scorecardresearch
Jesús Fuero

TERCERA SALIDA

Jesús Fuero


Dando que pensar, o eso quisiera yo

18/10/2021

Yo no sé decir nada que no se haya dicho, y sin embargo puedo comentar muchas cosas, pero bien seguro podéis estar que mis comentarios, aunque salgan de lo más profundo de mi ser, muchos forman parte de lo que han dicho otros antes que yo. Si quiero gustar puedo inventarme palabras, palabros, pero no dejan de ser engendros modificados de otras palabras que están en el diccionario y que yo puedo recomponer y poco más. Si algo no me satisface puedo decir que es asqueroso (ya lo dijeron otros). Y cuando vemos cosas que no nos gustan en teletrinas o en otros medios lo que diga no será nada nuevo, que ya lo dijeron otros. La novedad podría ser que alguna vez dejara el artículo en blanco y solamente un epígrafe por título. Por ejemplo «muere la gente por Covid». Dejarlo en blanco y que cada uno lo rellene y piense cuál es su parte de culpa. Y puedo hablando de la patria mentar a Walt Whitman, y fijarme en hojas de hierba. Él expreso muy bien lo que era su patria y la patria de las palabras. Whitman despoja a la patria en el canto a la hierba, que es un canto a su patria. La despoja de todo lo superfluo para que nosotros la podamos hacer nuestra, nueva. Una patria inmaterial, pero al mismo tiempo en sus palabras se percibe algo más que es lo espiritual. 
Surge después de una larga evolución el homo no sapiens «el hombre que no sabe pensar», obsérvese al respecto lo que está sucediendo en el mundo, aparentemente lleno de inmortales. Han vuelto, por ejemplo, y por enésima vez a destrozar símbolos religiosos, y me pregunto que sacaran con semejantes gilipolleces. Es de genero tonto romper algo que no significa nada para ti, a no ser que seas un demonio. Los demonios temen al creador y nunca le perdonaran que fuesen expulsados del cielo.
La Bahía de Hudson ha aparecido levemente enrojecida: ¿será un complot de la KGB?, ¿será que los comunistas están llegando a Estados Unidos? ¿La menstruación de la Estatua de la Libertad? Pensemos en ello.
Dicen que hablamos mucho de los políticos, y claro es ¿de qué otra cosa podemos hablar? El debate en cualquier lugar hoy es ese. Se han convertido en un problema cuando deberían ser la solución. Se pretende que hablemos de fútbol, que mentemos a los jueces cuando el viento no sopla a favor de los políticos, y si no enterramos a Franco después de resucitarlo. Todos los fornicadores no dejan de serlo por no decirlo unos fornicadores. Y el Tezanos augur no da una cuando a través del espejo mágico sigue viendo al brujo Pedro como el más guapo del reino y quiere dar a morder una linda manzana a la Ayuso. 
En muchos momentos de mi vida siento que a veces es mejor dejar las cosas como están, porque si remuevo la mierda puede que todo sea peor. -No te sulfures que toda afectación es mala-, me digo a veces.
No soy nadie para reprehender a mi rey y señor, ni para sembrar en los oídos de los plebeyos las faltas de su príncipe, porque no servirá para que el príncipe se enmiende, o que los suyos no le estimen. La corrección debe ser amistosa entre todos, como la mirada del padre que sin palabras afea una mala acción de su hijo. Quisiéramos decirle en el rostro sus defectos. Que todo fuese por si le diera por pensar, aunque sería mucha casualidad que el tal Pedro bajara del pedestal y se atreviera a estar cerca del pueblo vacunado que no lo ha votado.

ARCHIVADO EN: Menstruación, COVID-19