scorecardresearch

«Habrá menos accidentes sin margen de 20km/h para adelantar»

Manu Reina
-

El jefe provincial de Tráfico de Cuenca, Jacinto Vicente, analiza la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial que entró en vigor el pasado lunes y asegura que "si conduces de forma adecuada no vas a perder ningún punto"

«Habrá menos accidentes sin margen de 20km para adelantar» - Foto: Reyes Martínez

Los conductores tienen que ponerse al día si no quieren llevarse una sorpresa. Y es que desde el pasado lunes ya está vigente la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. La nueva normativa introduce modificaciones y cambios con un endurecimiento de las sanciones por cometer ciertas infracciones al conducir. Este nuevo marco establece multas de 500 euros y la imposibilidad de hacer el examen teórico en caso de ser cazado copiando en el mismo, la eliminación de la posibilidad de adelantar en vías convencionales con 20 kilómetros por ahora adicionales o la tolerancia cero con el alcohol en menores de edad, entre otras novedades. El objetivo, una vez más, «es minimizar los accidentes y los fallecimientos que se producen por esa causa», tal y como relata el jefe provincial de Tráfico de Cuenca, Jacinto Vicente, que valora con gran satisfacción la entrada en vigor de esta nueva ley. 

Cada vez que entra en vigor una nueva ley genera suspicacias, dudas e interés, ¿qué entraña esta nueva normativa?

Lo primero es que la ley es muy técnica. Introduce modificaciones, pero el común de los mortales no las percibe. Les afecta realmente una serie de cosas muy concretas. A pesar de que se han tocado todos los artículos y se han introducido muchas modificaciones. Hay que destacar, además, que se ha hecho mucho hincapié en trabajar para reducir la contaminación y el uso del coche eficiente. Al final serán una docena de modificaciones y cambios los que más vamos a notar en nuestro día a día.

¿Qué novedades contempla?

Hay algunas cosas que nosotros no vamos a ver inmediatamente, pero que se va a notar mucho. Por ejemplo la inclusión ya en ley del tema de vehículos de movilidad de personas. Antes estaba sólo como reglamento. Esta nueva normativa hace mucho hincapié en el tema de la seguridad de los ciclistas y la conducción autónoma donde la Dirección General de Tráfico (DGT) va a liderar en cuanto a la normativa. Hay además pequeñas modificaciones en los puntos que se pierden por algunas razones concretas. También se ha tenido suavidad en algunos temas relacionados con la tecnología. Por ejemplo, se permite el empleo de intercomunicadores homologados en las motos, algo que antes estaba totalmente prohibido. Además, se han ampliado legalmente las cosas que se pueden hacer. Ahora, la aplicación miDGT está presente en la ley y eso hace que no sea obligatorio llevar el permiso de conducir físicamente, ya que tan sólo bastará con enseñar la aplicación. 

Una de las modificaciones que más discusión ha generado ha sido el hecho de eliminar el margen de 20 kilómetros por hora para adelantar en vías convencionales. ¿Por qué se ha tomado esta decisión?

El objetivo es reducir las posibilidades de tener accidentes y delimitar en casos de accidentes las repercusiones que pueda haber. El adelantamiento es una de las maniobras más peligrosas en una carretera. Puede dar lugar a accidentes más graves y letales. Cualquier medida que tomemos con la decisión clara de hacer más seguro el adelantamiento, aunque nos obligue a perder un poco de tiempo en el viaje, va a tener como resultado una disminución del número de accidentes, así como la disminución de heridos y fallecidos. Es muy importante el sistema seguro, que es un concepto que está ahora en boca de todo el mundo y el que se tiene que trabajar porque es un término muy importante. 

Por lo tanto, ¿con qué objetivos se elaboran estas modificaciones?

La DGT tiene como único objetivo la seguridad vial. El propósito es eliminar los accidentes y los fallecidos, así como los heridos graves. Hay que tener en cuenta que cualquier víctima de accidente de tráfico supone un coste personal y social impresionante. No sólo es la persona afectada, sino también su familia o puesto de trabajo, entre otras cosas. Somos todos. La sociedad sufre cuando una persona fallece o resulta herida de gravedad en un accidente. Cualquier cosa que hagamos para eliminar o minimizar las cifras es totalmente entendible y es una decisión correcta de tomar. Aunque nos cueste un poco aceptarlas. 

¿Qué infracciones cuentan ahora con sanciones más duras?

La más llamativa de las medidas de endurecimiento es la pérdida de puntos con el móvil. El mero hecho de tenerlo en la mano es sancionable con la retirada de seis puntos. Hay que tener en cuenta el número de fallecidos que hubo en la provincia el año pasado, que ha habido desgraciadamente muchos. En más del 60 por ciento de los accidentes mortales había un tipo de distracción involucrada con el móvil. El mantener la atención durante todo el trayecto es uno de los late motiv nuestro. Probablemente conseguir eso sería eliminar prácticamente los fallecidos. El móvil no es lo único que nos hace distraernos, pero es una cosa donde su uso se ha generalizado. Casi todos, aunque no nos hayan pillado, alguna vez hemos cometido esa infracción. Esta medida es muy llamativa. Otra por ejemplo es la de no llevar el casco y el cinturón de seguridad puesto, que pasa de tres a cuatro puntos. También hay otra de la que se ha hablado mucho y que tiene que ver con el medio ambiente. Y es que la infracción de dejar objetos en la vía que podrían obstaculizar el tráfico está tipificada como infracción grave. Pero cuando lo que tires a la vía puede producir un incendio o accidente pasa a ser infracción muy grave. Tiene sanción de pérdida de puntos y te pueden sancionar con 500 euros en lugar de 200 como era antes. 

