Tierraseca no ve el trasvase cero y opta por algo intermedio

EP
-

Sobre trasvasar agua a Las Tablas de Daimiel, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha prefiere un plan integral de recuperación y no «soluciones puntuales»

Francisco Tierraseca aboga por trabajar en la dirección de que «los distintos territorios sean autosuficientes». - Foto: Víctor Ballesteros

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, se refirió al trasvase Tajo-Segura para afirmar que, «entre las posturas maximalistas» defendidas en Murcia y Comunidad Valenciana sobre su continuidad o la alternativa de «trasvase cero» propugnada en Castilla-La Mancha, hay que buscar «soluciones intermedias», si bien abogó por trabajar en la dirección de que «los distintos territorios sean autosuficientes» para «poder dar satisfacción a todas las necesidades» sin olvidar que este recurso «va a ser cada vez menor». «Hay que ir tendiendo a que cada territorio se pueda autoabastecer».
Así lo aseguró en una entrevista con Europa Press, donde consideró que desde que gobierna Pedro Sánchez «ha habido cambios fundamentales», sobre todo gracias a la gestión de la ahora vicepresidenta de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ya realizó un «planteamiento de futuro» de «apuesta por diversificar» la forma de conseguir agua incentivando el funcionamiento de las desaladoras del Levante para «duplicar» su capacidad de conseguir este recurso. Una vez se consiga este objetivo se podría hablar de «un nuevo escenario de reducción de la necesidad de trasvasar agua».
En este punto, Tierraseca pidió «no cerrar los ojos ni estar impasibles ante lo que significa el cambio climático con respecto al recurso del agua», ya que «todas las cuencas de España van a sufrir modificaciones por la reducción de lluvias y aportaciones a todas ellas». Además, hay que adaptar el plan de cuenca del Tajo «a las sentencias que obligan a cumplir con caudales ecológicos mínimos».
A juicio del delegado castellano-manchego, hoy existe «un nuevo escenario de adaptación al que el Gobierno de España no es ajeno», ante el que hizo un llamamiento a «la participación activa en la confección de nuevos planes de cuenca».
Ahora toca «saber repartir el recurso del agua» priorizando el consumo humano, pero anteponiendo el mantenimiento de los caudales ecológicos a la cesión de agua para regadío.


DE MOMENTO NO HABRÁ TRASVASE PARA LAS TABLAS. Tierraseca también se pronunció al respecto de la petición de trasvasar agua desde la cabecera del Tajo hacia Las Tablas de Daimiel -que mantienen apenas un 5% de su superficie encharcada-, ante lo que consideró que «no se soluciona nada» con una acción «esporádica o puntual» como podría ser esta cesión de agua. Así, incidió en que la intención del Gobierno es elaborar «un plan estratégico de mantenimiento de los humedales a nivel nacional».