scorecardresearch

Ya es hora de pasar página

Manu Reina
-

El escritor Juan Eslava Galán encandila al público con un emotivo y cercano pregón para dar el pistoletazo de salida a la la Feria del Libro 'Cuenca Lee', que acoge la Plaza de España con una veintena de expositores y muchas novedades

Ya es hora de pasar página

Llegó el momento más esperado y deseado por los amantes de la lectura. Y es que ayer tuvo lugar en la Plaza de España el pistoletazo de salida a la Feria del Libro Cuenca Lee con un emotivo pregón que, pese a la previsión de lluvias y a una breve amenaza con pequeñas gotas, pudo celebrarse por todo lo alto. Juan Eslava Galán rememoró su historia con los libros y deleitó a los presentes con anécdotas e historias. El escritor, de reconocido prestigio y con una dilatada trayectoria, puso en relieve la importancia de la lectura y de la creación literaria. El acto comenzó con un respetuoso minuto de silencio en memoria de la mujer asesinada por violencia de género en Tarancón. 

En el pregón estuvieron presentes el alcalde, Darío Dolz, acompañado por el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana; la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Mari Luz Fernández; el concejal de Cultura, Miguel Ángel Valero; la diputada de Cultura, Fátima García; el cronista oficial de Cuenca, Miguel Romero; el vicerrector de la Universidad de Castilla-La Mancha, César Sánchez; además de concejales y diputados, representantes de instituciones y unas decenas de lectores que no quisieron perder el acto inaugural de la Feria del Libro Cuenca Lee, que está organizada por el Ayuntamiento, Diputación y la Junta.

Este evento, que se prolongará hasta el domingo, cuenta con un programa que aglutina más de 90 actividades entre las que se incluyen presentaciones, firmas de libros y encuentros de unos 40 escritores y escritoras de reconocido renombre como, Manuel Vilas, María Oruña, Carlos del Amor o Eloy Moreno, además del pregonero Juan Eslava Galán. Pero también autores conquenses que participarán tanto en el Foro de Nueva Creación Soco Cordente, como en las distintas actividades organizadas con motivo de este gran evento. El epicentro de Cuenca Lee es el mismo que el año pasado, la Plaza de España. Es aquí donde se encuentran ya una veintena de stands. También hay un espacio para la organización de talleres infantiles donde participarán los niños de los colegios y un escenario donde se llevarán a cabo actuaciones de cuentacuentos, teatro, música y títeres. 

Expectativas. El sector del libro esperaba con gran entusiasmo la llegada de esta festividad que acaparará la atención durante toda la semana. Los libreros Julián Saiz, Raúl Collados y Francisco José Heras pronostican que llegan «días muy buenos con unas expectativas muy buenas» y confían en que los conquenses «vengan para ver una infinidad de libros». Heras reconoce que el lector se decanta estos momentos por «los libros de género negro e histórico». Aunque también hay «un interés muy importante por la lectura infantil», subraya Collados. 

Por su parte, Saiz celebra la puesta en marcha de esta iniciativa y reza para que «no nos fastidie la lluvia porque queremos sacar los libros a la calle». No sólo hay libros editados con editorial, sino también muchos autoeditados. «Existe un nivel exquisito», exclama la presidenta de la Asociación Literaria Independiente Calambur, Marisa Mestre. Tras meses complicados, con la pandemia de por medio, los libros respiran de nuevo y esperan, con entusiasmo y mucha ilusión, recibir a centenares de personas durante los próximos días. Y es que, sin duda, tras la pandemia ya es la hora de pasar página.