scorecardresearch

La Borriquilla inicia los actos de su 50 aniversario

Redacción
-

Este domingo tendrá lugar una Función conmemorativa en la iglesia de El Salvador, presidida por el obispo de la Diócesis, monseñor José María Yanguas.

Nuevo logo de la Borriquilla

El 22 de enero de 1973 se firmaba el acta fundacional de la Venerable Hermandad de Jesús entrando en Jerusalén y Nuestra Señora de la Esperanza, documento con el que quedó creada oficialmente la Hermandad encargada de organizar la procesión del Domingo de Ramos en Cuenca. En 2023 se cumple el 50ª Aniversario de este momento histórico, tanto para la Hermandad como para la Semana Santa de la capital, y desde la Borriquilla trabajan ya en el diseño y desarrollo del programa especial de actividades con que celebrarán la efeméride. Los actos por el 50ª Aniversario arrancan este domingo, 22 de enero, con la celebración de una solemne Función religiosa conmemorativa que será presidida por el obispo de la Diócesis, monseñor José María Yanguas. La Función tendrá lugar en la iglesia de El Salvador en la que la Hermandad tiene su sede canónica, a partir de las 13 horas. Para esta cita especial, interpretarán el apartado musical el tenor Eduardo Ladrón de Guevara Ceva, así como la soprano Pilar López López y el organista Javier Tortajada.

La Función será además un momento de recuerdo y homenaje a personas, instituciones y entidades que sumaron esfuerzos tanto para que la Hermandad de la Borriquilla fuese una realidad como en la organización de la procesión del Domingo de Ramos en la etapa previa a la fundación de la Hermandad. Así y según explica el secretario de la Borriquilla, Carlos Redondo, a la Función "están invitadas aquellas personas que han tenido que ver con la historia del Domingo de Ramos y entregaremos un pequeño reconocimiento a todos los que, con su esfuerzo e ilusión, consiguieron sacar adelante la procesión".

Estarán representados antiguos organizadores de la procesión como la Junta de Cofradías, la Hermandad de la Virgen de la Luz, la de San Juan Evangelista o la Cruzada Eucarística. También instituciones como Ayuntamiento y Diputación Provincial, pues gracias a su colaboración económica llegó la talla de la Borriquilla. Habrá, como no podía ser de otra manera, un reconocimiento especial a los tres nazarenos que quedan en activo de la primera directiva de la Hermandad, hace 50 años.

Por otro lado, también se quiere contar con la presencia de otros colaboradores importantes en el desarrollo más contemporáneo de la procesión y en la actividad de la Hermandad, como "la Catedral, parte fundamental del Hosanna porque es donde llegamos y donde nos reciben con los brazos abiertos" afirma Redondo, las parroquias de El Salvador y Santa Ana (actual y antigua sede canónica de la Hermandad, respectivamente), todas las hermandades de El Salvador así como a la Esperanza del Martes por compartir advocación, las RR. MM. Concepcionistas de la Puerta de Valencia (conservadoras del ajuar de la Virgen y de los enseres de la Hermandad), las Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia (que participa con los niños de catequesis en el Hosanna), o al modisto Eduardo Ladrón de Guevara como benefactor de la Hermandad.

Comisión del 50 Aniversario y logotipo conmemorativo. A fin de organizar y planificar los actos por el 50 Aniversario, la Hermandad de la Borriquilla ha constituido una Comisión – integrada por hermanos con antigüedad, miembros de la anterior Junta Directiva y voluntarios – que está siendo la encargada de coordinar el diseño y desarrollo del programa. Además, para acompañar todo este año de celebraciones y actividades especiales, la Hermandad ha diseñado un logotipo conmemorativo. Se trata de una imagen sencilla a la vez que clara, concisa, expresiva y representativa. En ella aparece en gran tamaño el número 50 – que señala los años precisos del Aniversario – abrazando el escudo de la Hermandad, emblema "que nos une a todos". Subrayan la cifra una palma, elemento distintivo y característico de la procesión del Hosanna, y la bandera de España, seña identificativa de su pertenencia y nacionalidad. Escudo, palma y bandera coinciden en su policromía, mostrando los colores de la procesión del Domingo de Ramos: blanco, rojo-granate y amarillo. Además, el logotipo incluye una referencia a las Sagradas Imágenes de la Hermandad, materializada en la silueta de la Borriquilla y la corona de la Virgen de la Esperanza.