Sufrimiento de equipo campeón

Agencias
-

El Real Madrid puede cantar el alirón este jueves frente al Villarreal

Sufrimiento de equipo campeón - Foto: Irina R. H. / AFP7 / Europa Pres

gencias / madrid
Ya está a punto de cantar el alirón. El Real Madrid mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el Barcelona con solo seis en juego por delante. El conjunto blanco firmó el pasado lunes un triunfo por la mínima ante un Granada que soñaba con poder alcanzar las plazas europeas, y sumó su noveno consecutivo y un pleno tras el parón por la pandemia, lo que permite tener a tiro el 34 título de liga de la historia del club al alcance de la mano. Supo sufrir, porque su rival, el Granada, el conjunto revelación de esta campaña, le hizo sudar. 
Los de Zinedine Zidane firmaron una primera parte perfecta, con dominio y contundencia para sentir el duelo sentenciado con los goles de Ferland Mendy y Karim Benzema, pero acabaron encerrados con Thibaut Courtois repitiendo protagonismo y Sergio Ramos salvando el empate bajo palos. 
Es la realidad que sufren todos los equipos en un final de temporada de locos, con partidos cada tres días que impiden a los equipos mantener un nivel alto durante todo el partido por el cansancio acumulado.
En un campeonato tan largo -38 jornadas- como LaLiga Santander hay partidos que se te atascan cuando menos te lo esperas. Incluso a pesar de que los tengas encarrilados y parezca que tienes ya los tres puntos en el bolsillo, como le pasó al Madrid cuando se vio 0-2 arriba en el minuto 16 contra el conjunto ‘nazarí’.
«Se ha conseguido la victoria pero hay cosas en las que no se pueden pecar», dijo un autocrítico Sergio Ramos tras la victoria. Por su parte, Zidane, que expresó, siendo poco habitual en él, la tensión de los 90 minutos al finalizar el encuentro con un grito de rabia, ponderó el sufrimiento de los suyos: «Para conseguir cosas buenas hay que sufrir y me quedo con el sufrimiento de los jugadores porque supimos aguantar como equipo». 
la cibeles, blindada. El club que preside Florentino Pérez pidió ayer a sus aficionados que no acudan a la Plaza de Cibeles, lugar de celebración de los títulos blancos, en caso de que mañana el equipo se proclame matemáticamente campeón de LaLiga Santander con una victoria ante el Villarreal en el Alfredo Di Stéfano, y confirmó que los jugadores no lo harán.
 El Ayuntamiento de Madrid blindará el entorno de la fuente de Cibeles y el Palacio de Telecomunicaciones con amplios perímetros y controles para evitar aglomeraciones dada la situación por la pandemia.