scorecardresearch

La Copa deja gran sabor de boca

Marta Mora
-

El CB Cuenca Femenino sacó a relucir todo su poderío y venció al Basket Puertollano en una final «muy disputada» que les proclama campeonas en Segunda División

El CB Cuenca Femenino celebra el trofeo de campeonas de la Copa de Segunda División - Foto: J.A Lillo

Con un oro al cuello acabaron las chicas del CB Cuenca Femenino la Copa de Segunda División. Ganaron las conquenses a base de esfuerzo, trabajo y competitividad. Una torneo que solo tienen el privilegio de jugar los cuatro mejores equipos de la liga y en el que ellas demostraron ser las reinas del baloncesto.

Se coronaron campeonas, levantaron el trofeo y lo celebraron con su afición. Como bien dice el entrenador, Alberto Almodóvar, era uno de los retos de la actual temporada. «Era uno de los objetivos que teníamos marcados desde el principio, poder sacar la Copa adelante, y lo hemos logrado», resalta Almodóvar.

Es por ello que el técnico siente una «enorme satisfacción» por el grupo, porque el trabajo realizado en estos meses se ha visto recompensado. «Es una recompensa a muchas cosas hechas durante toda la temporada, tanto por parte de nuestro equipo, como del resto», manifiesta el míster conquense.

Fue una final muy disputada entre el conjunto rojillo y el Basket Puertollano que finalizó con un resultado muy positivo (53-44) para el equipo local. «Ha sido una de las finales de Copa más disputadas de Segunda División de los últimos años. Estoy muy contento por el nivel ofrecido y evidentemente por conseguir el título», destaca Almodóvar.

Las conquenses estuvieron «muy concentradas» durante el encuentro y lograron ser superiores a su rival. «Las chicas entendieron que tenían que estar 40 minutos concentradas y la verdad que supimos, desde el primer momento, marcar nuestro ritmo, llevar la iniciativa e ir por delante en el marcador todo el partido que era uno de los objetivos», asiente Alberto. Supieron estar en la pista y competir ante un gran rival. Sin duda, la veteranía fue clave para poder ganar. «En los momentos difíciles pudimos responder bien, estar serenas, sacar la veteranía que tenemos de nuestra parte y así sacar el partido adelante», explica el míster.

Cada una de las jugadoras que tiene Alberto Almodóvar a sus ordenes atesora una gran calidad. Eso hace que sea un grupo brillante que reluce en la pista cada vez que compite. Son unas luchadoras que día tras día buscan mostrar su mejor potencial. «El comportamiento que tienen cada semana entrenando y en los partidos es increíble y creo que eso es la clave de todo lo que están consiguiendo», asegura el entrenador.

Además, el ambiente en el vestuario es otro de los factores. «Hay muchas jugadoras que se conocen de hace muchos años, pero además las que vienen nuevas cada año siempre se adaptan perfectamente, hacen que se involucren al grupo. Hay mucha unión a pesar de que la diferencia de edad es muy grande», cuenta Alberto.

Y tras la Copa, el equipo ya está centrado en la liga, porque por delante tienen un sueño por cumplir que no es otro que lograr el ascenso.