Bolaños acata con "impotencia" la prórroga del confinamiento

A.Criado
-

Los vecinos de Bolaños de Calatrava acatan con "impotencia y resignación" la prórroga del confinamiento y el endurecimiento de las medidas restrictivas para frenar los contagios de coronavirus y critican los "actos irresponsables" de algunas personas

Bolaños acata con "impotencia" la prórroga del confinamiento - Foto: Rueda Villaverde

Los vecinos de Bolaños de Calatrava han recibido con «resignación e impotencia» la ampliación del periodo de confinamiento y el endurecimiento de las medidas restrictivas para frenar los contagios de coronavirus, pero también con «indignación» por los «actos irresponsables» de algunas personas. La Delegación Provincial de Sanidad confirmó 19 positivos por COVID-19 más en este jueves, con lo que los casos acumulados llegan ya a los 651. «Es un fastidio, pero hay que reconocer que son muchos casos y entre todos tenemos que conseguir revertir esta situación poco a poco», afirma el alcalde bolañego, el popular Miguel Ángel Valverde, que se aferra a un dato para la esperanza: «El número de altas es ya mayor al de positivos». La estimación de Sanidad es que el número aproximado de altas tras haber cumplido el periodo de cuarentena supera ya las 200 personas, con lo que el número de casos que se pueden considerar activos sería de 439 en una población de casi 12.000 habitantes. Hay 18 personas hospitalizadas y se han producido cuatro fallecimientos, según precisa en su cuenta de Facebook el Consistorio. Valverde reconoce que la Guardia Civil ha interpuesto ya «algunas denuncias», pero hace hincapié en que la «inmensa mayoría» de los vecinos de Bolaños de Calatrava, «una localidad con un movimiento social y económico muy importante», está cumpliendo «a rajatabla» con las medidas extraordinarias establecidas. Se muestra convencido de que los principales focos de contagio se encuentran en las reuniones familiares y de amigos, por lo que apela a la «responsabilidad individual» para reducir al máximo estos encuentros, limitándolos al ámbito de la convivencia habitual. El regidor lamenta que los establecimientos hosteleros y los comercios hayan tenido que volver a echar el cierre con el nuevo paquete de medidas de confinamiento. A su juicio, gracias a las medidas adoptadas en los últimos meses, son locales «seguros». «Aceptamos las medidas impuestas, pero vuelven a castigar mucho a la hostelería y al comercio al por menor», insiste Valverde para precisar que ha solicitado a Sanidad una aclaración de la resolución en lo relativo a negocios como peluquerías, talleres, gestorías y clínicas dentales, entre otros.

«Un palo muy duro». Para el presidente de la Asociación Bolañega de Empresarios y Autónomos (ABEA), Daniel Reyes, la ampliación de dos semanas del confinamiento y el incremento de medidas restrictivas es «un palo muy duro, especialmente para el comercio textil y la hostelería, porque hemos ido para atrás totalmente y el tejido empresarial va a sufrir mucho». «Hay empresarios que acaban de sacar a trabajadores del ERTE y que han hecho muchas inversiones para adecuar los establecimientos a las normas sanitarias y ahora no valen para nada», apostilla. Reyes sostiene que Bolaños de Calatrava «está sufriendo un castigo que no merecen ni sus vecinos ni sus empresas». Habla de «discriminación e injusticia», pero subraya que saldrán adelante porque son «un pueblo fuerte y luchador». En este sentido, el presidente de ABEA agradece el apoyo recibido por parte del Ayuntamiento, que ha aprobado más de una decena de propuestas de la patronal, que supondrán un ahorro medio de entre 150 y 190 euros para los comercios y de más de 300 euros para los hosteleros entre ayudas, bonificaciones y exenciones de tasas e impuestos. David del Fresno, propietario del Bar Tito, ubicado en una plaza de España prácticamente desierta en la tarde de este jueves, está aprovechando estos días de parón para hacer limpieza en su establecimiento. Afirma, con ironía, que le gusta tomarse alguna semana de vacaciones, pero que «casi cinco meses este año está siendo ya demasiado. Por cuatro imprudentes que no respetan nada, al final pagamos todos», añade con más seriedad. José Vicente de Toro y Ana Belén Díaz, que se dirigían a una reunión en la iglesia para ultimar los detalles de la comunión de uno de sus hijos (el aforo se ha reducido al máximo), también criticaron las «irresponsabilidades» que están cometiendo algunos vecinos. Tal es así que, por ejemplo, la Guardia Civil ha tenido adelantar el control de acceso a la localidad por la carretera de Manzanares hasta la rotonda, ya que hay personas que intentan saltarse el confinamiento por los caminos rurales. La Policía Local también está patrullando las calles para comprobar que se están cumpliendo las medidas adoptadas y resolver las dudas que puedan tener los vecinos.

Más fotos:

- Foto: Rueda Villaverde
- Foto: Rueda Villaverde