scorecardresearch

Crece el tránsito de turistas y peregrinos en la Ruta de la Lana

J. López
-

Villar de Domingo García tendrá en breve un pequeño albergue para pernoctar

Peregrinos del Camino de la Lana transitan por uno de los caminos señalizados. - Foto: asociación de amigos del camino de la lana

La Ruta de la Lana, que atraviesa la provincia de sur a norte hasta enlazar con el Camino de Santiago en Burgos, experimentó el pasado año un incremento en el número de peregrinos. Aunque la asociación en Cuenca certifica que unas 80 personas pernoctaron a lo largo del 2015 en el albergue de la capital conquense, otros durmieron en hostales o pensiones, pasaron por la capital en bicicleta o continuaron su camino hacia el norte.
Lo cierto es que las Ruta de la Lana es cada vez más conocida, sobre todo por peregrinos que desde el Levante deciden conectar  con el camino tradicional o francés. Desde Alicante, Albacete o Valencia, los peregrinos enlazan en Monteagudo de las Salinas para llegar a la capital y proseguir su viaje hacia Torralba, Albalate de las Nogueras, Villaconejos de Trabaque y abandonar la provincia por Albendea y hacia Guadalajara.
Dice Luis Cañas, vocal de la asociación Amigos del Camino de Santiago, que «por aquí pasan peregrinos nacionales y extranjeros, de 60 o 70 años, caminantes experimentados, que vienen al camino de la Lana para completar el álbum de  vías que han recorrido». Otros eligen este camino de forma natural, «porque quieren empezar en su casa, en vez de en Roncesvalles». 
Por los distintos albergues del camino han transitado gentes de 11 nacionalidades distintas (Australianos, japoneses, norteamericanos, escoceses, etc), apunta Cañas, que dice que cuando más se nota el flujo de peregrinos es «durante la primavera y el otoño».
El encargado del albergue de Cuenca recuerda que la filosofía de la asociación «es muy cristiana y de andar por casa. Queremos tratar a la gente como nos gustaría que nos tratasen a nosotros, cuando somos los que llevamos las mochilas a cuestas y vamos por otros sitios de España. Tratarles como son, como nuestros hermanos».
Además de preservar los indicadores y señales en los caminos, los miembros del colectivo se encargan de orientar a los peregrinos y tratar de mejorar los sitios de acogida a lo largo del camino.
 
Variante en la ruta. En esa tarea de procurar que los peregrinos puedan disponer de un lugar para pasar la noche, la asociación estudia desviar el itinerario ya que hasta la fecha se podía pernoctar en Bascuñana de San Pedro. La escasa población, la ausencia de servicios, provoca que los peregrinos decidan llegar hasta Torralba, con el consecuente aumento de kilómetros en esta etapa (más de 30). 
Por ello se planteará un pequeño desvío o variante para que los peregrinos que lleguen a Tondos se desvíen hacia Noheda y Sacendoncillo y pernoctar en Villar de Domingo García. 
«Hablamos con el alcalde y está por habilitar un pequeño albergue de peregrinos con cuatro plazas, dos literas y una ducha», indicó Cañas. 
El nuevo itinerario se daría a conocer en redes sociales y a través de paneles para que los peregrinos pudieran llegar al destino «sin problema» y al día siguiente emprender el viaje hasta Villaconejos de Trabaque, que también dispone de un albergue cómodo.
 
Ruta de Valencia. En febrero se reunirán en Requena con los representantes  de la Asociación del Camino del Santo Cáliz, que también quiere incluir un enlace de la Ruta de la Lana con Utiel y Requena y pasar a la provincia. «El camino ya está señalizado», apunta Cañas, que explica que «hay lugares de acogida y guías que se pueden descargar por Internet. Es una ruta jacobea más». Desde esta ruta ya han llegado en este año los primeros peregrinos a pie o en bici desde la región valenciana.
Cañas también recuerda que en la provincia conquense se encuentra el Camino de la Santa Cruz, que parte desde San Clemente, La Alberca de Záncara, Belmonte  y atraviesa Toledo para subir por Ávila, Zamora, Orense y acabar en Santiago de Compostela. Una ruta que la Asociación de Amigos del Camino de la Santa Cruz de San Clemente se encarga de darle la difusión y promoción que merece.
 
La Asociación del Camino de la Santa Cruz empieza a expedir credenciales oficiales. La Asociación de Amigos del Camino de Santiago y de la Santa Cruz, con sede en San Clemente, ha comenzado la labor de expedir las credenciales a los nuevos peregrinos que transiten por este camino de la provincia y quieran hacer el Camino de Santiago. La asociación recuerda que la credencial es la oficial de la Catedral de Santiago de Compostela, la única que es reconocida por la Oficina de Peregrinaciones de la Diócesis de Santiago. Para ello, los interesados pueden contactar con la asociación mediante correo electrónico (asociacion@caminodelasantacruz.es). La credencial del peregrino puede entregarse en Cuenca capital, San Clemente y en La Alberca de Záncara, a un precio de 1,5 euros. La asociación recomienda que la credencial se solicite con al menos 15 días de antelación.