scorecardresearch

ANPE busca un «acuerdo global» para revertir los recortes

Redacción
-

El sindicato valora el «esfuerzo de última hora» de Educación en relación a las itinerancias, «primordial» en esta provincia, pero solo aprobaría a la Administración si consigue «implementar una serie de medidas».

ANPE busca un «acuerdo global» para revertir los recortes - Foto: Reyes Martínez

Los exámenes finales ponen el broche al curso escolar. Los alumnos, sobre todo aquellos que hayan obtenido buenas calificaciones, enfilan el verano cargados de optimismo y con la alegría que da saber que no hay que volver al aula hasta dentro de tres meses. Menos tiempo y con el ánimo de cargar las pilas para el próximo curso aguardan los docentes la temporada estival, aunque nadie mejor que ellos sabe que junio es tiempo de evaluaciones. El sindicato ANPE, mayoritario en el ámbito de la educación pública, hace balance de estos nueve meses de curso marcados por el fin de la pandemia y el punto de inflexión que supuso el adiós definitivo a la mascarilla.

El colectivo destaca en una nota de prensa que «nos encontramos en un momento clave» en tanto y cuanto se han relegado asuntos importantes «para la reversión de los recortes» a un segundo plano para responder, porque la urgencia así lo pedía, al COVID. En este sentido, «es el momento de recuperar la voluntad de alcanzar acuerdos», pues «han sido muchos los calendarios de negociación que se han presentado en Mesa Sectorial y que desgraciadamente se han incumplido año tras año». Por esa razón, ANPE, que se anima a poner nota a los encargados de regir las riendas de la Educación en la región, recalca que ésta será de un suspenso «si no implementan medidas para el próximo curso que afecten a todos los centros educativos».

Así, defienden como «necesario» mantener «en todo momento y en cualquier circunstancia» la predisposición al diálogo y el consenso, y para ello piden que se cuente con «la experiencia, la participación y la implicación» de los profesionales de la educación. Abogan de esta forma por un «acuerdo global» que «invierta» en el futuro y que tenga varías líneas prioritarias, como la reducción del «sobrecargado» horario lectivo del profesorado, la disminución del número de alumnos por aula, el aumento del profesorado en las plantillas, la reducción de la carga burocrática de los docentes o la recuperación del profesorado de apoyo de Educación Infantil.

ANPE también pide que se recupere el acuerdo con el Ministerio relativo al cobro del verano para los interinos con cinco meses y medio trabajados durante el curso escolar, «agravio que se hace más latente» con la Ley de Estabilización. El acuerdo también persigue un «reconocimiento social, económico y administrativo a la labor docente», así como medidas de inclusión y una regulación de la compatibilidad en detrimento del empleo precario. ANPE insiste, por otro lado, en que el cuidado de los menores enfermos es un «deber inexcusable» de los padres, y pide al Gobierno regional que regule expresamente este supuesto, así como la elaboración de un protocolo de inclemencias meteorológicas y un plan de adecuación de infraestructuras para hacer frente a fenómenos adversos como las olas de calor o las tormentas de nieve de gran magnitud.

Acuerdo de itinerancias. No todo es negativo. ANPE destaca el «esfuerzo de última hora» por parte de la Consejería al presentar el Acuerdo de Itinerancias, que supone un «avance muy importante» para el profesorado del ámbito rural, capital en una provincia como ésta, donde de 64 centros de Primaria, 25 son colegios rurales agrupados (CRA). Fruto de este acuerdo se beneficiarán cerca de 220 docentes en Cuenca, «que por fin verán compensar los gastos derivados de poner sus vehículos particulares al servicio de la administración y no solo recuperar, sino mejorar las condiciones laborales y salariales perdidas». Este logro –subraya el sindicato– «solo es el primer paso en la reversión de todos los recortes mantenidos desde 2012».

Obras pendientes. Hay otro apartado que preocupa a ANPE, y es que se aprovechen «al máximo» estos meses estivales para que se terminen todas las obras pendientes en los diferentes centros de la provincia y de la capital con el objetivo de que cuando se inicie el curso todo esté «acabado y listo para su uso». El sindicato mayoritario de docentes insta de esta forma tanto a la delegación como a la consejería, «sobre todo» en lo que tiene que ver con la «faraónica» obra del colector que se encuentra al lado del CEIP Fray Luis de León, «para que el mayor peso de la misma se realice en verano, dejando lo menos molesto para el inicio del curso académico».