scorecardresearch

Un nuevo castillo en venta

V.M.
-

La fortaleza amuralla de Cardenete, levantada en el siglo XVI, no pudo ser adquirida en su día por el Ayuntamiento de esta pequeña localidad de la Serranía Media y los propietarios la han puesto en manos de un portal inmobiliario

Imagen exterior de la fortaleza de Cardenete, que data del siglo XVI. - Foto: Ayuntamiento

Si hace escasos días los medios de comunicación se hacían eco de la salida a la venta del castillo alcarreño de Cogolludo por medio millón de euros, en el caso de la provincia de Cuenca tenemos un ejemplo similar en el pequeño municipio de Cardenete, cuya fortaleza del siglo XVI se ha puesto también en venta recientemente.

En este caso la familia propietaria no quiso desvelar el precio de salida a La Tribuna de Cuenca y remitía a los interesados a ponerse en contacto con la firma Lançois Doval Gestión Patrimonial. «Pensamos que lo mejor es si alguien está verdaderamente interesado en su compra  nos llame por teléfono o por mediación de la agencia a la que han accedido ustedes, de esta forma les podremos informar de todo lo concerniente al mismo», aseguraban.

El caso es que todo indica que otro emblemático castillo conquense, declarado Bien de Interés Cultural, terminará en manos privadas ante la imposibilidad del Ayuntamiento de hacerse cargo del mismo, porque, tal y como comentaba a este diario el alcalde, Francisco José Cocera, «es inviable su adquisición en función de los recursos con que contamos».

El regidor cardenetero desvela que hace más de dos décadas la entonces alcaldesa, Julia Gómez, mantuvo conversaciones con la propietaria, Rosario Tórcola, pero la cifra final que pedía, entre 22 y 25 millones de las antiguas pesetas, era inasumible para las arcas municipales. «Sinceramente creo que fue un fallo que el Ayuntamiento no adquiriera el castillo cuando fue sacado a subasta por el Ministerio de Hacienda en los años 70 por alrededor de 250.000 pesetas, también creo que hubiera sido preferible que el Estado se hiciese cargo de un bien patrimonial público, en lugar de caer en manos particulares», precisa el primer edil.

Preguntado por el estado de conservación, el alcalde de Cardenete apunta a un lógico deterioro con el paso de los años. «Hace ya tiempo que no ha invertido prácticamente nada en su mantenimiento, salva unas obras realizadas en los 80 poco después de ser comprado por su actual dueña, de hecho en la parte norte han ido desapareciendo sillares y ventanas víctimas del expolio, incluso sirvió de cantera durante muchos años a principios del siglo XX; en cuanto al interior está diáfano, porque el castillo nunca llegó concluirse, aunque sí se conserva todo el perímetro de la muralla», desvela.

Cocera reconocía haberse enterado de su venta hace sólo unos días y dijo desconocer también la cifra solicitada para su adquisición. «Lo que sí nos gustaría a todos los vecinos -advertía- es que si finalmente alquilen lo adquiere sirva para dinamizar el municipio, confiamos en que pueda llegar a ser visible y la gente pueda disfrutar  de él, al constituir un importante elemento patrimonial del pueblo... al fin y a cabo es uno de los que mejor se conservan en la provincia».

Características. El Castillo de Cardenete comenzó a construirse entre los años 1514-1520, en plena rebelión de los Germanías, por los primeros marqueses de Moya. Andrés de Cabrera y Beatriz de Bobadilla, que fue camarera mayor de la Reina Isabel la Católica. Se trata de una construcción militar de planta casi cuadrada, con cuatro torres en las esquinas más otra al mediodía en la que se sitúa la puerta principal del edificio. Construido de mampostería bien trabada, los huecos de puertas y troneras están recercados de sillería.

Finalmente, el alcalde de Carente aprovechó esta ocasión para citar otros edificios destacados del patrimonio local, como son la iglesia parroquial de la Asunción del siglo XVI, Monumento Nacional desde los años 80, donde destaca su artesonado mudéjar, la Ermita de San Antonio del siglo XVIII y la antigua fábrica de harinas del XIX,  además de los puentes y construcciones vinculadas a la antigua línea del ferrocarril.

En definitiva, el siguiente capítulo de la historia de la fortaleza de Cardenete ya está escrito: desde  hace unas semanas el edificio está incluido en la página web de la citada organización especializada en gestión de comunicación y marketing para venta de patrimonios inmobiliarios e inversiones, ubicada en Cataluña, y se oferta como «edificio histórico ideal para iniciativas vinculadas a la hostelería y eventos».