Si tenemos en cuenta que se han endurecido las sanciones, ¿es más fácil perder el carné de conducir a partir de ahora?

Todo depende de cómo conduzca cada uno. Si respetas las normas no hay problema. Si tú tienes cuidado y conduces de forma adecuada no vas a perder ningún punto. Yo no entiendo que esto sea un endurecimiento. En cualquier caso debería servir como revulsivo para obligarnos a todos nosotros a intentar conducir de una manera más segura. Esto ayudará a ser mucho más responsables.

También se ha reducido a cero el alcohol permitido en menores que conduzca ciclomotor o motocicleta. ¿Tolerancia cero, no?

Así es. Una exigencia de nivel cero de alcoholemia para menores de edad. Es algo que vamos a ir trabajando y ampliando a más sectores. Es un tema muy llamativo. La juventud es un activo que tampoco podemos permitirnos desperdiciar en esta sociedad. El nivel de alcohol permitido para quien conduzca un ciclomotor o una moto de ciertos tipos es cero. Con un porcentaje de alcohol del 0,1 ya has cometido una infracción. Podría plantearse en el futuro el que fuera un delito. La tolerancia cero con el alcohol y las drogas es otro de nuestros puntos de trabajo. 

Llama la atención que los autobuses a partir del mes de julio llevarán un nuevo sistema de prevención y control. ¿En qué consiste? 

A partir del día 7 de julio entra en vigor la homologación europea que obliga a ciertos tipo de vehículos de transporte de viajeros por carreteras, como son los autobuses, a llevar un sofisticado sistema de control. Estos vehículos de transporte van a tener instalado un bloqueo del encendido accionado mediante el test de alcohol del conductor. Así, el conductor tiene que soplar y en caso de dar más de lo que tienes que dar, el vehículo se inmoviliza por completo y esa tasa queda registrada en el sistema. Se inmoviliza el vehículo por completo. Es una medida que está pensada en la seguridad de los viajeros. Eso entrará en vigor como obligación en los vehículos que se homologuen a partir de ahora. Lo que dice la ley es que quien lo tenga instalado, tiene que utilizarlo. No hay debate en este sentido.

¿Con la entrada en vigor de esta nueva ley se prevé reducir el número de accidentes y fallecidos? 

Es muy difícil hacer una estimación. La medida de la sanción del uso del móvil o la eliminación del margen para adelantar en vías convencionales van a tener una repercusión inmediata, siempre y cuando, seamos capaces de asumir la ley y cumplirla. Nosotros no tenemos ninguna necesidad y ningún deseo de sancionar a nadie. Lo que yo quiero es que de los 2.000 accidentes registrados en la base de datos durante el pasado año, si es posible que el año que viene sean 1.000 pues mejor. Y si son cero pues mejor todavía. Hay que tener en cuenta que la mitad de esos 2.000 son sólo daños materiales y que casi la mitad son accidentes de atropello con animales. Los accidentes de gran impacto son en torno a 700. En las cifras de víctimas está incluido también cuando es un herido leve. Somos una provincia que tiene un tráfico muy grande por ser una provincia de paso, pero no tenemos un volumen alto de accidentes mortales. Aunque, desgraciadamente el año pasado si los hubiera. 

Por último, una de las grandes novedades es que ahora sí que habrá sanciones para aquellas personas que copien o hagan trampas en el examen teórico. ¿Por qué se ha tomado esta decisión ahora?

Sí. Nosotros encontramos muy habitualmente dos tipos de problemas en los exámenes teóricos de obtención del permiso de conducción. Aparte del famoso copiar o no copiar, que es el día a día, nos encontramos dos formas más graves. Ya que incluso uno da lugar a un delito. Es la usurpación de personalidad, donde una persona se hace pasar por otra. Además del uso de medios telemáticos, que es el más llamativo. La ley se ha endurecido en esta ocasión. Con la anterior normativa si encontrábamos a alguien copiando en un examen, la provincia es pionera en este tipo de acciones, no pasaba nada. Esta persona suspendía la prueba y al día siguiente podía presentarse, osea nada más. Lo único que podía ocurrir es que si suspendía dos veces pasaba a renovar los papeles y ya está. Era una actitud además totalmente insolidaria con el resto de ciudadanos porque unos se estudian el temario y otros buscan alternativas ilegales para obtener el permiso de conducir. Pero ahora van a recibir una sanción económica de 500 euros y no podrán presentarse hasta pasados seis meses.