«Tenemos demasiados pacientes»

T. Roldán
-

La situación del Complejo Hospitalario ha saltado a medios de comunicación europeos. El jefe del Servicio de Neurología asegura que «esto es como una guerra». Sanidad niega el despido de la autora del vídeo viral

«Tenemos demasiados pacientes»

Varios medios de comunicación europeos se hicieron eco en las últimas horas de la situación de colapso denunciada por profesionales del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA) como consecuencia de la pandemia del coronavirus a la que nos enfrentamos. El vídeo difundido en la noche del martes con pasillos de Urgencias llenos de enfermos y advirtiendo del retraso en el ingreso de pacientes formó parte de la edición del rotativo británico The Sun, dando cuenta de la situación de colapso del hospital albacetense y de otros centros de Madrid.
También la cadena de noticias Euronews se refirió al asunto, replicando el vídeo y con declaraciones del jefe del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el doctor Tomás Segura, que llegó asegurar que el mundo se enfrenta a una guerra. Advirtió de que, después de la situación generada por el coronavirus, nada volverá a ser como antes, e insistió en el colapso de la sanidad albacetense explicando que se ven obligados a priorizar pacientes porque la mayoría está al borde de la muerte.  
«Esto es como una guerra, tenemos demasiados pacientes por cada doctor; al final del día tenemos 40 ó 50 pacientes sin clasificar, porque no dejan de llegar pacientes; debemos elegir, es terrible», afirmó en esta declaraciones el doctor Segura. Además, insistió en que «las personas que desarrollen distrés respiratorio si no tienen un respirador se verán abocadas a morir».
panorama. El problema, afirmó el doctor Segura, es «que estamos teniendo que elegir entre un paciente y otro, lo que está lejos de nuestra ética profesional, lo cual está generando un daño psicológico inmenso para los doctores, en especial para los intensivistas que trabajan en cuidados intensivos, y algunos de ellos al final del día están completamente colapsados psicológicamente».
La situación que describe el neurólogo albacetense, que desde hace meses es profesor titular en la Facultad de Medicina -con plaza vinculada a la asistencia, y que estos días está ayudando en labores de gestión al equipo de dirección que está gestionando esta crisis sanitaria en el Hospital General de Albacete-, no puede ser más dantesca, e invita al pesimismo, porque en su opinión, «son muchos los pacientes que están muriendo y estamos perdiendo en los últimos días».
Por otro lado, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) desmintió una información que circuló por Facebook en la que se aseguraba que la enfermera que subió a redes sociales un vídeo grabado en el Hospital de Albacete había sido despedida de este centro.
Fuentes del servicio sanitario consultadas por Europa Press han zanjado que es «rotundamente falso» este extremo.
Fue el pasado miércoles cuando hacía aparición un vídeo en el que podían verse varios pasillos de las Urgencias del centro hospitalario albacetense saturados, publicado por esta enfermera y alertando de la situación.
El presidente regional, Emiliano García-Page, apuntaba al día siguiente que el número de ingresos en Urgencias se había colocado en el Hospital de Albacete en el doble de lo habitual desde que empezara la pandemia, rozando el centenar, manifestación que también confirmó el propio director del Hospital General en un informativo de alcance nacional.
Con cerca de 800 camas el Complejo Hospitalario Universitario atiende a una población por encima de las 170.000 personas, motivo por el que se vienen reordenando y reagrupando espacios en los últimos días para aumentar exponencialmente el número de camas. Sin embargo, se sigue acondicionando los espacios de la Facultad de Medicina, donde según el médico especialista del Servicio de Medicina Preventiva del CHUA, Jesús García Guerrero, «todavía no hay una fecha concreta para que este espacio ofrezca respuesta asistencial a la población afectada de coronavirus», aunque se ultiman los preparativos lo antes posible para que sea un servicio medicalizado que ofrezca garantías «para no desproteger a nadie», agregó.