El PSOE no descarta gobernar en minoría

Efe
-

Carmen Calvo se muestra partidaria de "respetar y hablar con todo el mundo" aunque la apuesta de la formación es liderar un Ejecutivo con 123 diputados

Calvo afirma que el PSOE intentará gobernar en solitario - Foto: Javier Lopez

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado hoy que el PSOE formará un Ejecutivo progresista para buscar "cuatro años de tranquilidad" con el objetivo de "reforzar la democracia", y ha añadido que intentarán gobernar con 123 diputados.
En declaraciones a una radio nacional, Calvo se ha mostrado partidaria de "respetar a todo el mundo y hablar con todo el mundo", así como de "intentar que la cultura de colaborar se abra paso en la política española".
"La política española ha cambiado tanto que nadie entiende lo que ha pasado estos 10 meses: la exclusión, el exabrupto...", ha lamentado la vicepresidenta, quien ha añadido: "Seremos un gobierno progresista, somos la izquierda de gobierno, por eso peleamos en el seno del PSOE, para no ceder ese espacio" a Unidas Podemos.
Por ello, ha dicho, "es necesario encontrar cuatro años de tranquilidad, de sostener el crecimiento de la economía española y que la crisis social también vaya remitiendo".
Ha destacado que el PSOE intentará gobernar con 123 diputados y que la estabilidad la den esos resultados.
"Quedan muchos días y Unidas Podemos también ha ido avanzando en comprensión", ha destacado Calvo, al ser preguntada si la fórmula con el partido de Pablo Iglesias será un gobierno de coalición. "Todos vamos haciendo camino y aprendiendo", ha matizado.
La vicepresidenta ha considerado que "hay respaldo más que suficiente para ser el timón de este barco" y ha agregado que Unidas Podemos les ha ayudado mucho en estos 10 meses. "Nos refuerzan como gobierno progresista, podemos seguir avanzando en esa fórmula que hemos iniciado", ha subrayado.
"Estamos muy agradecidos porque creemos que en un plazo corto de tiempo la gente nos ha entendido muy bien", ha apuntado.
Ha considerado la vicepresidenta que "la ultraderecha se ha pegado un tiro en el pie porque ha desmontado la cultura de conciencia cívica y política".
Calvo ha explicado que la camiseta que vistió anoche, tras conocer los resultados, en la que se podía leer "Sí, soy feminista", se la puso porque "las mujeres de este país son una parte brillante de la democracia española" y como una reivindicación de la igualdad. 

 

Sin prisas. No obstante, la vicepresidenta no ha sido la única en apuntar hacia una vía en la que el PSOE intente gobernar sin el apoyo de nadie, ya que la presidenta del partido, Cristina Narbona, también ha afirmado que su partido no descarta gobernar en minoría, si bien ha apuntado que "no hay ninguna prisa" a la hora de tomar decisiones sobre las posibles opciones.
Narbona, en declaraciones en RNE, ha subrayado que España necesita "un gobierno fuerte" y "un horizonte de estabilidad" para acometer los desafíos que hay por delante, sin dar pistas de si el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se inclinará por un gobierno con Unidas Podemos o por buscar el apoyo de Ciudadanos.
"No cabe descartar en estos momentos ninguna opción. No hay ninguna prisa en el sentido de tomar ni hoy, ni mañana, ninguna decisión", ha dicho la dirigente socialista.
Según Narbona, "la mejor opción es tener un gobierno fuerte, que pueda llevar adelante el programa electoral" con un amplio consenso con otras fuerzas.
"España se merece un período de estabilidad y de construcción de futuro. Estamos en una encrucijada", ha añadido Narbona, quien ha apuntado que la dirección del PSOE hará esta tarde una primera evaluación de los resultados.
La presidenta del PSOE ha manifestado que "el objetivo inmediato" del partido es "hacer una buena campaña" con vistas a los comicios del 26 de mayo, sin perder de vista "cómo llegar a la investidura y a la gobernabilidad".
Respecto a la victoria de los partidos independentistas en Cataluña, con ERC a la cabeza con 15 escaños, Narbona les ha pedido "cambiar su posición" y que sus resultados "no les hagan pensar que tenían razón en mantener una línea como la que han tenido hasta ahora".
"Tienen la confianza de muchos ciudadanos catalanes, pero tienen que tener una gran responsabilidad sobre cómo administrar esa confianza", les ha reclamado.
Narbona ha insistido en que el PSOE "no va a cambiar su posición" y "nunca va a aceptar un referéndum de autodeterminación", aunque sí insistirá en su oferta de diálogo "porque es necesario, pero siempre en el marco de la Constitución".