El Gobierno autoriza mandar 16,1 Hm3 del Tajo al Segura

J.A.J.
-

El Gobierno autoriza un trasvase de 16,1 Hm3 del Tajo al Segura para septiembre. 2019 ya es el año con más agua trasvasada

Publicada en el BOE la autorización del trasvase de 16,1 hectómetros del Tajo al Segura para septiembre. - Foto: Reyes Martínez

Finalmente, no se trasvasará en septiembre el máximo posible de 20 hectómetros cúbicos por el Trasvase Tajo-Segura, pero la presencia de los municipios ribereños de los embalses de cabecera en la comisión que regula el acueducto no ha logrado evitar que siga el drenaje de líquido hacia Levante. Finalmente, serán 16,1 los hectómetros cúbicos que se enviaran hacia el Segura, gracias a que se ha querido dejar en los pantanos de Entrepeñas y Buendía un ‘colchón’ de unos cuatro hectómetros cúbicos para asegurar las necesidades de los regantes toledanos del Alberche.
El trasvase ahora aprobado para el mes de septiembre supone un 50 por ciento más del agua que consume Toledo y su alfoz durante un año, unos 11,5 hectómetros cúbicos al año.
En los nueve primeros meses de este año se han trasvasado unos 248,1 hectómetros cúbicos al Levante. Aparte de ser el agua que la ciudad de Toledo y su entorno consumen en 21 años y medio, esta cantidad trasvasada supone un nuevo récord desde la puesta en marcha del actual Memorándum al fulminar el de 2018, año en el que se derivaron a Murcia 239,5 hectómetros cúbicos.
En tres meses, ‘sólo’ 48 hectómetros cúbicos. El nuevo trasvase autorizado por la Comisión de Explotación del Trasvase, ya sólo a falta del visto bueno de la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera, ha contado con la justificación del último informe del El informe de situación, elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex). Es habitual que esta entidad del Estado dé este asesoramiento técnico a los trasvases. El Cedex constata que, por el momento, los embalses siguen en el nivel 3, lo que permite trasvases de un máximo de 20 hectómetros cúbicos mensuales mientras los embalses no se sitúen por debajo de los 400 hectómetros cúbicos, momento en el que se paralizarían.
Pero este informe sí que ofrece una novedad, consistente en una previsión de cómo evolucionarán los trasvases en los próximos tres meses. Y su conclusión es que, si bien se podría alcanzar el máximo trasvasable en este mes y en octubre, lo recomendable sería aminorarlo a unos ocho hectómetros cúbicos en noviembre si continúa el nivel tres. Esto daría como resultado 48 hectómetros cúbicos, o sea, dos trasvases completos y otra casi a medias.
Torrecilla resta importancia a su falta de voto. Pese a no lograr aminorar con su presencia el trasvase que se preveía, el flamante representante de la Mancomunidad de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía destacaba el carácter histórico de su presencia ante la Comisión de Explotación del acueducto. En declaraciones a la agencia Europa Press al término de la reunión del organismo, Francisco Pérez Torrecilla afirmó que se estrenó pidiendo un «trasvase cero» y el cambio en las normas de explotación.
Torrecilla lamentó que persista el problema de que no tienen capacidad de voto ante las decisiones adoptadas. En todo caso, dijo que el voto de los ribereños «no hubiera sido decisivo» porque «ni siquiera se vota nada», y simplemente durante la reunión se limitan a dar validez por asentimiento a los documentos técnicos que llegan.
Además, alertó de la cercanía a un escenario de nivel 4, cuando las reservas bajen de 400 hectómetros cúbicos, situación en la que al margen de que no se podrá trasvasar, «dejará en situación ruinosa a los municipios ribereños» .