scorecardresearch

Música tras las sombras

V.M.
-

El pianista conquense Mario Mora presenta su tercer trabajo discográfico, que firma junto al violonchelista Lorenzo Meseguer, con obras de Felix y Fanny Mendelssohn, Clara Schumann y Gustav Jenner

El pianista conquense Mario Mora. - Foto: M. Novak

El pianista conquense Mario Mora, de 32 años, acaba de publicar su tercer disco, en esta ocasión acompañado por el violonchelista murciano Lorenzo Meseguer, con quien lleva tocando más de una década desde que estudiaron juntos en Madrid y Londres. Tras comenzar su formación en el Conservatorio Profesional de Cuenca, Mora estudió en el Conservatorio Superior de Madrid y posteriormente en la Royal Academy of Music de Londres. En posesión de una treintena de galardones nacionales e internacionales, actualmente compagina su labor concertística y discográfica con la docencia en el Conservatorio Superior de Castilla-La Mancha, formando parte de su equipo directivo.

'Shadows' (Eudora Records) es fruto de muchos meses de trabajo junto a Lorenzo Meseguer, que también es profesor en el Conservatorio Superior de Música de Castilla y León, e incluye piezas camerísticas de primer nivel no muy conocidas por el gran público, no en vano corresponden a autores que, a excepción de Felix Mendelssohn, no han tenido el reconocimiento que merecen, caso de la propia hermana del compositor alemán, Fanny Mendelssohn, de Clara Schumann o del también compositor y director de orquesta germano, Gustav Jenner.

"El nombre del disco de alguna manera refleja que es un trabajo que busca escarbar en las sombras del repertorio del siglo XIX a través de obras bastante desconocidas, que estuvieron ocultas por otras más célebres, de alguna manera es un descubrimiento de un repertorio maravilloso que sorprenderá al oyente, porque es una música bellísima plena de romanticismo, aunque buena parte del mismo estaba sin grabar, todas ellas para violonchelo y piano", apuntaba el pianista a La Tribuna.

En cuanto a las características de las composiciones revela que se trata de "piezas muy dialogantes, es decir no son obras para violonchelo a las que acompaña un piano o a la inversa, sino que que son obras llenas de diálogos y de una forma de trabajar conjunta para que ambos instrumentos suenen como uno y participen al mismo nivel de la música".

Respecto a la presencia de estas compositoras, Mora opina que sobre todo pretenden reivindicar y sobre todo normalizar esa presencia femenina en la música, ""porque creemos que deben situarse al mismo nivel que los compositores y es la manera de darle sentido y que algún día pueda dejar de sorprendernos ver en incluido en un programa de concierto música de Clara Schumann o de Fanny Mendelssohn al lado de nombres que suenan mucho más".

"Hemos elegido a estas dos compositoras -añade- pero hay muchísimas más, aunque en este caso no me atrevo a poner por debajo de los apeellidos que ya todos conocemos, Mendelssohn y Schumann, así el que escuché el CD verá comó la Fantasía en G minor, el primer corte del disco, es una maravilla de principio a fin y el oyente la asociará al propio Felix Mendelssohn, del que también incluimos su Sonata número dos en D major, Op.58 mucho más conocida, pero que bebe bastante de Bach y Beethoven". Para finalizar el trabajo se incluye una pieza exquisita de Gustav Jenner, un descubrimiento de Lorenzo Meseguer durante su formación en el el Mozarteum de Salzburgo, donde se encontró con una Sonata en D major de este alumno de Johannes Brahms, "y descubrió que es una pieza maravillosa y totalmente desconocida, por lo que nos pusimos de lleno a trabajar en ella y hemos descubierto una auténticaa joya que jamás se escucha en un programa de concierto, de alguna forma le da unidad al conjunto".

Para la gira de presentación de este trabajo, que cuenta con el apoyo de la Fundación Henri Moerel y el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, ofrecerán varios conciertos por la geografía nacional, que comenzaron el pasado día 6 en Burgos y el día 9 en Madrid y continuarán el martes, 17, en Salamanca, el día 23 en Murcia y el día 24 en la Casa de Cultura José Saramago de Albacete. En este sentido, preguntado por si tienen previsto tocar en la capital conquense, Mario Mora reconocía que pese ha haberse ofrecido para actuar en el Teatro Auditorio de Cuenca por diversas vías no ha recibido respuesta alguna, algo que lamenta porque reconoce que le gustaría mucho presentarlo en su ciudad natal: "Creo que para la propia ciudad y para los conquenses es muy positivo que artista que salimos de allí y hemos llevado el nombre de Cuenca por muchísimos países tengamos la oportunidad de presentar nuestros trabajos, sinceramente lo lamento también por los propios ciudadanos".