas, pintadas, dobladas, con diferentes tipos de soporte... podríamos decir que es un tipo de fotografía muy experimental, en este caso no hay nada de denuncia social». En ese sentido, el artista guatemalteco plantea un recorrido paralelo por la historia del arte con menciones al Barroco, la pintura prerrafaelita y las dos corrientes antagónicas que marcaron el arte latinoamericano del siglo XX: la figuración y la abstracción. 

«Una buena parte de mi trabajo es una diálogo sobre la condición humana, pero no sólo eso, incluye también una reflexión en torno a la representación y a las tendencias artísticas en América Latina principalmente en las últimas décadas, por ello entre mis muchas referencias podría citar desde pintores abstractos de la postguerra, principalmente de Argentina, Brasil y Venezuela, hasta la fotografía del siglo XIX en Europa».

Entre sus actuales proyectos, González matiza que se distancian un poco de lo puramente fotográfico, «tienen que ver más con proyectos que tienen que ver más con el sonido y otros sentidos como el olfato o el tacto, por ejemplo los proyectos sonoros están hechos partir de archivos sonoros encontrados en el Observatorio Astronómico de Córdoba (Argentina), que es donde vivo actualmente, y trabajo junto a un músico amigo mío, Sebastián Szyd, con la idea de traducir la imagen a sonido esencialmente».