scorecardresearch

La libertad y revolución de ser 'rebelde'

EFE
-

Netflix estrena el próximo 5 de enero una versión completamente renovada de la telenovela 2004 en la que un grupo de jóvenes tratará de buscar su lugar en el mundo de la música

Los protagonistas de la producción, en la imagen de presentación.

«Ser rebelde es ser libre», asegura la actriz mexicana Lizeth Selene, quien forma parte de la nueva serie Rebelde, una versión completamente renovada de la telenovela homónima del 2004. «Yo creo que ser rebelde es ser libre, a la gente le asusta mucho que seas libre, dicen: 'es demasiado rebelde'», ahonda la cantante nacida en el sureño estado de Guerrero.

Para su compañera de proyecto, la brasileña Giovanna Grigio, esta palabra la asocia más a la valentía de enfrentarse al mundo tal y como uno es. «Ser rebelde es tener el valor de ser uno mismo, con tantas cosas que impone la sociedad y las personas diciendo qué tenemos que hacer y cómo lo tenemos que hacer, para mí vivir con honestidad es un acto de rebeldía», expone la actriz de telenovelas como Chiquititas (2013) y asegura que desde que se atrevió a ser insubordinada, disfruta más la vida. «Toda la vida fui la buena chica, pero descubrí muchas cosas bonitas e interesantes de mí cuando empecé a ser más rebelde», añade.

Ambas se ponen en la piel de dos mujeres duras en Rebelde y, junto al resto de los protagonistas de esta nueva versión, dan vida a jóvenes incomprendidas que tratarán de buscar su lugar en el mundo de la música, pero principalmente en el programa de excelencia musical del Elite Way School, ahora EWS, del que forman parte como la nueva generación.

Una nueva oportunidad

Aunque la serie está ambientada en el universo de la versión mexicana del 2004, la reciente propuesta plantea nuevos caminos, personajes y horizontes al no tratarse de un remake de la popular telenovela. En la actual versión hay espacio para alabar la grandeza del grupo RBD, surgido del proyecto de la empresa Televisa, y el éxito de dicha banda es tomado como ejemplo por los nuevos alumnos que habitan el prestigioso colegio. «Fue bueno tener la libertad de crear gente que todavía no existía. Fue un gran honor, a nosotros nos gusta mucho Rebelde (la versión pasada) y justo por eso tenemos mucho respeto», asegura al respecto Grigio.

Selene es Andi, una joven seria que tiene conflictos con sus padres y una enamorada de la batería que llegará con ganas de mostrar todo su potencial. «Andi siente mucho y eso hace que de repente tenga un mal genio, pero es una buena amiga, es la baterista, no tiene una buena relación con sus padres y la música le ayuda a escaparse de esa realidad», cuenta Selene.

La mayoría de los chicos protagonistas no tienen una buena relación con sus familiares y gran parte de los conflictos que tienen con los adultos es su rechazo a las ganas que tienen sus hijos de convertirse en estrellas musicales.

Del personaje de Giovanna se sabe poco, el título de villana no le queda a la perfección, según describe la actriz y su difícil personalidad se irá revelando poco a poco. «Emilia es una persona compleja pero yo la comprendo. Es una alumna extranjera que estudia en México que tiene sus sueños y hace todo para cumplirlos, yo creo que por eso a veces no se preocupa por los sentimientos hacia los demás», relata.

Además, los nuevos protagonistas de la serie rememoran -en ocasiones- la historia personal o la personalidad de los personajes de Mía, Roberta, Diego, Lupita, Miguel y Giovanni, las figuras del fenómeno mundial RBD.

 

Tiempos modernos

Pese a ello, la trama busca conectar con nuevas generaciones al incluir diferentes temas de diversidad tanto cultural, con un elenco proveniente de países como Argentina, Brasil, México, Colombia y Estados Unidos, como de diversidad sexual, entre otras cosas.

Un ejemplo de ello es la historia de los personajes de Selene y Grigio. Andi, es una chica queer que comenzará una historia muy especial con Emilia, quien ha tenido novios influyentes en la escuela. Los espectadores «se van a poder identificar con nuestra historia, sí hay una lección hablando de gustos personales o miedos por ser tal cosa, pero hay una experiencia que la gente podrá ver en televisión e identificarse», asegura Selene.

La serie, que se estrenará por la plataforma Netflix el próximo 5 de enero, mantiene el tono un tanto inocente de la versión anterior, pero se moderniza con los temas y la narrativa visual.

Y el que esté separado de la versión anterior, del productor Pedro Damián, no quita que los fanáticos encontrarán en esta nueva historia vestigios del pasado y sorpresas sobre el resto del elenco que conforma la serie.

ARCHIVADO EN: Netflix, Música