El sistema de Dependencia llega a una cobertura del 91%

Teresa Roldán
-

En 2019 se alcanzaron las 75.685 prestaciones en Castilla-La Mancha. La que más crece ha sido la de ayuda económica vinculada al servicio

El sistema de Dependencia llega a una cobertura del 91%

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha hecho hoy balance en Albacete del Sistema de la Dependencia en Castilla-La Mancha, así como un recorrido en su reconstrucción durante los últimos años. Un sistema que ha dicho no sólo consolida derechos sino que es un yacimiento de riqueza y  empleo en la comunidad autónoma, con la creación de 16.700 empleos, 6.700 más que hace cuatro años.
Sánchez indicó que por primera vez se llegó a 75.685 prestaciones al término de 2019. En el conjunto de la región la prestación que más ha crecido, según la consejera de Bienestar Social, ha sido la prestación económica vinculada al servicio, con un incremento del 208% en los últimos cuatro años.
En cambio el saldo es negativo en cuanto a las personas dependientes que disfrutan de una prestación económica por el cuidado de un familiar (Pecef), pues ha descendido un 19% en cuatro años, pasando de 16.579 beneficiarios a 13.452.  
En cuanto a la gestión realizada en el último año por los profesionales que atienden los servicios de la dependencia en toda la región, Aurelia Sánchez, citó que se han tramitado 90.000 solicitudes nuevas en Castilla-La Mancha; se han efectuado 86.572 valoraciones; se han realizado 62.182 resoluciones PIA y se han llevado a cabo 19.454 revisiones de grado y de PIA.
El Observatorio pone una nota del 8,2. Todo ello hace, como apuntó la titular regional de Bienestar Social, que la comunidad autónoma haya avanzado en grado de cobertura de la dependencia en 35 puntos, «lo que nos sitúa en el 91% como segunda comunidad autónoma con un mayor grado de cobertura de este Sistema en el conjunto del país». También Castilla-La Mancha es la segunda región en relación a los servicios de proximidad (fundamentalmente por la ayuda a domicilio, la teleasistencia, los Sepac y los centros de día), con un índice del 82,23%. Ahora la nota que asigna el Observatorio Nacional de la Dependencia a Castilla-La Mancha es del 8,2, frente al suspenso del 4,6 que tenía en 2015.
También la titular de Bienestar Social indicó que el Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha ha avanzado en la mejora de la profesionalización y el cuidado como generador de riqueza y empleo con «la habilitación de 1.882 profesionales, auxiliares y gerocultores, la formación de 1.440 cuidadores con el programa Cuidando a quienes cuidan, y el alta en la Seguridad Social de 1.944 personas cuidadoras no profesionales».
Durante el 2019 el Sistema de Dependencia incorporó  4.344 beneficiarios. Según Aurelia Sánchez la región consolida así su tendencia positiva en materia de Dependencia. Un ejemplo de ello es que los expedientes pendientes de PIA se redujeron en 23.047 con respecto a julio de 2015.