scorecardresearch

Hacienda reclama casi 50 millones de euros a 16 empresas

Leo Cortijo
-

Hasta 16 sociedades con CIF en Cuenca figuran en el listado de grandes morosos que elabora la Agencia Tributaria, de los que dos tercios tienen como objeto social la construcción o la promoción inmobiliaria.

Las compañías que trabajan en el sector de la construcción no solo son las que más dinero deben, sino también las más numerosas. - Foto: Rosa Blanco

La Agencia Tributaria ha publicado la lista de morosos que deben a las arcas estatales cantidades superiores a 600.000 euros. Una densa nómina de nombres propios y de empresas en la que nadie quiere figurar. 17.700 millones de euros. Este es el importe total que deben los algo más de 7.000 grandes insolventes que aparecen en ella. Tanto personas físicas como compañías que a 31 de diciembre del año pasado tenían pendientes deudas y sanciones con el fisco. Hasta 16 mercantiles con CIF conquense aparecen en esta 'lista negra' y entre todas ellas suman una deuda de casi 50 millones de euros. Con respecto al año anterior, la cifra se ha mantenido prácticamente inalterable, pues muchas de ellas son las mismas sociedades, en proceso de liquidación la gran mayoría.

El dudoso honor de encabezar este ránking lo tiene la empresa Obras y Vías, con un 'agujero' con Hacienda de casi 15 millones y medio de euros. Le sigue a muy poca distancia Dulcinea 2015 Real State, con 14,2 millones. Entre estas dos firmas dedicadas al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria representan algo más del 60 por ciento de la deuda total de las empresas conquenses. Y es que las compañías que trabajan en este ámbito no solo son las que más dinero deben, sino también las más numerosas. Dos terceras partes de los grandes deudores tienen el ladrillo como objeto social.

Ese es el caso, por ejemplo, de Fished Atlantic Ocean, tercera en el escalafón con más de cinco millones de cantidad pendiente de pago. Le siguen Maver 2000, con 2,2 millones; Construcciones Albacete-Cuenca-Valencia, con casi 1,8 millones; Xpuha Fleet Company, con 1,1 millones; y Levas Rentas, Grúas Sampe XXI y Magalluf Projects 2020, que bajan de los 800.000 euros.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que de las 16 empresas que figuran en la lista con CIF conquense hay una parte considerable para las que su domicilio social no está ubicado en la provincia de Cuenca. De hecho, varias de ellas aparecen ubicadas en Madrid, Valencia, Toledo o Baleares, entre otras localizaciones. Ahora bien, las hay enclavadas en territorio, como Barajas de Melo, Almonacid del Marquesado, Valverde de Júcar o Quintanar del Rey. En este último pueblo de la Manchuela, por cierto, hay asentadas hasta tres empresas de estas 16.

Más allá del ladrillo. El sector del ladrillo y sus derivados fundamentan casi de principio a fin la relación de deudores con origen conquense. Ahora bien, un tercio de esas compañías tienen o tenían otro objeto social. Santiago y Tévar, domiciliada en Quintanar del Rey y con casi un millón y medio de deuda, se dedicaba –aparece ya en liquidación– a la comercialización y distribución de productos químicos. En la fabricación de maquinaria y equipos para la industria avícola empleaba su tiempo Aruas Poultry Equipment, mientras que Honyval 2006 se dedica al transporte de mercancías por carretera y Josedan Agrícola a la explotación de fincas ganaderas y agrícolas.

Destaca el caso de la sociedad limitada Tian Cheng, ocupada en comercio al por menor, así como el de Standard Oil Chemicals, dedicada al comercio al por mayor de repuestos y accesorios de vehículos, que debuta en la lista. Respecto al año pasado, han desaparecido tres compañías que entonces debían por encima del millón de euros: Valgri Centri, Maderas La Almarcha y Promociones y Contratas Martínez Onate.