Una nube negra que impide vivir

María Albilla (SPC)
-

La ansiedad bloquea cada día la vida de millones de personas. ¿La buena noticia? Que se puede superar con las herramientas adecuadas

Una nube negra que impide vivir

Una escalera de seis tramos separa la ansiedad de una vida libre de esta carga. O, al menos, así trata de explicar Ferran Cases las etapas para vencer paso a paso esta situación que genera en millones de personas angustia, nervios, preocupación, pánico... 

Lo cierto es que la realidad de las cifras abruma. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, los trastornos por depresión y ansiedad son problemas muy habituales de salud mental, que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad y que sufren más de 300 millones de personas en todo el mundo. Pero Ferran Cases ya no es uno de ellos. Él lleva casi 10 años «desde que coroné el monte de la serenidad, un monte donde la cima representa la liberación de la ansiedad», relata este joven que lleva la friolera de 16 años «dedicando mi día a día a buscar la manera de dejar de sentir angustia».

En este tiempo ha llegado a dos conclusiones. Por un lado, que hay que aprender a reducir y eliminar la sintomatología. Por otro, que hay que conocer bien quién eres y cómo interpretas el mundo que te rodea para hacer desaparecer la ansiedad. «La primera parte es más fácil de lo que parece», relata. La segunda «es más compleja y requiere más tiempo», pero ambas se pueden superar, desde su punto de vista, e incide en una idea clave para él: «Los hábitos son la llave para lograr el éxito», relata. Ycon ese fin comparte su particular ruta en El pequeño libro de la ansiedad (Booket), con el que pretende animar a subir los 35 peldaños de una escalera que, asegura, llevan a ese reto que es vencer la ansiedad. 

Para Cases es muy importante la relación que se tiene con el propio cerebro. «No tenemos ansiedad por aquello que nos pasa en nuestro día a día, sino por aquello que pensamos que nos pasa, por la manera que tenemos de interpretar el mundo», relata, por lo que es muy importante «crear una nueva relación con tus pensamientos. Nunca podrás controlar qué pensamiento llegan a tu mente, pero sí la manera de interpretarlos», determina el autor del manual. 

El control de la respiración es clave y este experto asegura que «nadie que tenga ansiedad sabe respirar correctamente, por lo que hay que enseñar al cerebro a hacerlo correctamente en cada situación». Igualmente, incide en crear hábitos y para ello hay que trabajar dos aspectos esenciales como son la fuerza de voluntad y la resiliencia.

La meditación es un de los hábitos más importantes para poder controlar al «caballo desbocado» que es la mente, lo que combinado con la respiración, pone al paciente en el camino del éxito para superar la ansiedad. Pero la tarea requiere esfuerzo, ya que a esto hay que ir sumando una hoja de ruta en la que empezar «ordenando mi propia vida, incluso el entorno». Mantenerse activo, leer más, comer bien, prestar atención a la voz interior... hay muchos puntos a los que prestar atención y que repetir para llegar a hacer de ellos un hábito.

Cuerpo flexible

Cases asegura que el yoga puede ser una herramienta importante tanto por los beneficios de estirar el cuerpo, como por la importancia del control de la respiración y anima a dedicar unos minutos cada mañana a ello, incluso desde la misma cama, antes de levantarte. Por supuesto, dormir bien se revela como vital. «Crees que no duermes porque tienes ansiedad, pero te lleva a tener más ansiedad no dormir», explica. Es el pez que se muerde la cola.

Para solucionar la ansiedad no hay una varita mágica o una solución, concreta Cases. «Hay que marcarse un objetivo y no engañarse con los tiempos para conseguirlo. Lo imposible solo tarda un poco más en llegar, es cuestión de tempos e implicación», concluye.