scorecardresearch

La provincia alcanza la mayor tasa de incidencia regional

V.M.
-

El número de casos por cada 100.000 habitantes se dispara hasta los 2.053,65, un 23% más que durante la última semana del pasado año

Un enfermo de Covid-19 es atendido por el equipo médico en el Hospital de Cuenca. - Foto: Reyes Martínez

El avance incesante de la sexta ola de la pandemia del Covid-19 sitúa a la provincia de Cuenca con la mayor tasa de incidencia de la región durante la primera semana del año, ya que según los datos facilitados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, el índice por cada 100.000 habitantes supera los 2.000 (concretamente 2.053,65), por encima de la segunda provincia más afectada, Guadalajara con 1.978,66, y de la media autonómica, situada en 1.653 casos por cada 100.000 habitantes.

Si la incidencia se incrementa en la provincia conquense un 23% respecto a la última semana del pasado 2021, el número de casos totales no queda atrás, ya que del 3 al 9 de enero se registraron 4.028, lo que supone 770 más que la semana anterior (una subida del 23,6 por ciento).

El repunte de casos en plena sexta ola de la pandemia del Covid-19 en la última semana del pasado año situaba a Cuenca como la provincia con la evolución más favorable a nivel regional, pero el arranque del actual 2022 sitúa a la provincia en niveles de casos e incidencia muy preocupantes, de hecho en Castilla-La Mancha ese incremento fue más moderado, pasando de 33.229 casos a 33.799 en ese mismo período.

Esos cifras tan negativas son muy evidentes si observamos el número de municipios conquenses afectados por casos positivos de coronavirus, que, según los datos facilitados por el Sescam, ascienden a 172, 15 más que en la semana 52 de 2021. De esta forma más del 72% de las localidades de la provincia registran contagios, la mayoría en riesgo muy alto de propagación, base citar Tébar, con 51.851 casos por cada 100.000 habitantes o Talayuelas, con 45.348, donde buena parte del censo está contagiado. Cabe destacar que tanto la capital como Tarancón, los dos municipios más poblados de la provincia, permanecen también en riesgo muy alto de propagación, con unas tasas de incidencia parecidas, en el caso de Cuenca es de 2.440 casos por cada 100.000 habitantes y en Tarancón de 2.515.