scorecardresearch
Javier Caruda de Juanas

Javier Caruda de Juanas


Lo 'posimposible'

28/04/2022

Ahora que tan de moda está consumir tu tiempo de ocio engullendo más y más series televisivas, he de reconocer que busco aquellas que son capaces de evadirme de la rutina del día a día sacándome una sonrisa en los breves treinta minutos de cada capítulo. Sí, no estoy para capítulos más largos.
Una de estas series que me he bebido varias veces es Como conocí a vuestra madre. A pesar de que ya tiene sus añitos siempre encuentro una razón para volver a ella, aunque sólo sea para pasar un rato divertido. En uno de los capítulos, Barney Stinson acuña un término sorprendente. Para todo aquello que considera fascinante o increíble, usa la palabra posimposible.
Estos días he leído varias noticias que me han llamado seriamente la atención. Por un lado, el gobierno autonómico publicaba la lista de días festivos regionales para el 2023 incluyendo, una vez más, el jueves del Corpus. Aunque desconozco los entresijos o negociaciones para elegir las fechas, no deja de sorprender que en la región todos tengamos un día festivo sin ningún contenido en la mayoría de las localidades. Hace casi treinta años que la Iglesia Católica decidió trasladar la festividad del Corpus al domingo más próximo por lo que el gobierno regional nos concede un día festivo en el que no hay nada que festejar. Podríamos pensar en la importancia de esta celebración en la capital regional, no la pongo en duda, pero en nada nos beneficia al resto. Es más, la festividad es una, el domingo, y no pueden realizarse dos celebraciones en fechas diferentes. Quizá convendría que nuestros munícipes no legislaran a favor de una parte solo, aunque quizá han pensado que para 2024 los castellanomanchegos disfrutarán como día festivo el de la Virgen de la Luz. En fin, cosas que pasan por estas latitudes.
Claro que no ha sido menos pequeña la sorpresa que me he llevado con la Semana de Música Religiosa. A ver si lo he entendido bien. Todos queremos dar a la Semana la importancia que, sin duda, tiene. No en vano también se declaró como fiesta de interés turístico internacional en 1980 como nuestra Semana Santa y, curioso, el Corpus de Toledo. Todos hablamos, en muchos casos sin saber, de la gestión artística y económica de la misma. Y, cuando parece que se había trazado un nuevo camino (aunque no sé si estaba asfaltado o era de grava), resulta que el ingeniero que lo estaba diseñando abandona el proyecto. Así, por sorpresa. Vendrá un nuevo proceso de selección que culminará con un nuevo director que tendrá poco, muy poco tiempo, para preparar una edición digna en 2023. Quizá convendría también hacer una pequeña reflexión entre todas las partes implicadas y hacer el esfuerzo de dotar de estabilidad a nuestro querido festival.
Bueno, al menos, parece que se va a iniciar el proyecto faraónico de la plaza del Mercado. No piensen que ya comienza. Ahora estamos reiniciando el proceso para la redacción del proyecto. 
Leo todo esto y no puedo dejar de acordarme del bueno de Barney. Cuenca vive siempre al filo de lo posimposible.