scorecardresearch

"Con el nuevo curso volverá la actividad fuera del centro"

I.M.
-

La delegada provincial de Educación, Sonia Isidro, asegura que entre el 94 y el 96% de los alumnos estudiarán en el centro que habían pedido

Sonia Isidro, delegada provincial de Educación. - Foto: Reyes Martínez

Este jueves arrancaba en la provincia un nuevo curso escolar para los alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria y  Bachillerato. Hoy serán los estudiantes de FP y de las Enseñanzas de Música y Danza los que vuelvan a las aulas y más adelante lo harán, entre otros, los de Educación de Personas Adultas o de Idiomas. No obstante, como apunta  la delegada provincial de Educación, Sonia Isidro, aunque haya que seguir aplicando y cumpliendo las distintas medidas sanitarias establecidas, con el nuevo curso volverán las actividades fuera del centro y los patios serán más abiertos, siempre que el Covid lo permita.

 Este jueves arrancaba un nuevo curso escolar marcado por el coronavirus ¿Cómo ha sido su preparación teniendo en cuenta que es el tercero con la pandemia de fondo?

Este nuevo curso lo hemos preparado con muchísima ilusión, con mucha más esperanza que el curso anterior, con mucha más seguridad y con una mayor tranquilidad gracias a la vacunación que ha habido tanto entre los alumnos como entre los  profesores.  El curso pasado  fuimos valientes, arriesgamos y funcionó. Funcionó la presencialidad, como es conocido, ya no sólo  gracias a que seguimos todas las medidas que se nos iban indicando desde la Consejería Sanidad sino también gracias a las actuaciones previas que habíamos hecho de adaptación de los centros educativos a la nueva realidad derivada de la pandemia.  

Además de la vacunación, ¿qué otras medidas  se han tomado desde la Consejería de Educación contra el Covid para este nuevo año académico?

Están los planes de contingencia de nuestros centros y que como tales hay que recordar que han sido revisados para este curso a fin dar respuesta a las diferencias que han surgido respecto al año anterior y en los escenarios establecidos. De hecho, vamos a comenzar el curso en el escenario de nueva normalidad, con una afectación por Covid relajada.  Está nueva normalidad va a permitir que, por ejemplo, en las zonas exteriores, como pueden ser los patios, los alumnos del mismo sector y del mismo curso podrán tener algo más de relación entre ellos que el año pasado con unos patios muy parcelados y muy sectorizados.  Con el nuevo curso vamos a retomar las actividades complementarias fuera del centro y  ‘Somos deporte’. ‘Somos deporte’ es un programa fundamental para asentar las bases deportivas desde los más pequeños y la idea es retomarlo ya desde el comienzo. Igualmente vamos a ampliar hasta cuarto de Primaria los grupos de convivencia estables, al tiempo que se  van a  aliviar un poquito las distancias interpersonal en los más mayores pasando de 1,5 metros  a 1,20 metros. 

Además, en estos momentos están finalizadas o a punto de finalizar en la provincia más de 90 obras  de mejoras de nuestros centros a pesar de haberlas tenido que hacerlas, en más de una ocasión,  en un tiempo récord y de la propia idiosincrasia de esta provincia con dificultades en más de una zona para buscar mano de obra.

¿Las medidas a tomar son muy diferentes si el centro educativo está en la zona rural, o por contra, en la zona urbana? 

Tanto las  instrucciones como  las medidas Covid-19 y la guía  establecida es de aplicación para toda la comunidad en general y en particular para toda la provincia. Estoy hablando, por citar alguna, de uso de gel hidroalcohólico y  del uso obligatorio de  mascarillas en el interior para los docentes y para los alumnos a partir de los seis años.  Sin embargo,  evidentemente allí en donde tenemos secciones,  con cinco, ocho o 10 alumnos, como pasa en el mundo rural, el centro como tal es una burbuja, al margen de que su rutina diaria es menos dificultosa de organizar que en un centro urbano que pueda tener 800 ó 1.000 alumnos.  Así, por ejemplo, en un centro grande, como los de aquí, hay que hacer distintas entradas por distintos sitios o marcar distintos momentos para poder entrar. En cambio, en una escuela en donde van sólo ocho alumnos todos entrarán por el mismo sitio y a la misma hora. 

