scorecardresearch

Expira el contrato de cuatro centrales hidroeléctricas

Jonatan López
-

La compañía Navarro Generación pone a la venta las concesiones y sus centrales de carburo de silicio

Expira el contrato de cuatro centrales hidroeléctricas

Cuatro de las 21 concesiones hidroeléctricas que existen en la provincia ya han caducado, dos lo harán dentro de una década y la concesión para explotar el resto finalizará entre 2057 y 2067. Así se desprende de la documentación que el Gobierno de España facilitó esta semana pasada a preguntas del senador de Compromís, Carles Mulet, quien considera que es el momento para impulsar una empresa pública de energía. De las 21 concesiones, 13 se ubican en distintos puntos de los cursos altos del río Júcar y otras ocho lo hacen en afluentes del río Tajo. La potencia que generan las centrales de ambas cuencas asciende a 208,7 megavatios (MW). 

Las cuatro centrales cuya concesión ya ha expirado pertenecen a la empresa Navarro Generación S.A., ubicada en Puente de Vadillos que, precisamente, anunció el pasado martes que pone a la venta las hidroeléctricas de Molino de Chincha; La Herrería de Santa Cristina; Los Tilos, en el Estrecho de Beteta; y Vadillos, así como las dos fábricas de carburo de silicio que posee. De hecho, varios medios de comunicación nacionales se hicieron eco de la venta e indicaron que Endesa se posiciona como posible adjudicataria. 

No obstante, la compañía centenaria que dirige Julián Navarro no se desprendería de la central Los Toriles, en el termino municipal de Alcantud y sobre el río Guadiela, que tiene una concesión hasta el 1 de enero de 2061.

Cuencas de Júcar y Tajo. La mayoría de las centrales de la demarcación hidrográfica del Júcar expirarán su contrato en 2061. Ello se debe a que las concesiones de explotación que ya existían antes de 1985 fueron automáticamente prorrogadas por la Ley de Aguas de eso año y se otorgó de nuevo la adjudicación por un periodo de 75 años adicionales. No obstante, la cesión de estos derechos varía en función de las centrales y de la potencia máxima instalada. 

Por ejemplo, la central de Alarcón está gestionada por Ciener SAU, tiene una potencia máxima de 16 MW y su explotación expira el 24 de julio de 2067. Iberdrola cuenta con hasta cinco centrales, situadas a lo largo del curso principal del Júcar. Concretamente, El Batanejo (Casas de Benítez), El Castellar (Mota de Altarejos), El Picazo, Lucas de Urquijo (Enguídanos) y Contreras II (junto al embalse). Sus concesiones expiran en 2061, salvo El Picazo y Contreras II que concluye el 19 de octubre de 2030 y el 19 de mayo de 2051 respectivamente. 

La empresa Herederos de Días Cordovés, afincada en Mariana, cuenta con dos explotaciones que se localizan en Las Grajas y El Batán, a pocos kilómetros de la capital conquense. Las explotaciones también acaban en 2061. 

Barbo Energías Renovables tiene dos centrales en Los Nuevos (El Picazo) y en la pedanía de La Losa (Casas de Benítez), cuyo aprovechamiento expira en 2061. 

Hidroeléctrica La Torre, por su parte, mantiene la central del mismo nombre, que tiene una concesión hasta 2061, y Naturgy Generación cuenta con las centrales de La Toba y Villalba del Júcar, con una potencia conjunta de 11,1 MW y un plazo hasta 2061.

Además de las cinco centrales que gestiona por el momento Navarro Generación, en la cuenca del Tajo se mantienen otras tres concesiones. La central de Buendía, con una potencia de 55,2 MW –la mayor que existe en el conjunto de la provincia–, estará operada por Naturgy Generación hasta al menos el 1 de julio de 2030. 

En el Estrecho de Priego se encuentra la conocida como Molino del Conde, gestionada por Hidroeléctrica del Escabas SLU, que tiene una potencia de 0,2 MW y acaba su concesión en 2057. Por último, según los datos facilitados a Compromís, la central del Solán de Cabras expira su contrato en 2061 y el titular es un particular cuyo nombre no se proporciona.