scorecardresearch

Mens sana in corpore sano

R.L.C.
-

Acabar con la rutina del sofá a través del deporte se ha convertido en toda una prioridad para mejorar la salud mental tras los primeros años de la pandemia.

Excursión a Priego de usuarios y técnicos de la asociación de familiares y personas con problemas de salud mental Nueva Luz, creada en Tarancón desde hace más de 20 años. - Foto: NUEVA LUZ

Infinidad de estudios demuestran que practicar deporte y actividades afines mejora la salud mental. Acabar con la rutina del sofá se ha convertido en toda una prioridad para buena parte de la población una vez pasada la etapa más dura de la pandemia. En el caso de las personas con problemas graves de salud mental, como es el caso de los usuarios de la asociación comarcal Nueva Luz de Tarancón, en marcha desde hace más de 20 años, la promoción de hábitos saludables se ha convertido en toda una imperiosa necesidad.

«Los estudios demuestran que la falta de productividad en el tiempo libre de personas con discapacidad o en tratamiento deriva en problemas y malos hábitos, como sobrepeso, algo que con la pandemia en nuestro colectivo se ha hecho más que evidente», comenta Raúl Cantarero, trabajador social de Nueva Luz, que tras el confinamiento y las restricciones a implementado la oferta de actividades dentro de su veterano programa de hábitos saludables. Desde este curso han empezado a acudir a la piscina, a gimnasios de la localidad, a realizar excursiones que compaginan cultura, ocio y tiempo libre,  deporte y senderismo.

Y aunque no es nada nuevo, sí que antes se apostaba mucho por organizar competiciones, de fútbol o pádel, entre otras, como convivencia entre entidades y de inclusión con otros colectivos, pero tras el paso atrás en socialización que han dado la mayoría de los usuarios, y la población en general, han tenido claro que toca readaptarse. 

«Dejaron de tener una rutina diaria, de venir a terapia, a los talleres ocupacionales y volvieron a enfrentarse a sus miedos, problemas de autoestima... Y ha habido que reorganizarse», apunta Cantarero, que pone en valor el efecto terapéutico de las actividades saludables, del deporte, para la salud mental de todos, especialmente de personas como los integrantes de Nueva Luz. Y como muestra está el auténtico boom que está habiendo de deportistas populares, de cualquier disciplina, afianzando el deporte como el aliado clave en la tan llamada vuelta a la normalidad, a nivel físico, pero también mental, lo que impacta en las relaciones familiares, sociales, en el rendimiento escolar y laboral, en todo: Mens sana in corpore sano

Así lo resalta el trabajador social de Nueva Luz, un taranconero implicado con el deporte, desde el año 2006 como presidente del Club de Atletismo Tarancón, que ha desarrollado su carrera profesional a la par que su gran pasión, y quizá ahora tiene más claro que nunca que salud mental y deporte deben ir unidas. De hecho, para otoño está preparando unas primeras jornadas, en torno al Día de la Salud Mental, de las que quiere hacer partícipes a deportistas, monitores, entrenadores y padres de niños y jóvenes. «Enseñar a canalizar las emociones en el deporte, la gestión del éxito y el fracaso, que hay personas que no practican por vergüenza, complejos y otros muchos motivos, será uno de los objetivos, pues las mil y una circunstancias que se viven en torno a la práctica deportiva están vinculadas a la mochila de cada uno», señala Cantarero, que precisamente última estos días la mochila para la que será la octava edición del Camino de Santiago organizado por Nueva Luz y el Plan Municipal de Drogas y Conductas Adictivas de Tarancón, con la colaboración de la Fundación La Caixa. Esta edición, al ampliarse el Año Xacobeo, por el camino inglés (Ferrol-Santiago de Compostela) participarán de nuevo 55 personas. En los siete años anteriores han participado en total 157 personas, 31 de ellas usuarios de Nueva Luz, 11 familiares, 9 profesionales y 9 voluntarios. «Todos personas, es un viaje de personas, sin etiquetas, para disfrutar de la experiencia», insiste el trabajador social, que a la vez resalta como este tipo de actividades, «salir de viaje tiene impacto, beneficios en cualquier persona, y sí, si nos centramos en el colectivo de salud mental se multiplica por mil». 

Ahora, con las vacaciones de verano, llega uno de los momentos más idóneos para aprovechar a cultivar el cuerpo y la mente, como hicieron desde Nueva Luz con la primera excursión de 2022 que realizaron recientemente al albergue de Tejadillos, para conocer a partir de allí tesoros de la Serranía de Cuenca como El Hosquillo, Lagunillos, el nacimiento del río Cuervo, las Chorreras de los Molinos junto a Tragacete, Las Majadas o Priego.