Teniendo en cuenta los índices de natalidad de esta provincia y los habitantes que hay en algunas zonas, ¿este año habrá más o menos alumnos que el año pasado?

Desde luego la tendencia que venimos observando de unos años acá es que los alumnos van disminuyendo de un curso a otro y este curso no va a ser diferente. No obstante, esto no nos afecta gravemente y de hecho, a fecha de hoy, aunque seguimos en periodo de matrícula, hay unos 300 alumnos menos que en el curso pasado. De momento son  33.608 alumnos, lo que viene a representar sobre un uno por ciento  menos. Se puede decir que hay un equilibrio en materia de alumnado, siendo la etapa de Primaria la que tiene el número más elevado de estudiantes con unos 10.400 alumnos y la que menos, por contra, la etapa Infantil con unos 1.200 alumnos. Este mismo equilibrio asimismo se puede observar para los centros pues aunque hemos cerrado de cara a este curso y por ausencia de alumnos y de matrículas tres centros, las secciones de Chumillas, Pozoamargo y Olmedilla de Alarcón, igualmente hemos abierto otros tres, entre ellos, la sección de Jábaga después de casi 50 años estando cerrada. Los otros dos son la sección de La Hinojosa en la provincia y en la capital conquense, el  Centro Integrado de Formación Profesional .

De entre todas las preinscripciones recibidas, ¿van a ser muchos los alumnos qué van a estudiar en el centro elegido en primera opción?

Entre el 94 y 96% de los alumnos van a estudiar en el centro que habían pedido.  Este porcentaje, no obstante,  no es nuevo sino que viene a ser el mismo, más o menos, de unos años acá. Evidentemente las mayores demandas entre los alumnos se dan para aquellos centros educativos que corresponden con las zonas hacía donde precisamente ha crecido la ciudad.

Hemos hablado de alumnos y de centros pero...¿cómo está la ratio?

Las ratios no han cambiado, son las que establece nuestra normativa de comunidad autónoma finalizando este año con la bajada de Bachillerato, que era la que faltaba.  Además, este año que, por otra parte, se considera transitorio ya que  todavía no hemos salido al 100% de esta situación de pandemia, contaremos  con 22 docentes más sobre lo que había. Estamos hablando de 3.141 docentes en esta provincia. En el caso que empeorase  la situación los desdobles ya están previsto. Más aún el personal, debo añadir que, ya está nombrado.

Y el nivel de interinos. ¿Cómo está en la provincia? 

 La verdad es que nuestra comunidad siempre ha hecho una apuesta importante en los últimos años por reducir el porcentaje de interinidad que se establece a nivel nacional y  que está sobre un ocho por ciento. No obstante, nosotros no sólo ya estamos por debajo de ese porcentaje, sino que  seguimos sacando convocatorias de oferta de empleo público y, además,  muy ambiciosas. Para el próximo curso está prevista una oferta pública de 1.157 plazas. Dichas plazas se reparten entre maestros, inspección y catedráticos de Música y Artes Escénicas.

Tras las apuestas que ha habido, entre otros aspectos, por los comedores escolares y sus ayudas, por las aulas matinales, por los libros de texto y sus ayudas, por el transporte escolar  o por  los estudios de FP ¿cuál va a ser la próxima?

Se está haciendo una inversión importante en renovación de equipamientos de Formación Profesional con una inversión de más de un millón de euros en este año. Y ya a un futuro no muy lejano tenemos un reto muy ambicioso que es el de la transformación digital y la formación de los docentes en este sentido con la consiguiente inversión en equipamiento.  Hay previsión de llevar a cabo unas 1.800 acciones formativas este año. La formación vendrá vía el Centro Regional del Profesorado.