Maduro rechaza el "miserable" intento de injerencia de EEUU

Agencias
-

El chavismo tilda de "adefesio" el plan para una transición presentado por Trump, mientras que Guaidó muestra su "total disposición" y pide a la comunidad internacional que lo avale

Maduro rechaza el "miserable" intento de injerencia de EEUU - Foto: MIRAFLORES PRESS HANDOUT

La propuesta presentada el pasado martes desde Estados Unidos para avanzar en una «transición» en Venezuela que derive en unas elecciones «justas y libres» y en la que no participen ni el jefe del Ejecutivo, Nicolás Maduro, ni el reconocido como «presidente encargado» desde Washington, Juan Guaidó, fue recibida de manera dispar por las partes enfrentadas en la nación caribeña. Así, mientras desde el chavismo se rechazó un «adefesio de acuerdo para la instalación de un supuesto Gobierno de transición» que sería «inconstitucional», el líder opositor consideró que la idea es «la mejor opción para evitar una catástrofe humanitaria», por lo que instó a la comunidad internacional a apoyar este proyecto. 
Maduro consideró «miserable» que EEUU trate de «sacar ventajas geopolíticas en medio de la más pavorosa pandemia mundial», al tiempo que reiteró su llamamiento a la Casa Blanca para que retire las sanciones, que «piden en la práctica que Venezuela pueda adquirir material humanitario».
«Ni las amenazas, ni las estrategias extorsivas, ni la pretensión de imponer falsos acuerdos, lograrán distraer la atención y las energías del presidente, Nicolás Maduro, (...) en la protección del pueblo de Venezuela en momentos tan difíciles para la Humanidad. Venezuela se mantendrá incólume ante cualquier agresión», apuntó, por su lado, el Ministerio de Exteriores.
Guaidó, por su parte hizo un llamamiento «a toda la comunidad internacional para sumar esfuerzos de manera urgente en la consolidación de un Gobierno de emergencia nacional para impedir una catástrofe humanitaria». Así, mostró su «total disposición» y valoró que EEUU haya «planteado la serie de pasos y condiciones que los jerarcas de la dictadura deben cumplir para lograr el levantamiento de las sanciones que han ocasionado su comportamiento criminal».
La Organización de Estados Americanos (OEA) consideró que «el plan presentado constituye una propuesta válida para un camino hacia el «fin de la dictadura», mientras la UE anunció que lo estudiará.